Mariano Rajoy, entre Ignacio González y Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo.

Mariano Rajoy, entre Ignacio González y Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. EFE

Política IGNACIO GONZÁLEZ

Los seis terremotos que la operación Lezo provoca en la política española

La moción de censura planea sobre Cifuentes y la dimisión sobre Aguirre. Pero también afecta a PSOE y Cs.

Noticias relacionadas

Mucho más que un caso aislado, o que otro "garbanzo negro" dentro del PP, se trata de un "potaje de judías pintas", en palabras de Rafael Mayoral, miembro de la dirección de Podemos. La detención del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González es mucho más que un plato de mal gusto para el PP y los ciudadanos hartos de que, cada poco tiempo, estalle un nuevo caso de supuesta corrupción. 

Su detención por delitos como organización criminal, malversación de caudales públicos, prevaricación, cohecho, fraude a la Administración y blanqueo de capitales, junto con la de una decena de personas, trasciende mucho su propia responsabilidad y ha impactado en la vida de todos los partidos políticos y de algunas instituciones. 

1. El Gobierno de Madrid, en juego

El cargo de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pende de un hilo. Nada más conocerse las detenciones y el alcance del caso, PSOE y Podemos comenzaron los preparativos para presentar una moción de censura al Ejecutivo del PP, que gobierna en minoría y gracias al apoyo de Ciudadanos, que le da una ajustadísima mayoría de un diputado sobre la izquierda. 

Pablo Iglesias encabezó los esfuerzos. En la Comunidad de Madrid puede haber una "mayoría parlamentaria alternativa" y en Podemos están "dispuestos a estudiar esa opción", dijo. "Sería sensato que Ciudadanos construyera la posibilidad", según él.  "El PSOE está en disposición de ser responsable y de asumir sus responsabilidades si le tocan. Pero nosotros no somos los que tenemos esa llave", recordó Mercedes Gallizo, diputada socialista en la Asamblea de Madrid. La tiene Ciudadanos. 

La aritmética en la Comunidad de Madrid es muy ajustada. La mayoría absoluta se sitúa en 65 escaños, justo los que suman el PP, con 48, y Ciudadanos, con 17. La suma de PSOE (37) y Podemos (27) se quedó en las últimas elecciones regionales a tan solo un escaño de esa cifra mágica. Cifuentes, por su conocimiento de los casos y por el papel que ha jugado en el PP de Madrid durante décadas, debe irse, según la oposición.

2. ¿El fin de Esperanza Aguirre?

¿Será Esperanza Aguirre la siguiente en caer? González fue el vicepresidente y hombre de confianza de la actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, junto con Francisco Granados, en la cárcel desde octubre de 2014. Ella es, para la oposición, la punta del iceberg de corrupción que durante más de una década ha recorrido el PP, a la vista de los numerosos sumarios judiciales.

La 'Operación Lezo', a través de la mirada del dibujante Guillermo.

La 'Operación Lezo', a través de la mirada del dibujante Guillermo. Guillermo

Pero no sólo en la oposición ven la oportunidad perfecta para acabar con una de las bestias negras de la izquierda y una política que sigue gozando de una gran popularidad. Desde el propio Partido Popular, los enemigos de la predecesora de González en la presidencia autonómica han comenzado a difundir el rumor de que va a dimitir, sacando de sus casillas al equipo de Aguirre. Por ver está que el escándalo le salpique directamente o la presión sea tan grande que la obliguen a asumir responsabilidades políticas. Pase lo que pase, Aguirre tiene más difícil que nunca repetir como candidata a la alcaldía de Madrid en un partido cuyas élites, dirigidas desde Moncloa, están deseando deshacerse de ella. 

3. Una trama (delicada) para Podemos

Podemos modificó este miércoles el recorrido de su Tramabús, el vehículo con el que quiere visitar los escenarios de la corrupción y la connivencia entre el poder político y económico en España. Pasó por el Canal de Isabel II, el lugar de los hechos, y acabó en la Asamblea de Madrid, donde Ignacio González respondía desafiante a las críticas por la corrupción. 

Además de descubrir a González como personaje de esa trama, cuyo rostro incorpora el bus a partir de este jueves, Podemos tuvo que asistir a la imputación, o condición de investigados, de Francisco Marhuenda, director de La Razón, y Mauricio Casals, presidente de la empresa y hombre fuerte de Atresmedia.

El grupo mediático nunca ha sido blanco de las críticas de Podemos, cuya progresión como partido sería inexplicable sin La Sexta como altavoz, más allá de referencias generales a la concentración de los medios. El partido de Pablo Iglesias se ha centrado mucho en criticar al grupo Prisa y a Juan Luis Cebrián, su presidente, cuya imagen sí aparece en el vehículo que pretende destapara las vergüenzas de las élites del país. 

Este miércoles, EL ESPAÑOL desvelaba en exclusiva que Marhuenda y Casals se jactaban de "inventar" noticias para "dar leches" a Cristina Cifuentes, que puso coto a los excesos de González cuando accedió al cargo. En declaraciones a este diario, la diputada de Podemos Gloria Elizo aseguró que "si las acusaciones se confirman, son muy graves. No podemos especular sin más información que la aparecida hoy en prensa y decimos que la corrupción no son casos aislados, es un problema sistémico del que han formado parte tanto PSOE como el PP". 

4. Interferencias en las primarias del PSOE

El equipo de campaña de Pedro Sánchez para el liderazgo del PSOE considera que cada escándalo en el PP es un recordatorio de las razones que llevaron al ex secretario general a dimitir y a hacer del "no" a Rajoy una bandera. 

El PSOE en pleno, también los rivales de Sánchez, arremetieron contra el PP. Pero desde el equipo de Sánchez se enfatiza en la cercanía de Susana Díaz a la derecha, tanto a Ciudadanos (gracias a cuyo apoyo gobierna) como a Rajoy por la abstención en la investidura, son puntos a favor de su candidato. 

5. Otra encrucijada para Ciudadanos

Los portavoces de Ciudadanos se apresuraron a arremeter contra Cristina Cifuentes y la conminaron a dar explicaciones sobre lo que sabía y el alcance del escándalo, algo que ocurrirá en un pleno este jueves en la Asamblea de Madrid. El portavoz de Ciudadanos en la institución, Ignacio Aguado, recordó que Cifuentes "no es nueva" en el PP y que ha ocupado un puesto en el Consejo de Administración del Canal de Isabel II. 

Pero, ¿qué debe hacer Ciudadanos? ¿Puede seguir apoyando a Cifuentes? Para la oposición, no. Para Rivera y su equipo, dependiendo de hasta dónde llegue la implicación de la actual presidenta. 

Es la segunda prueba de fuego en un mes para Ciudadanos, que se ha enfrentado a otra decisión similar en Murcia. Finalmente, allí el presidente, Pedro Antonio Sánchez, acabó dejando el cargo. Pero en este caso, el afectado directo era él. 

6. Otra alegría para Rajoy

El presidente del Gobierno guarda silencio, su estrategia habitual frente a los escándalos. Sumido en su agenda institucional, Rajoy continúa al margen de toda polémica, a pesar de que es el líder del partido que este miércoles amanecía conmocionado.

El enésimo caso de presunta corrupción coloca al presidente en una tesitura complicada. Afronta dos crisis, una en el partido, por las ramificaciones potenciales; y otra en el Gobierno, al que pueden complicársele los ya difíciles acuerdos parlamentarios que necesita para mantenerlo a flote.