Carlos Fabra, en el Aeropuerto de Castellón.

Carlos Fabra, en el Aeropuerto de Castellón. EFE

Comunidad Valenciana TRIBUNALES

Fabra dio 23 millones del Aeropuerto de Castellón a los ahora investigados por transferirle dinero

Patrocinó con 18,76 millones al Villarreal CF y con 4,42 al piloto Álex Debón. Después recibió préstamos del presidente del club y del motorista.

18 diciembre, 2020 03:05
Valencia

Noticias relacionadas

Carlos Fabra repartió 23,18 millones de euros mediante patrocinios del Aeropuerto de Castellón entre 2006 y 2011 a firmas de los ahora investigados por transferir fondos al político del PP. La cantidad corresponde a los 18,76 millones de euros abonados al Villarreal CF, club presidido por Fernando Roig, por lucir publicidad de la infraestructura en la camiseta; y a otros 4,42 pagados a dos sociedades del piloto Álex Debón (Motosport 48 SL y Motosport 69 SL) para patrocinar a su equipo de motociclismo.

Así se desprende de la relación oficial de patrocinios de Aeropuerto de Castellón SL hasta 2011 a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Tales patrocinios, que se produjeron con Fabra como presidente de la sociedad pública, resultaron polémicos por tratarse de grandes cantidades de dinero para publicitar una infraestructura que aún no estaba operativa -el aeropuerto no acogió vuelos comerciales hasta 2015-.

Tanto es así que existe una causa abierta que investiga uno de los patrocinios de la sociedad. La lleva el Juzgado de Instrucción 3 de Castellón y se centra en las cantidades abonadas a las sociedades de Álex Debón. Ello se debe a que, al menos hasta la fecha, solo constaban transferencias a favor de Carlos Fabra por parte del piloto. El deportista había llevado a juicio al político por no devolverle un préstamo y logró que el Juzgado de Primera Instancia 4 de Castellón lo condenara a abonarle 368.000 euros.

Pero, al apreciar este ciclo de ida y vuelta del dinero -patrocinios millonarios a un motorista que después prestó dinero al político que se los concedió- el Juzgado de Instrucción 3 abrió en 2016 una segunda causa en la que imputó al piloto y a la antigua cúpula de Aeropuerto de Castellón SL. Según la información a la que ha tenido acceso este diario, el deportista recibió del aeropuerto 750.000 euros en 2008, 1,16 millones tanto en 2009 como en 2010, y 1,35 más en 2011. Los cuatro pagos suman el total de 4,42 millones.

Patrocinio al Villarreal CF

Por lo que respecta al Villarreal CF, el equipo presidido por el empresario Fernando Roig recibió los mencionados 18,76 millones de euros a lo largo de cinco temporadas comprendidas entre 2006 y 2011. Las dos primeras la cantidad fue de 2,088 millones, la 08/09 ascendió a 4,06, la 09/10 se situó en 5,22 millones y la 2010/2011, en 4,779. Como parte variable de los contratos 06/11 el equipo percibió además otros 533.250 euros.

El último pago anual al Villarreal CF se produjo el 30 de septiembre de 2010, según la relación oficial de patrocinios de Aeropuerto de Castellón SL. Y solo tres meses más tarde, el 28 de septiembre de 2010, el entramado empresarial de Carlos Fabra recibió la primera transferencia de las que conformaron el préstamo de 1,4 millones de euros que concedió Fernando Roig al político, tal y como reveló EL ESPAÑOL.

Relación oficial de patrocinios de Aeropuerto de Castellón SL al Villarreal CF hasta 2011. EE

Relación oficial de patrocinios de Aeropuerto de Castellón SL al Villarreal CF hasta 2011. EE

Así lo detalló en un auto el magistrado del Juzgado de Instrucción 4 de Castellón, Jacobo Pin. Según su relato, consistió en un préstamo personal formalizado años más tarde -ya en 2013- por parte de la sociedad Nerofer SL. En el mismo figuró como “garantía hipotecaria” la residencia personal de Carlos Fabra en Oropesa, tasada precisamente en 1,4 millones de euros.

El juez precisa que “al protocolo notarial se adjuntaron cinco cheques por un total de 1.300.000 euros” -los 100.000 euros restantes se emplearon para gastos-. Tres de los cheques, “por un importe total de 850.000 euros”, fueron ingresados “en la cuenta titulada por Borja Fabra Fernández” -hijo del político-. Otro de 20.000 euros fue “reingresado en la cuenta de origen”.

El cheque restante, de 450.000 euros, sirvió para saldar deudas previas de la familia Fabra con otra sociedad de Roig, Migumi SL. Es decir: la familia Fabra pagó un préstamo anterior de Fernando Roig con un nuevo préstamo de Fernando Roig.

Pagos en 2010, 2012 y 2013

En concreto, esta sociedad, Migumi SL, había realizado los años previos “transferencias por importe de 150.000 euros el 28 de diciembre de 2010 y por 200.000 euros el 14 de diciembre de 2012 a favor de cuentas bancarias tituladas por Don Carlos Fabra”, según precisa el auto, “así como otros 100.000 euros en fecha 23 de abril de 2013”, en este último caso a favor de una cuenta de Borja Fabra Fernández.

Ante tales préstamos y uno posterior de 300.000 euros que tuvo lugar en 2014, sobre los que el juez subraya que “no consta devolución de importe alguno”, el juez ha llamado a declarar en calidad de investigados a Fernando Roig Alfonso, a su hijo Fernando Roig Negueroles y a su administrador en varias sociedades Miguel Pérez Ferrer.

Los cita para “determinar los motivos por los que concedieron tales préstamos indirectamente a Don Carlos Fabra Carreras, que en la práctica eran a fondo perdido”. También para conocer “por qué los articularon a través de sociedades mercantiles”.

Un millón para golf

En la relación de los patrocinios de Fabra desde el Aeropuerto de Castellón, además de los concedidos al Villarreal CF y a Álex Debón, destacan otros 90.000 euros para la Real Federación Española de Golf y 866.000 euros más para la sociedad Match Golf Consulting -implicada en la trama Púnica-. El importe total roza el millón de euros.

Estos importes se destinaron a patrocinar eventos deportivos entre 2004 y 2010 en el campo de Golf La Coma de Borriol, entonces presidido por el propio Carlos Fabra. La posterior cesión de este espacio a la familia del golfista Sergio García también está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción 4. En concreto, el juez ha reabierto una antigua causa archivada tras detectar transferencias de la familia a favor del político en 2009 y 2013.