La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un momento de la entrevista.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un momento de la entrevista. Silvia P. Cabeza

Madrid ENTREVISTA

Ayuso: "El problema es la densidad de población, todos los vascos caben en el Metro de Madrid"

"Si Madrid sigue encerrada en casa, nos iremos a la quiebra de España" / "Yolanda Fuentes se precipitó al dimitir. Otros expertos avalan pasar de fase"

11 mayo, 2020 02:36

Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 1978) defiende que Madrid está preparada para ascender de fase a pesar de que el Gobierno ha tumbado sus planes y obliga a toda la Comunidad a permanecer unos días más en fase 0.

La presidenta madrileña recibe a EL ESPAÑOL en la Real Casa de Correos en la semana más convulsa desde que alcanzó la Presidencia hace nueve meses. Considera que su directora de Salud Pública "se precipitó" al dimitir, y recuerda  que "otros expertos y sanitarios responsables avalan" el cambio de fase.

Ayuso repite que la prioridad de su Gobierno ha sido y sigue siendo "salvar vidas" y señala a la elevada densidad de población del territorio como la culpable de que Madrid se convirtiera en el epicentro de la pandemia: "Para que se haga una idea, la población del País Vasco cabe en el Metro de Madrid". Pese a que Madrid sigue siendo la región que más casos de contagio registra, su presidenta cree que ha llegado el momento de reactivar la actividad para evitar una catástrofe económica mayor: "Si Madrid sigue encerrada en casa, nos iremos a la quiebra de España". 

¿Está de acuerdo con las razones que le ha dado el Gobierno para que Madrid no pase a fase 1?

Se trata de cumplir con los criterios que nos marcan. Nosotros cumplimos todos los parámetros asistenciales y, de hecho, el Gobierno lo ha avalado. Y seguimos adelante, contratando un refuerzo de personal sanitario y vamos a poner en marcha un nuevo hospital como el de Ifema.  

¿Fue precipitado pedir el cambio de fase cuando la directora de Salud Pública le entregó un informe el 5 de mayo con datos que desaconsejaban levantar las restricciones?

No. Ese informe no se tenía que firmar.

¿Ha tenido ocasión de hablar con su ya exdirectora general Yolanda Fuentes para que le explique por qué dimitió?

Se precipitó sin conocer los cambios que íbamos a hacer en la Consejería. Otros muchos expertos y responsables sanitarios avalan pasar de fase. 

¿Salvar la economía debe prevalecer por encima de la salud?

Para este Gobierno la prioridad ha sido en todo momento salvar vidas. La salud es lo primero y así lo hemos demostrado. Ahora, cuando Madrid está ya preparada desde el punto de vista sanitario y de protección ante el virus, tenemos que salvar la economía, los empleos, el dinamismo económico que caracteriza a esta Comunidad.

Los datos de Madrid en las últimas 24 horas son los peores de todas las autonomías: 287 contagiados, 123 hospitalizados, 12 nuevos ingresos en UCI, 46 muertos, casi un tercio del total de toda España. Con estas cifras, ¿de verdad Madrid está preparada para cambiar de fase?

La respuesta es sí, Madrid está preparada para pasar a la siguiente fase si el sistema sanitario madrileño cumple con los parámetros exigidos. Como he dicho en varias ocasiones, el virus estará tiempo con nosotros y la clave es saber convivir con él, protegernos y tener la capacidad de respuesta sanitaria.  

¿Cómo es su relación con su vicepresidente Ignacio Aguado tras la crisis de los últimos días?  

La relación es de colaboración y compromiso con Madrid. Y, sobre todo, estamos a gestionar y a sacar adelante la Comunidad, a volver a convertirla en lo que era en febrero: el motor económico del país y una región segura y acogedora. No tengo nada más encima de la mesa que eso. 

¿Tiene ya la explicación de por qué Madrid se convirtió en el epicentro de la pandemia en España?

Fueron múltiples factores. Yo tengo la teoría de que el virus entró antes, que llevaría aquí desde finales de enero. Somos el segundo país más visitado del mundo. Madrid es la cuarta entrada a España, aquí tenemos el aeropuerto Madrid-Barajas, el AVE, es el centro de todas las carreteras principales. Tenemos una alta densidad de población...

Para que se haga una idea, la población del País Vasco cabe en el Metro de Madrid. En el momento en el que el virus entra en una comunidad con una densidad de población tan alta y se celebran manifestaciones, espectáculos, conciertos... cuando el contagio de los pacientes graves asomó la cara,ya estaba encima.

