El candidato de Ciudadanos en San Lorenzo de El Escorial.

El candidato de Ciudadanos en San Lorenzo de El Escorial. Rafael Bastante / Europa Press

Madrid

Bal rechaza el mensaje "binario" de 'democracia o fascismo': "No sólo hay buenos y malos en Madrid"

Ciudadanos critica que Iglesias se "atribuya" ser demócrata y planteen que "todos los demás son malos".

25 abril, 2021 14:15

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha censurado este domingo el eslogan del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, 'Democracia o Fascismo' y que se "atribuya" ser demócrata y planteen que "todos los demás son malos".

"El líder de Podemos se cree que él es la democracia y debe de ser que los demás somos todos los fascistas", ha espetado tras visitar San Lorenzo del Escorial. Ha rechazado a su vez los eslóganes "binaristas" donde solo caben "una cosa o la otra".

Entiende el 'naranja' que este tipo de consignas como 'Comunismo o Libertad' discriminan entre "buenos y malos madrileños" y se ha postulado a sí mismo como una persona que gobernará "para todos los madrileños".

"Aquí hay que venir a hablar, a deliberar y poner propuestas para los madrileños y no enfrentarlos. Iglesias en el debate de Cadena Ser le ha retirado la palabra a los madrileños, a los votantes", ha añadido Bal en referencia al encuentro del viernes en el que el 'morado' se levantó de la mesa cuando la líder de Vox, Rocío Monasterio, cuestionó la veracidad de las amenazas al candidato y su familia con sobres que contenían balas.

La apuesta de Ciudadanos ha cargado también contra su homólogo del PSOE, Ángel Gabilondo, por "arrojarse" a los brazos de Iglesias al levantarse también del debate junto a la candidata de Más Madrid, Mónica García.

En este sentido, Bal ha asegurado que no responde a los valores del PSOE, que durante la transición se sentó junto a Alianza Popular, la Unión de Centro Democrático y el Partido Comunista de España para "llegar a acuerdos" que cristalizaron en la Constitución de 1978 "que ha dado a España 40 años de prosperidad".

Por último, ha apelado a los votantes "desencantados" para que vayan a las urnas el 4 de marzo y ha pedido que lo hagan por "alguien moderado" para que Madrid no se convierta en "una tierra de unos peleados contra otros".