La exdirectora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes.

La exdirectora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes. Efe

Madrid HACIA LA FASE 1

La directora de Salud de Madrid dimitió tras negarse a firmar el plan de desescalada de Ayuso

Presentó su renuncia tras tener "fuertes discrepancias" con el consejero de Sanidad. Yolanda Fuentes estaba "en contra de cambiar de fase".

7 mayo, 2020 20:50

Noticias relacionadas

Yolanda Fuentes, ya exdirectora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, presentó su dimisión este jueves tras negarse a firmar el plan de desescalada que el equipo de Isabel Díaz Ayuso tenía preparado para recibir el visto bueno del ministerio de Sanidad. Fuentes internas del Gobierno madrileño confirman a EL ESPAÑOL que Fuentes, licenciada en Medicina, "estaba en contra de cambiar de fase" y así se lo hizo saber al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, a quien le presentó su renuncia irrevocable tras tener "fuertes discrepancias" cuando el consejero le insistió en que la decisión de cambiar de fase, cerrada en consejo de gobierno, era firme. 

A principio de semana, la presidenta de la Comunidad también reconocía tener dudas sobre si Madrid  está preparada o no para solicitar el cambio de fase. Era su vicepresidente, Ignacio Aguado, quien remaba más en la dirección de ascender para empezar a reactivar la economía. "La Comunidad de Madrid está preparada para cambiar a la fase 1. Seguimos avanzando en la reducción de camas UCI. Hoy contamos con 339 altas nuevas. Es el momento de reabrir nuestra economía y hacerlo con mascarilla", anunciaba horas antes de conocer la dimisión de la directora general.

Este miércoles, en un largo consejo de gobierno que se celebró en dos reuniones, el Ejecutivo madrileño decidió por unanimidad pedir el cambio al mismo tiempo que el resto de España, pero con unas medidas extremas de seguridad, como utilizar las mascarillas de forma obligatoria en espacios cerrados. El objetivo que se propone el Gobierno madrileño es poder conjugar la protección de los ciudadanos, sobre todo de los más vulnerables, con la apertura de la actividad económica. 

Una vez tomada la decisión política, la Comunidad de Madrid debía elaborar un documento para certificar que cumple con los parámetros impuestos por el Gobierno central y enviarlo al ministerio de Sanidad, que debe confirmar antes del sábado a todos los territorios si sus comercios empezarán poco a poco a abrir a partir del lunes. La exdirectora de Salud Pública era partidaria de liberar más camas de UCI en los hospitales madrileños para poder hacer frente a un posible rebrote antes de pedir subir a fase 1. Al no ser escuchadas sus razones para ir más despacio que el resto, se ha negado a firmar el documento que serviría de aval a Madrid para suavizar el desconfinamiento.

Médico

Fuentes fue nombrada Directora General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en 2015, un cargo que ocupó hasta principios de 2017, cuando volvió a su plaza de especialista en Medicina Preventiva en el Hospital Clínico San Carlos. En septiembre de 2019, apenas unos meses después de la llegada de Ayuso a la Presidencia de Madrid, recuperó el puesto que ya ocupó en la dirección de Salud Pública, adonde llegó de la mano del consejero Jesús Sánchez Martos.

La Comunidad de Madrid ha intentado controlar el terremoto nombrando al director de Ifema, Antonio Zapatero, como viceconsejero de Sanidad. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que no ha hablado con Fuentes tras su marcha y ha enmarcado esta dimisión dentro de una "reorganización" de la Consejería de Sanidad: "Mi intención era reestructurar esta área para poner a los mejores", aseguró en una entrevista en Cuatro

Remodelación

Desde el entorno de Presidencia aseguran que la decisión de esta remodelación ya estaba tomada desde hace unos días y simplemente se han adelantado los planes tras la salida de Fuentes. A partir de ahora, la Dirección General de Salud Pública será dirigida por Zapatero, al que Ayuso le ha encargado también rediseñar un plan específico que se aplicará en residencias de mayores, el principal foco de la pandemia. 

Durante la tarde de este jueves, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, aseguraba que el Gobierno ya había recibido los documentos con los parámetros de dieciséis autonomías. La única que faltaba era Madrid, que se comprometió a enviarlo a lo largo de la tarde. La última palabra sobre si Madrid debe pasar de fase o permanecer quince días más en la fase 0 la tiene el departamento de Sanidad que dirige el ministro Salvador Illa.