Susana Díaz durante el acto de presentación de su candidatura.

Susana Díaz durante el acto de presentación de su candidatura. Moeh Atitar

Política PRIMARIAS DEL PSOE

Las primarias del feminismo: ¿es Susana Díaz la mejor candidata?

Los afines defienden su compromiso con la igualdad y la posibilidad de romper otro techo de cristal.

Es "la hora de las mujeres". Así lo reclama una plataforma de dirigentes y militantes socialistas que ha lanzado una web en la que explica por qué Susana Díaz debe ser la próxima secretaria general del PSOE. La primera de sus seis principales razones es la de la incorporación de la mujer a "órganos de decisión" en todos los ámbitos, también la política. La propia Díaz asegura a menudo en sus mítines que tiene "una ilusión enorme por ser la primera secretaria general del PSOE" y romper otro "techo de cristal". En el PSOE, un partido que reivindica su apuesta por el feminismo, no ha habido ninguna mujer en el liderazgo desde que se fundó la organización en 1879.

¿Es Susana Díaz la mejor candidata para el feminismo y la igualdad entre hombres y mujeres? Que la presidenta de la Junta de Andalucía sea la única mujer y apunte como argumento de campaña la idoneidad de una mujer al frente de un gran partido o, quién sabe, del Gobierno de España, ha llevado a los equipos de Pedro Sánchez y Patxi López a recordar que el feminismo no tiene que ver con ser hombre o mujer sino con hacer avanzar las políticas de igualdad. Si el feminismo se va a convertir en un tema de la campaña de las primarias, ellos están dispuestos a competir. 

"Todas no nos sirven. Nos sirven sólo las mujeres feministas y si no los hombres dispuestos a sacar adelante políticas feministas", explica Carmen Calvo, con una dilatada trayectoria en la lucha feminista. Calvo, exministra de Cultura, apoya a Pedro Sánchez y asegura que "tiene absolutamente asumido el feminismo en el corazón de su proyecto". Prueba de ello es, para empezar, la importante presencia en su equipo de mujeres, comenzando por su jefa de campaña, Adriana Lastra, muchas de sus portavoces y encargadas del proyecto político o su directora de comunicación. Fuentes del equipo de Sánchez señalan que esa foto contrasta mucho con la del equipo de Díaz o la imagen de su presentación como candidata. 

El feminismo de Zapatero

"El hecho de ser mujer no marca una diferencia determinante en el impulso de políticas de igualdad. Con José Luis Rodríguez Zapatero hemos visto los mayores avances. Y era un hombre", recuerda Carlota Merchán, diputada socialista por Madrid y que trabaja en la campaña de Patxi López.

El diputado vasco apuesta por "blindar la lucha contra la violencia de género en la Constitución, algo que es una consecuencia de proteger el derecho a la vida de las mujeres", explica Merchán. "Así no habrá ninguna posibilidad de que un Gobierno, del signo que sea, pueda caer en la tentación de retroceder en los derechos", explica. 

Para Ángeles Álvarez, también diputada por Madrid y una de las impulsores de la plataforma La hora de las mujeres en apoyo a Díaz, la candidata aúna ambos elementos. "Todas las candidaturas tienen plataformas de apoyo conformadas por mujeres. Pero con Susana compartimos el compromiso de mejorar la Ley de Igualdad, que introdujo la paridad como obligatoria pero que contemplaba una flexibilidad que ha jugado a favor de los varones. En esa ley no hay elementos sancionadores y tenemos que impulsarlos", explica como ejemplo. Una de las últimas decisiones avala a Díaz, según ella: proponer a María Luisa Balaguer, catedrática de la Universidad de Málaga, como candidata a magistrada del Tribunal Constitucional.