Que falló la detección no precoz del Gobierno lo dicen todos los organismos, todos los países y la prensa extranjera

¿Cuál ha sido la situación más difícil de gestionar durante estos dos meses?

Fue el momento en el que se juntó la gestión de muchos muertos con los hospitales llegando a límite mientras con la crisis de las residencias se multiplicaban y ya faltaban efectivos. Hubo una semana crítica. Ahí ya teníamos estudiada la epidemia, pensábamos que paraba, y así ocurrió. Pero pudo ir a más.

Decretamos el cierre de los colegios con el fin concreto de que el paciente grave no siguiera creciendo exponencialmente porque, si no, nos hubiéramos encontrado como en otros países con muertos en la calle, con gente a la que en un hospital no se le atiende. Al final, todo cuadró.

Usted señala al Gobierno de Sánchez como responsable de todos los errores que se cometieron. ¿No falló en nada el Gobierno madrileño? 

Que falló la detección no precoz del Gobierno de España lo dicen todos los organismos, todos los países y la prensa extranjera. Yo siempre he lamentado que no hubiéramos actuado todos antes.

También es cierto que gracias a que Madrid despertó a España, pudimos hacerlo. De no haberlo hecho así, la tragedia se pudo haber multiplicado mucho más y no sé qué consecuencias hubiera tenido. 

¿Madrid llegó a colapsar? ¿Cuántas camas de UCI llegaron a estar ocupadas?

Llegamos a ocupar el 95% de las camas UCI, gracias a que cerramos los colegios el 11 de marzo. Si esa decisión la hubiéramos tomado una semana más tarde, Madrid no hubiera tenido camas UCI. Probablemente otras comunidades autónomas que siguieron nuestro ejemplo, tampoco. 

¿Cuántos test de seroprevalencia ha hecho Madrid y a quién? ¿Se van a hacer test masivos a los madrileños?

Hemos hecho test PCR a sanitarios y a los pacientes que han ido a los centros de salud y a los hospitales. También estamos haciendo test a todos los residentes y los trabajadores de las más de 400 residencias de la Comunidad.

Con los test del Gobierno y los nuestros, estamos haciendo test masivos a familiares de los sanitarios. Repetiremos los test varias veces en los próximos meses a todos aquellos que vayan a tener contacto directo con personas vulnerables. Hemos hecho un estudio para ver cuáles son los pacientes más vulnerables, que no solo son los mayores, y les seguiremos de cerca. 

Madrid pidió pasar de fase mientras que Cataluña y Castilla y León, con menos casos, no. ¿No fue precipitado querer salir a la misma velocidad que las zonas menos contagiadas?

Tenemos un objetivo que es salir escalonadamente, pero empezar a salir y aprender a convivir con el virus. Si nos quedamos de brazos cruzados no habrá contagio, pero nos vamos a hundir económicamente. 

Lo que tenemos que hacer de aquí al primer día es procurar que los ciudadanos tengan su mascarilla, información, concienciación y nosotros hayamos organizado un sistema para proteger a los más vulnerables. Hay que ponerse un objetivo y trabajar, no esperar a que los problemas se resuelven solos.

Si nos quedamos de brazos cruzados nunca habrá un momento oportuno para abrir, porque el Covid puede estar en cualquier lugar o lo puede meter en tu casa una visita. Puede estar en el portal, en cualquier sitio. Pero si aprendemos a cuidarnos a nosotros mismos y ser responsables con quienes nos rodean será más fácil. 

¿Cuenta con que haya rebrote?

Ahora que va a haber más gente en la calle en contagio es posible que haya más contagios, pero la clave son los pacientes graves, los que necesitan una hospitalización. Hay que evitar que sean esos los que se contagien. Para ello tenemos que hacer un análisis del paciente Covid. Ya estamos estudiando a los que han estado en Ifema, donde han venido desde todos los hospitales de Madrid. Ahora veremos qué patologías tenían, qué edades.  

El virus va a estar por lo menos en torno a dos años. Habrá que aprender a convivir con él y estudiar la pandemia

Aparte de los más mayores, ¿saben ya o están estudiando si el virus tiene una mayor incidencia en algún determinado grupo de personas?

He encargado a Antonio Zapatero y su equipo un estudio sobre el comportamiento del virus en los más de 4.000 pacientes que pasaron por Ifema. De ahí sacaremos conclusiones muy interesantes para seguir luchando contra este virus con estrategias. 

¿Contempla la posibilidad de volver a confinar a los madrileños?  

Si seguimos las precauciones no tendría por qué.

¿Cuánto tiempo cree que tardará en llegar la vacuna?

