España CORONAVIRUS

España desoye a los expertos y analiza menos de lo que exige la UE las variantes de la Covid

El Gobierno reconoce que, tras meses de trabajo, no secuencian el 5% de los casos de Covid-19, como pide la Comisión Europea.

23 junio, 2021 02:26

Noticias relacionadas

El Gobierno de España reconoce que secuencia menos casos de Covid-19 de los que le aconseja la Comisión Europea. Frente a las recomendaciones de secuenciar al menos el 5% "y preferiblemente el 10%" de los casos de coronavirus, en España se ha comenzado a secuenciar de un 1 a un 2%, aunque "se va incrementando".

El dato es el mismo que el que se registraba en el mes de enero cuando se publicó el primer estudio sobre la secuenciación de cepas Covid en España. La secuenciación consisten en conocer el tipo de variante de coronavirus con la que se ha infectado cada ciudadano.

En una respuesta registrada en el Congreso de los Diputados, el Ejecutivo reconoce que los aspectos logísticos y epidemiológicos de España no han permitido llegar a los porcentajes que exigía Europa, aunque se está haciendo una gran "labor" para alcanzar, al menos, el 5%. 

"Se desplegó una estrategia para incrementar capacidades y poder abordar un incremento progresivo del número de muestras secuenciadas", explica el documento.

Es importante reseñar que la secuenciación de los positivos de las pruebas de Covid-19 ayuda a dilucidar qué tipo de variante se está extendiendo por España. Es decir, saber en qué grado hay presencia de nuevas cepas. Variantes que pueden poner en riesgo la inmunidad que generan las vacunas como ocurre con la cepa india, sudafricana o brasileña.

En estos momentos, el Gobierno de España elabora semanalmente un documento en el que se explica la situación epidemiológica de las variantes del SARS-CoV-2 y su impacto para la salud pública en España.

En ese informe, se argumenta que desde que la cepa india se detectó en España en la semana del 3 al 9 de mayo se ha mantenido en una prevalencia por debajo del 1% del total de los casos secuenciados. Algo que ahora ha cambiado y ha escalado hasta el 4% de los positivos, durante la semana del 31 de mayo al pasado 6 de junio, cuadriplicado su presencia en España.

Secuenciación

Los resultados publicados en cada uno de los análisis semanales se obtienen gracias a la secuenciación de positivos de Covid-19. Es decir, si en España se secuencian 12.200 casos con fecha 21 de mayo, será de esos positivos de los que se estudiará la presencia de nuevas variantes.

Aunque en ningún documento oficial del Ministerio de Sanidad se explica qué porcentaje exacto se está secuenciando, el departamento de Carolina Darias asegura que se está "acercando" a los porcentajes exigidos por Europa.

La Comisión Europea es muy insistente en lo que respecta a la secuenciación pues es la principal herramienta, junto con las vacunas, que tienen los países para saber con qué virulencia implantan las variantes de la Covid-19.

La promesa del Ministerio de Sanidad ha sido poner en marcha una red de centros epidemiológicos, uno por comunidad autónoma, que muestren los diferentes positivos. En estos momentos, no todas las regiones cuentan con un centro de estas características.

Gráfico elaborado por el Instituto de Salud Carlos III.

Gráfico elaborado por el Instituto de Salud Carlos III.

En su respuesta parlamentaria, el Gobierno de España explica que se sigue trabajando en una red nacional de laboratorios de secuenciación genómica para la vigilancia del virus.

"Se ha establecido un canal de comunicación mediante email y se comparte información sobre la circulación de las variantes. Todos los laboratorios designados informan a los responsables de Salud Pública de sus respectivas CCAA, con el objetivo de introducir los datos de linajes y variantes en el Sistema de Vigilancia en España (SiViEs)".

España además pone dos condicionantes para secuenciar un positivo de Covid-19. Que haya sido diagnosticada mediante una PCR y que la carga vírica sea alta (CT<30).

La baja secuenciación de la Covid-19 preocupa a los expertos porque, en estos momentos, se une a tres grandes problemas: el ritmo de vacunación ha bajado (por una retraso en los envíos de la farmacéutica Janssen), se va a levantar el uso obligatorio de mascarillas en exteriores y la variante india ya tiene transmisión comunitaria en España. O lo que es lo mismo, hay casos de los que no se conoce el origen.

En el documento publicado este lunes, Sanidad reconoce que hay transmisión comunitaria de esta cepa. Explica que en una comunidad autónoma, cuyo nombre no facilita, se han noticiado tres brotes de Delta con 25, 21 y 16 casos y en otra autonomía se ha detectado otro foco con 5 casos hasta el momento y "varios casos sospechosos pendientes de confirmar". 

Según los expertos, en Madrid, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana ya existe transmisión comunitaria de la cepa delta.

Retrasos en la vacuna

Todo esto es importante. La conocida como variante delta podría escapar de la inmunidad de las vacunas. Esto supondría un problema para la pandemia de la Covid-19 y los buenos datos epidemiológicos de las últimas semanas.

Uno de los hitos que se puso el Gobierno cuando anunció la inmunidad de grupo para el final de verano fue que España tuviera 15 millones de vacunados la semana del 14 al 20 de junio. Algo que no ha ocurrido.

La secretaría de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha argumentado que no se ha cumplido porque se ha producido un "ligero retraso" con los envíos de Janssen. "Esto se irá compensando a lo largo de las próximas semanas", ha firmado la portavoz del Ministerio.

La vacuna de la farmacéutica Janssen ha impulsado definitivamente la campaña vacunal en España, pues se trata de una vacuna con un único pinchazo. Esto ha acelerado la vacunación de muchas personas que no han tenido que esperar de 4 a 12 semanas para ser completamente inmunes al virus.