La Guardia Civil registra el edificio marbellí Grey d'Albion

La Guardia Civil registra el edificio marbellí Grey d'Albion EFE

Política Audiencia Nacional

Buscan en Gibraltar parte del dinero blanqueado en España por el tío de Bashar Al Assad

  • La Guardia Civil encuentra obras de arte de gran valor, coches de alta gama y dinero en efectivo en los registros realizados a Rifaat Al Assad en Marbella.
  •  
Alejandro Requeijo Daniel Montero
El rastro del dinero presuntamente blanqueado por Rifaat Al Assad, tío del actual presidente Sirio, lleva hasta el Peñón de Gibraltar. Esa es la conclusión de las pesquisas realizadas de forma conjunta por las autoridades españolas y francesas y que han llevado este martes a la Audiencia Nacional a bloquear 76 cuentas bancarias y a ordenar 15 registros en las propiedades del conocido como ‘el Carnicero de Hama’ por su violencia en la represión de la oposición local antes de su exilio en la década de los ochenta.
Según informan a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación, la familia de Rifaat Al Assad utilizaba la colonia británica para esconder gran parte del dinero que supuestamente blanqueaban a través de una extensa red de negocios que, solo en España, se multiplicaba a lo largo de numerosos restaurantes, hoteles y apartahoteles. Francia, Curaçao, Liechtenstein y Luxemburgo son otros de los destinos en el punto de mira de la Audiencia Nacional. Las fuentes consultadas indican que se solicitará oficialmente a Gibraltar documentación bancaria de Rifaat Al Assad y su entorno.
Desde mayo del año pasado, un equipo fijo de 30 agentes de la Guardia Civil ha permanecido censando todas las propiedades que tiene la familia en España, un patrimonio inmobiliario y un capital empresarial que supera los 691 millones de euros. Además, la Justicia gala cifra en 90 millones el patrimonio que Al Assad tiene también en Francia.

Operación Scar

Para esta operación, bautizada con el nombre de ’Scar’ -hermano villano del Rey León en la popular película de Disney-, ha sido necesario un trabajo discreto de meses con vigilancias y esperas que se ha culminado este martes con la presencia de un centenar de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) en distintos puntos de la Costa del Sol. El Carnicero de Hama vivía a caballo entre Londres, París y Marbella. No se han practicado detenciones.
Entre los lugares registrados se encuentra el edificio Grey D'Albion de Puerto Banús, el cuartel general desde hace años de Rifaat Al Assad, una de las personas más conocidas del puerto marbellí. Entre los efectos intervenidos se encuentran numerosos coches de alta gama, algunos de ellos blindados así como obras de arte de gran valor, según las fuentes consultadas. También dinero en metálico. Se investiga a un total de 16 personas, entre ellas varios hijos de Rifaat Al Assad y varios españoles.  

Un exilio de 300 millones

El origen de estas pesquisas se remonta al año 2014 cuando las autoridades francesas recibieron la denuncia de varias asociaciones sirias contra el saqueo de las arcas públicas de su país por parte de la familia Al Assad. En concreto, se fijaban en una cantidad cercana a los 300 millones de euros que salieron de los presupuestos del país para los bolsillos de Rifaat Al Assad. Se los entregó su hermano y entonces presidente Hafez Al Assad a cambio de que se exiliase. Fuentes de la investigación se refieren a esa operación como un caso claro de malversación de fondos públicos.
En 2016 la Justicia francesa le imputó por el encubrimiento y desvío de fondos del Estado sirio, blanqueo y banda organizadas. La investigación iniciada entonces concluyó que los negocios de Al Assad se extendían hasta España por lo que recurrieron a la Guardia Civil. Las pesquisas llevaron a los investigadores hasta una red de sociedades controladas en realidad por dos de sus hijos y varias mujeres que presuntamente sirven para gestionar el patrimonio del tío del presidente sirio. Entre sus propiedades se encuentra por ejemplo una finca de 33 millones de metros cuadrados en ocupa un tercio de la localidad malagueña de Benahavis. Solo ese terreno tiene un valor de mercado de 60 millones de euros. 
Junto a Al Assad, la Audiencia Nacional investiga también a seis de sus hijos y a un financiero español acusado de gestionar el patrimonio desde empresas tapadera en el extranjero.