El virus va a estar por lo menos en torno a dos años. Habrá que aprender a convivir con él y estudiar la pandemia. 

Vamos a seleccionar pacientes para hacerles un seguimiento. Personas que presenten síntomas, otros que hayan pasado la enfermedad... Hay que guardar una remesa de test para hacérselo a la gente que presente síntomas, pero también para ver cómo evoluciona. 

¿Saben ya cómo se pueden evitar los contagios?

La clave para parar el Covid es la mascarilla. El test sirve para entender qué ha pasado y cómo empezar a trabajar. Tenemos que ver cuánto tiempo quedan los anticuerpos en una persona, qué perfil de gente no se ha llegado nunca a contagiar. Así sabremos, por ejemplo, si el contagio tiene que ver con una predisposición genética o con un medicamento. Hay que estudiarlo.

No hay que hacer todos los test de golpe ahora mismo, entonces perderíamos la realidad. Hay que hacerlos tomando nota de qué te ha dado cada uno y haciéndolo con un estudio. Trabajamos con científicos de universidades madrileñas para diseñar este protocolo.

¿Por qué España tiene el mayor número de contagiados del mundo?

Por no tomar medidas a tiempo. Es un virus que nos ha mostrado que solo se puede prevenir, no tiene cura, no tiene vacuna, la única vacuna es el distanciamiento entre personas para que no tenga cuerpos a los que traspasarse y crecer. 

Las cifras del Ministerio de Sanidad dicen que en la Comunidad de Madrid han muerto casi 8.500 personas y se han contagiado 63.000. ¿Coinciden estos datos con las cifras que maneja su Gobierno?

Nosotros desde el primer momento damos las cifras que registramos en los hospitales y en algunos casos no han sido las del Gobierno central. 

La gran mortalidad en las residencias ancianos ha llevado a que una gran mayoría reclame otro modelo de gestión. ¿Qué falló? ¿Qué cambios va a introducir para que algo así no vuelva a ocurrir?

El 50% de los muertos en Europa se ha producido en residencias. Es un virus que se ceba especialmente con los mayores: el 61% de las personas muertas en España tiene más de 80 años. 

Hemos creado un plan de choque en las residencias de Madrid que también ha salvado muchas vidas. Hemos seleccionado residentes con Covid o con síntomas y los hemos separado de los sanos para que los servicios de lavandería no contagien el virus, hemos restringido las visitas, hemos reforzado el material, hemos hecho test...

Ahora se ofrece una atención mucho más cercana y queremos reforzar un área sociosanitaria en la Consejería de Sanidad para que haya una relación directa entre centros de salud y áreas de geriatría de los hospitales con las residencias. También vamos a reforzar la formación de los cuidadores para evitar contagios en el futuro: el virus va a estar mucho tiempo y los sanitarios tendrán que saber cosas del Covid que antes no sabían. 

Los niños nunca han comido pizza todos los días y esa es una de las mentiras que han vertido sobre este Gobierno

¿Por qué no se dejó derivar a ancianos de las residencias a los hospitales? La patronal de residencias denuncia que no se permitió este traslado y que, a cambio de medicinas, únicamente se ofreció morfina y sedación.

Eso no es cierto. Las derivaciones se realizan de acuerdo a parámetros clínicos. Nunca se ha dejado de derivar a personas mayores de las residencias a hospitales. Solo el Summa ha hecho más de 5.000 traslados. Se han puesto a trabajar directamente en residencias 27 equipos de atención Primaria, 38 equipos de hospitales, 26 equipos de geriatras y 67 profesionales de mutua trabajando directamente en estos centros. Hemos distribuido más de 12 millones de unidades de protección a las residencias, facilitado equipos de oxigenoterapia en más de 250 residencias y suministro de medicamentos en 243.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista con EL ESPAÑOL.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista con EL ESPAÑOL. Carmen Suárez

Definió el 8-M como el "infectódromo". ¿Ha calculado cuántos contagios se hubieran ahorrado si la Delegación del Gobierno hubiera prohibido esas manifestaciones?

He oído muchas cifras, pero no lo sé. Solo me he parado a pensar en cómo triplicar las camas UCI y los hoteles medicalizados, en abrir Ifema para evitar la congestión masiva de los hospitales. 

Los menús de comida rápida para los niños más vulnerables de la Comunidad que repartió su Gobierno cambiarán desde el día 15. ¿Entiende las quejas de que los niños no pueden comer pizza a diario?

Los niños nunca han comido pizza todos los días y esa es una de las primeras mentiras que han vertido sobre este Gobierno. Cuando tuvimos que cerrar todos los colegios de golpe, había 11.500 familias muy vulnerables con menús escolares.

