Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias en una imagen de archivo.

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias en una imagen de archivo. Efe

Andalucia Coronavirus

La disputada izquierda radical andaluza: Iglesias quiere comerle el pastel al tándem Rodríguez-'Kichi'

La líder anticapialista salió de Podemos para crear "un sujeto político andaluz" y con duras críticas: "Es una formación muy madrileña y muy de clase media".

30 mayo, 2020 03:27
Sevilla

Noticias relacionadas

La izquierda más a la izquierda de Andalucía entra en una etapa de guerra abierta por quedarse con esa parte del pastel, que estará muy disputada. Tras años de peleas internas Podemos se fragmenta aún más con la entrada en escena del nombre de la diputada de Unidas Podemos por Córdoba, la gaditana Martina Velarde -cuya candidatura avala Pablo Iglesias- como aspirante a suceder a Teresa Rodríguez

Cuando las diferencias superan a las semejanzas muchos matrimonios se van al traste y eso le ocurrió a Rodríguez, más conocida como 'La Tere', con Iglesias, en sus luchas por el cetro y por sus notorias y crecientes diferencias.

La lideresa morada andaluza no vio con buenos ojos el abrazo de Iglesias a Pedro Sánchez para formar el Gobierno de coalición. Y al anunciar su marcha, llegó a definir a Podemos como una formación "muy madrileña, muy universitaria, muy masculina y muy de clase media".

Rodríguez ya forzó la desaparición de la marca Podemos en las elecciones regionales del 2 de diciembre de 2018, al presentarse bajo la marca electoral de Adelante Andalucía, pero el resultado le quitó la razón. Sólo el invento de la acepción "trifachito", para calificar al Gobierno de PP y Cs con el apoyo de Vox, disimuló el fracaso de las listas de Adelante Andalucía.

Arrastra a 'Kichi'

Además, en esta maniobra Rodríguez arrastra a otros puntales de la formación. Y, sobre todo, al alcalde de Cádiz, su pareja José María González 'Kichi', que también mostró sus diferencias con Iglesias y se volcará en la marca de su compañera, embaraza de casi seis meses de su segunda hija.

El acalde José María González 'Kichi' y su pareja Teresa Rodríguez.

El acalde José María González 'Kichi' y su pareja Teresa Rodríguez. Efe

Su divorcio político con Iglesias se firmó en febrero, poco después de que el líder accediera a la vicepresidencia. De cara a la galería, fue pacífico, aunque el líder nacional había intentando hasta en dos ocasiones arrebatarle el poder regional sin éxito.

Así, fue ella quien tomó la decisión de abandonar la formación morada con un objetivo: centrarse en liderar la confluencia Adelante Andalucía para crear "un sujeto político andaluz" que concurra a las elecciones en todos los niveles y, además, sin "vasallaje" de Madrid.

Precisamente, unos días después, unos 150 cargos públicos y orgánicos de Podemos, entre quienes figuraban diputadas afines a Iglesias como la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera, o Isabel Franco y la propia Martina Velarde, promovieron un manifiesto para apostar por un Podemos Andalucía "unido, fuerte y democrático" en una nueva etapa.

El escollo es gordo porque puede haber más escisiones. El llamado grupo motor de Adelante Andalucía está integrado por cinco formaciones: Podemos, IU, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, además de Anticapitalistas Andalucía. Esta ha sido la última formación que se ha integrado formalmente en la coalición y de la que Rodríguez es una de las principales referentes.

Manifiesto de Adelante

Hace unos días, esta confluencia difundió un manifiesto al cumplirse dos años de su creación, con los logos de todos sus componentes, en el que volvió a reivindicarse como ese sujeto político propio. En su seno también han aflorado las diferencias.

Para empezar, dentro del propio Podemos hay tres corrientes con distinta forma de pensar: Sí Podemos Andalucía en Movimiento; Somos Podemos Andalucía, integrada por los pablistas, los más afines al secretario general; y Extender Podemos Andalucía. Izquierda Unida dijo públicamente que se desmarcaba de ese manifiesto al estar en desacuerdo con su contenido.

Llegó incluso a pedir que se retirara su logo del documento, según indicaron fuentes del partido a Europa Press. Alegaban que no responde a los objetivos de Adelante Andalucía, sino más bien a los de Anticapitalistas y de Teresa Rodríguez.

32 precandidaturas

Y en este clima de división, hasta 32 militantes han formalizado sus precandidaturas. La mayoría de los aspirantes a convertirse en el coordinador autonómico andaluz son pocos conocidos, excepto la propia Martina Velarde, aunque está más placeada a nivel estatal.

Ella ha formado parte de la lista oficialista Un Podemos Contigo, que incluía 89 candidatos y conformó la candidatura de Iglesias para la nueva dirección nacional del partido en la Tercera Asamblea Ciudadana EstatalLa lista del líder fue respaldada con el 92,19% de los votos.

En concreto, Velarde ocupa el puesto 53, junto a otros nombres andaluces como las diputadas Noelia VeraIsabel Franco y el que fuera líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y parlamentario por Jaén, Diego Cañamero.

Su perfil

Martina Velarde tiene 40 años, es abogada y reside en Córdoba, aunque nació en Rota (Cádiz). Es licenciada en Derecho por la Facultad de Granada y ha sido miembro del Consejo Ciudadanos de Córdoba y del Consejo Ciudadano Andaluz. Se involucró en el proyecto de Podemos en las últimas elecciones europeas y posteriormente formó parte del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos Córdoba, y luego en el área de vivienda.

La diputada de Unidos Podemos por Córdoba, Martina Velarde.

La diputada de Unidos Podemos por Córdoba, Martina Velarde. Podemos

Según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes próximas al partido, su apadrinamiento supone todo un reto para la formación y muestran su confianza en su candidatura. Además de apagar fuegos tendrá que de recorrer Andalucía y conocerla a fondo hasta los próximos comicios autonómicos.

Eso precisamente recoge su perfil de la página web habilitada para las primarias para el Congreso y el Senado: "En mi tiempo libre, me gusta leer, hacer teatro, y viajar, pero sobre todo recorrerme Andalucía, y volver a mi pueblo para poder oler el mar y estar con mi gente".

Si finalmente sale elegida para coordinar la formación morada en Andalucía -tiene padrino para ello- tendrá que recorrerse todos los rincones de la comunidad y no solo en su tiempo de ocio, sino por trabajo.