Las mujeres y el reto demográfico

Otra de las prioridades es la perspectiva de género a la hora de abordar el futuro de las pensiones y el reto demográfico. "Se puede hacer como la derecha, potenciando simplemente las políticas natalistas, o con la corresponsabilidad del Estado a la hora de defender los derechos de las mujeres, su integración en el mercado laboral y la maternidad", explica. Álvarez, una de las voces más respetadas dentro del PSOE en materia de feminismo, recuerda que "la primera en reunirse con asociaciones de viudas" cuando el Gobierno barajó que sus pensiones fueran sufragadas por impuestos "fue Susana Díaz".

Pero Álvarez también apela a que Díaz "es la única de los tres candidatos que marcaría un hito: romper uno de los techos de cristal con la secretaría general en manos de una mujer", explica. "Cuando una mujer llega a un puesto donde no había habido ninguna lo que hace es mejorar las expectativas para el conjunto de las mujeres socialistas. Hasta ahora, en 140 años de historia, no lo habíamos tenido", reclama. 

Las tres portavoces reconocen que en el PSOE el feminismo es una bandera transversal en el PSOE. "Los tres candidatos son feministas", recuerda Merchán. "En otros asuntos hay matices, pero en este nadie va a amagar con un paso atrás. La prueba es que ya tenemos importantes propuestas encima de la mesa y que las comparten los tres, como la iniciativa por la igualdad salarial o por un pacto de Estado contra la violencia de género", explica.

¿Votar a Díaz por ser mujer?

Pero la tentación es evidente. ¿Debería ser un motivo extra para votar a Susana Díaz su condición de mujer? "El feminismo es un planteamiento político que coloca a la igualdad entre hombres y mujeres en el centro de la democracia, así que está por encima de esas consideraciones", sostiene Calvo. "Una mujer feminista puede ser interesante, pero no una mujer a secas. A mí no me dan ninguna garantía Angela Merkel, Theresa May o Marine le Pen en ese sentido. Por esa regla de tres, si en Madrid se presenta Cristina Cifuentes contra un varón, ¿tendría que votarla a ella? La respuesta es no, obviamente", explica. 

Ante el número de dirigentes integradas en la plataforma de apoyo a Díaz, entre las que se cuentan Elena Valenciano, Micaela Navarro o Purificación Causapié, Calvo recuerda que en 2012, cuando se presentó Carme Chacón a las primarias, su contrincante, Alfredo Pérez Rubalcaba, tuvo un importante apoyo de mujeres, muchas de ellas reivindicativas feministas, por lo que el género no debe ser un factor.

Fuentes de la candidatura de Sánchez recuerdan que con él como secretario general se marcó un récord en el número de mujeres como cabeza de lista en las elecciones generales. Eso no lo vieron en el acto de presentación de Díaz, rodeada por pesos pesados socialistas, entre ellos Zapatero y Felipe González, todos hombres. ¿Es Díaz una mujer rodeada de hombres? Para Álvarez, la lógica de ese acto explica la presencia de tantos varones. "Se quiso escenificar el apoyo de secretarios generales a Susana. E históricamente hemos tenido secretarios generales que han sido hombres. Es una foto que hay que cambiar. Y la mejor manera es elegir a Susana", explica.

Así se logrará una mayor visibilidad de las mujeres en la cúspide de una organización política que aspira a gobernar de nuevo España. Del mismo modo que la imagen de una Carme Chacón embarazada pasando revista a las tropas como ministra de Defensa permanece en la retina como un icono del avance de las mujeres, tener una líder en el PSOE podría contribuir también, según Álvarez.

Calvo no lo ve tan claro y cree que la imagen de Chacón tenía fue más efectiva mediáticamente, en el "juego de espejos", que un avance para el feminismo. "Forma parte de una visión muy americana de la política que le gustaba mucho a Zapatero. Pero lo que sirvió de verdad fue un Gobierno donde la mitad fuéramos mujeres", asegura. "Porque en otros aspectos seguimos sin mejorar, como en los asesinatos de las mujeres o en la proliferación de prostíbulos", lamenta.