En dos días pusimos en marcha un sistema de distribución de comidas para que tuvieran su menú, y solo Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes nos ayudaron. Fueron las únicas empresas que, sabiendo que era un servicio deficitario, nos ofrecieron su cadena de distribución. Los menús estaban supervisados por nutricionistas: la pizza solo se daba una vez a la semana. 

¿Les pareció la alimentación más sana?

Nos pareció que era una solución temporal hasta que pudiéramos volver a la normalidad. Es injusto mirar hacia atrás desde mayo. Hay que estar en marzo, cuando por primera vez en democracia se decreta el cierre de los colegios y esas familias se quedan descolgadas. Pusimos en marcha este sistema y unos 4.000 padres, los que han querido, han ido a recoger sus menús. Han estado muy agradecidos.

Yo también creo que los padres quieren lo mejor para sus hijos, y aceptaron esos menús por las circunstancias. Ahora vamos a volver con cierta normalidad a los servicios de catering y la vida seguirá, pero han hecho un daño terrible a estas empresas que han arrimado el hombro cuando muchos políticos que se han lanzado a la caza no nos han llamado para ofrecernos alternativas. 

Entrevista a Isabel Díaz Ayuso

¿Comparte el plan de desescalada que ha presentado el Gobierno?

Creo que han dedicado demasiados días a cómo ir organizándonos las libertades en lugar de pensar en cómo salir con todas las garantías. El punto medio entre la protección de los vulnerables y la creación de empleo es la clave y va a pasar irremediablemente por aprender a vivir con el Covid, porque va a estar durante mucho tiempo con nosotros. 

Hay que encontrar el equilibrio entre la protección a los vulnerables con la vuelta a la normalidad. Si Madrid sigue encerrada en casa nos iremos a la quiebra de España. 

¿Cómo lo haría usted?

¿Qué queremos hacer? Apelar a la responsabilidad individual: los contagios se reducen un 90% si se usa la mascarilla. Mientras tanto, reforzamos la sanidad madrileña e iremos poco a poco informando a las personas y empresas sobre nuevas prácticas para evitar contagios masivos. Con los más vulnerables haremos planes específicos para que estén protegidos. 

Sánchez solo ha demostrado unilateralidad y un concepto del mando único para eso, mandar pero no gestionar

El PSOE utilizó el viernes su cuenta oficial de Twitter para lanzar un mensaje que decía: "El Gobierno de la Comunidad de Madrid, ejemplo de gestión ineficaz e irresponsable ante la crisis". En rueda de prensa del sábado, Pedro Sánchez aseguraba desconocer el origen de ese tuit. 

El PSOE viene atacando a la Comunidad de Madrid desde las primeras semanas. Lo hizo el propio presidente en el Congreso y en el Senado. Lo hizo de manera insidiosa su portavoz parlamentaria. Aquí en Madrid el delegado del Gobierno actúa permanentemente como secretario del PSOE madrileño para atacar políticamente al Gobierno regional, organizando a alcaldes socialistas para hacer campañas contra la Comunidad. Y son los mismos que tienen la demogagia de pedir unidad y pactos…

Deberían emplear el dinero público en proteger a los ciudadanos y extender las recomendaciones en lugar de hacer campañas exigiendo una falsa unidad, por lo que se está viendo.

¿Cree que Sánchez cumplirá la cogobernanza permanente que ha ofrecido esta semana a los presidentes autonómicos?

Hasta ahora solo ha demostrado unilateralidad y un concepto del mando único para eso, mandar pero no gestionar. 

Madrid es motor económico de España, ¿la recuperación económica será en forma de V, como predice el Gobierno?

Según pasa el tiempo, algo circunstancial se puede convertir en algo sistémico. Es decir, cuanto más tiempo tardemos en poner medidas económicas en marcha va a ser más difícil que esa recuperación sea tan súbita.

Una empresa puede hacer grandes esfuerzos durante un tiempo, pero si quiebra no hay quien la levante. Por lo tanto, cuanto menos sea la caída será más fácil recuperarnos y cuanto menos dure también. Nosotros hemos presentado iniciativas, como una ley para eliminar trabas burocráticas, por ejemplo, para las licencias de obra menores o reformas locales.

Apostamos por una baja fiscalidad y ayudando al que ahora tiene que crear empleo. En una crisis económica, al que crea el empleo es al que hay que reconocer y ayudar en estos momentos para que lo haga. 

Ifema se ha convertido en el icono de la lucha contra la pandemia. ¿Qué ha supuesto este hospital de campaña para Madrid?

