El rey Felipe VI, junto a la reina Letizia este miércoles en el Congreso.

El rey Felipe VI, junto a la reina Letizia este miércoles en el Congreso. Chema Moya / EFE

Política 40 años de las Cortes constituyentes

Felipe VI advierte a los independentistas de que "fuera de la ley" sólo hay la "negación de la libertad"

En un discurso plagado de referencias al desafío soberanista catalán, el rey defiende la unidad de España y la convivencia de todos los españoles reconociendo y protegiendo la diversidad de sus nacionalidades y regiones.

Noticias relacionadas

Felipe VI ha advertido de que ningún camino que emprenda la democracia española puede conducir a la ruptura de la convivencia y al desconocimiento de los derechos democráticos de todos los españoles. En su discurso ante el Congreso plagado de alusiones al desafío soberanista en Cataluña, aunque sin citarlo expresamente, el rey ha asegurado que el respeto a la ley "no es una amenaza para los ciudadanos, sino una defensa de sus derechos".

Discurso Felipe VI en los 40 años de democracia

"Fuera de la ley, nos enseña la historia, solo hay arbitrariedad, imposición, inseguridad y, en último extremo, la negación misma de la libertad", ha dicho el monarca.

El rey ha realizado un discurso salpicado de citas históricas para homenajear a los diputados y senadores de las Cortes constituyentes de 1977. Las referencias a Cataluña y los retos que afronta el país a medio plazo han estado presentes durante toda su intervención. Felipe VI ha sido recibido por una larga ovación del hemiciclo puesto en pie y algunos vivas a la monarquía, la democracia y España. Entre los asistentes al acto estaban los ex presidentes José María Aznar y Felipe González. Los diputados de Unidos Podemos no han aplaudido. Algunos de ellos llevaban claveles rojos en homenaje a los luchadores antifranquistas y camisetas con la imagen de Rafael Alberti y Dolores Ibarruri, la Pasionaria, con el lema "El hilo rojo de la democracia".

Rey Juan Carlos

Felipe VI ha empezado su discurso citando a su padre el rey emérito Juan Carlos I, gran ausente del acto. "A él (Juan Carlos), junto a toda aquella generación que abrió el camino de nuestra democracia, quiero ofrecerles hoy y aquí el testimonio más profundo de nuestra gratitud, homenaje y admiración", ha dicho. Poco antes, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha asegurado en la apertura del acto que el nombre de el rey Juan Carlos "no podrá desligarse de la palabra democracia". Pastor ha citado varios nombres, incluida la Pasionaria.

El rey ha puesto especial énfasis en la defensa de la unidad de España y todo lo logrado en estos 40 años. Y ha recordado, sin citar a Cataluña pero aludiendo al proceso separatista, que la mayor garantía de convivencia es la defensa de la ley. "La convivencia tiene su mayor garantía y su mejor protección en las normas que la amparan, porque el respeto a esas normas, en democracia, no es una amenaza o una advertencia para los ciudadanos, sino una defensa de sus derechos", ha señalado.

Felipe VI ha explicado que desde las Cortes de Cádiz de 1812, España vivió períodos de "falta de reconocimiento, comprensión y respeto a las ideas" que tuvieron como consecuencia la "ruptura del orden constitucional vigente en cada momento". Felipe VI ha citado a Emilio Castelar y Cánovas del Castillo para asegurar que el menosprecio a las leyes conduce a la decadencia. 

El monarca ha puesto en valor la unión de varias generaciones de españoles, del interior y del exilio, que construyeron un Estado de Derecho contra viento y marea en 1977 convencidos de que la Guerra Civil y la dictadura eran "una inmensa tragedia sobre la que no cabía fundar el porvenir de España".

Tres decisiones

Para el rey, el pueblo español tomó tres decisiones hace 40 años con las que decidió caminar unido en una misma dirección: "El gran proyecto de reconciliación nacional, la arquitectura constitucional y el reconocimiento de la unidad nacional asumiendo la diversidad territorial de España con orgullo y coherencia".

"La Constitución de 1978 proclamó su voluntad de proteger a todos los pueblos de España en el ejercicio de sus culturas y tradiciones, de sus lenguas y de sus instituciones; y reconoció el autogobierno de las nacionalidades y regiones, que son también patrimonio de todos los españoles", ha asegurado.

El rey, que también ha homenajeado a las víctimas del terrorismo, ha reconocido que en este período ha habido "errores y equivocaciones, luces y sombras" que deben corregirse, pero ha pedido "ser conscientes de lo que disfrutamos y que pertenece a todos los españoles por igual".

"Todo lo que hoy disfrutamos -y que pertenece a todos los españoles por igual-, no nos ha venido dado sino que es el resultado del sacrificio y esfuerzo del pueblo español... de millones de españoles", ha dicho. "Y constituye un extraordinario patrimonio moral y material que no debemos silenciar ni ignorar, que no podemos dividir y no podemos destruir".