En solo 18 horas se puso en marcha un proyecto fantástico donde se han vivido escenas personales maravillosas. Ifema es un icono para el mundo, es un hospital milagro que ha salvado 4.000 vidas, hubo 17 fallecidos, no ha habido contagios entre profesionales y nos ha mostrado todo lo que somos capaces de hacer los ciudadanos cuando trabajamos unidos.

¿Sobraron la concentración y los selfies de la clausura?

En el cierre nos dejamos llevar por la ilusión. Hubo escenas de emoción porque se han vivido momentos muy trágicos. Aunque todos llevábamos mascarilla, es verdad que las escenas no siempre acompañan a los ejemplos que pedimos ahora a la ciudadanía. 

¿Por qué no son útiles las videoconferencias de presidentes de los domingos?

Me gustaba la primera, la segunda, la tercera... pero cuando llevas nueve y nunca te responden y dan por clausuradas las respuestas en lugar de preguntar los sábados antes de salir en ruedas de prensa, se hace difícil. 

Había domingos que Madrid tenía 500 muertos diarios y me pasaba cinco horas ahí sentada para que el presidente del Gobierno no me escuchara, no me diera respuesta. Entre los presidentes autonómicos ha sido distinto, sí nos hemos apoyado.

He tenido buena relación con algunos ministros, pero Margarita Robles ha desempeñado muy buen papel

¿Por qué no quiere cerrar ningún pacto de reconstrucción con el PSOE en la Comunidad de Madrid?

Tengo claro que la recuperación en Madrid será de la mano de las políticas que en enero y febrero nos empujaban a ser el motor económico. El PSOE quiere ir en dirección contraria.

Yo apuesto por las personas que tienen ilusión en crear un negocio, apuesto por los empresarios y por los autónomos. Creo que tiene que ver con que Madrid siga siendo esta región de libertades y no sé por qué se tiene que aplicar otra en dirección contraria, que es la que está aplicando el Gobierno de la nación, y España no se va a encontrar peor en su vida.

Su socio de Gobierno, Ciudadanos, sí apuesta por un pacto con el PSOE. ¿Teme que lleguen a aliarse para echarla de la Real Casa de Correos?

Las estrategias políticas de Ciudadanos no las valoro, las respeto. Yo sé lo que es bueno para Madrid, sobre todo cómo tengo que hacer las cosas: con lealtad a los votantes que nos han puesto aquí.

Me entenderé con todo el mundo y llegaré a acuerdos con  todos los partidos que hagan propuestas buenas para Madrid. Pero no se puede ir en siete direcciones porque, si no, las cosas no salen. 

¿Entiende el voto a favor de Ciudadanos a la cuarta prórroga del estado de alarma?

No lo entiendo.

¿Qué miembro del Gobierno central ha ayudado más a Madrid en los dos últimos meses?

He tenido muy buena relación con presidentes autonómicos y algunos ministros, pero Margarita Robles ha desempeñado muy buen papel. El Ejército ha demostrado que es un cuerpo de élite que siempre ha estado en los momentos más difíciles, en los días que tomamos las peores decisiones, siempre preguntaban si podían hacer algo más.

¿Le molesta que la comparen con Esperanza Aguirre?

Me da absolutamente igual, pero no sé qué necesidad hay de comparar a las personas. 

¿Se identifica con ella?  

Tengo derecho a tener mi propia etapa. Ni me preocupa ni me disgusta, no le presto la más mínima atención. 

¿Quién ha sido el mejor presidente de la Comunidad de Madrid?

Lo han sido todos y hablo con todos a menudo: con Leguina, con Esperanza, con Cristina y con Gallardón. Cada uno tuvo su etapa y les agradezco que cuando he tenido algunas dudas han estado ahí. Cuando llego a un sitio me gusta saber cómo se han hecho las cosas y por qué determinadas personas han tomado según qué decisiones. 

Dicen que representa la línea más dura del PP, en oposición a posiciones más templadas como las del gallego Núñez-Feijóo o el andaluz Juanma Moreno.

Que alguien me explique qué es eso de ser dura. Soy vehemente, defiendo lo que creo, y a partir de ahí son etiquetas que te ponen para que cambies tu rumbo político.

Usted es una de las dianas más recurrentes de la izquierda. ¿Por qué cree que es así?  

Imagino que es un cúmulo de necesidades para una estrategia política. Lo que está claro es que soy constantemente difamada. Extraen frases de declaraciones que hago en medios para lanzar campañas contra mí. Recibo todo tipo de ataques e insultos personales hacia mí y mi familia, ataques que incitan al odio.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Carmen Suárez