Adam (primero por la izq.) y otros niños españoles, en los vídeos grabados para pedir el regreso de sus padres.

Adam (primero por la izq.) y otros niños españoles, en los vídeos grabados para pedir el regreso de sus padres.

España CORONAVIRUS

Niños españoles de origen marroquí piden en vídeos el regreso de sus padres, atrapados en su país

Decenas de marroquíes residentes y nacionalizados en España no pueden volver porque Rabat no les deja salir, como sí hace con el resto de españoles.

7 abril, 2020 02:45
Tánger

Noticias relacionadas

"Me gustaría que volviera, la echo mucho de menos", confiesa Adam en un vídeo. Este niño de 11 años, confinado con su tía en España, difunde en las redes sociales su deseo de estar cerca de su madre, atrapada en Marruecos desde el 13 de marzo cuando las autoridades cerraron las fronteras por la pandemia de coronavirus.

"Si tiene la nacionalidad española, ¿por qué no la dejan salir? Me gustaría que volvería, además la echo mucho de menos", dice el niño.

Su madre, Nabila, se entristece al recordar el mensaje del pequeño. "Lo estamos pasando muy mal aquí, en Marruecos, lejos de nuestros hijos", lamenta.

Niños españoles de origen marroquí piden el regreso de sus padres

Esta madre divorciada reside en Hospitalet de Llobregat desde hace 13 años, donde trabaja como administrativa en una compañía de ferries. Sin embargo, no ha podido cruzar la frontera de Ceuta y Melilla como otros españoles de origen; tampoco consiguió el permiso para coger el avión de Iberia con los últimos 154 repatriados que salieron de Casablanca destino a Madrid el viernes 3 de abril.

Ese vuelo era la última esperanza de los españoles de origen marroquí y de los migrantes marroquíes residentes en España, que vieron como 154 españoles regresaban junto a sus familias. “Ni siquiera recibieron la atención consular que se merece cualquier ciudadano español”, denuncian desde la Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí ITRAN.

“Tengo mi trabajo y mi casa en España. Vivo sola con mi hijo, que ha nacido allí. No entiendo por qué las personas de origen marroquí no podemos salir”, dice telefónicamente Nabila a EL ESPAÑOL desde un apartamento de alquiler por el que paga 20 euros al día en Asilah, una localidad costera a 40 kilómetros de Tánger.

Voluntaria de ONG

Llegó a Marruecos el 11 de marzo como voluntaria de la ONG Amigos del Pueblo Marroquí ITRAN para repartir ayuda a la población de la región de Midelt, en la montañas del Atlas. Tiene familia en Larache pero no puede viajar porque los transportes están suspendidos.

Pero son decenas los afectados, y ya han creado un grupo de residentes atrapados y se han dirigido a todas las instancias de Marruecos y de España, sin resultado alguno.

“Por favor, somos ciudadanos marroquíes y no entendemos por qué las personas de nacionalidades europeas sí pueden salir. Queremos ir a casa para cuidar a nuestros hijos y mantenerlos”, imploran en una carta al ministro de los Marroquíes Residentes en el Extranjero.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores español confirmó este lunes a ITRAN que “los nacionales marroquíes, incluidos los dobles nacionales, no tienen permitido salir de Marruecos en el marco de las medidas adoptadas en el Reino ante la crisis del Covid-19”.

Además de familias separadas, otras madres con bebés habían viajado a Marruecos por problemas con sus maridos para solucionarlos ante los tribunales. Hay una decena de mujeres embarazadas y también ciudadanos con diabetes o tensión arterial.

“Hay personas con patologías muy graves. Una señora con dos válvulas en el corazón, padece epilepsia, y está acompañada de su hija de 10 años”, explica a EL ESPAÑOL el presidente de ITRAN, Mohamed Alami.

Carta a Felipe VI

En situación crítica está un enfermo que tiene que someterse a diálisis. Está pagando 75 euros por sesión, y ya apenas dispone de dinero. A Dalil, que tiene una empresa en Tánger y a su mujer en Córdoba a punto de dar a luz, lo que le preocupa es que ya ha sufrido tres abortos.

Tras recibir la contestación de Exteriores, en el sentido de que no puede ayudarles porque es una decisión de Marruecos, han solicitado la intervención “imprescindible” de Felipe VI mediante una carta. “Tampoco entendemos en qué se basan para que a unos niños o bebés de pocos meses, que solo tienen el pasaporte español, se les deniegue subir al avión que partió el pasado día 3 de abril”, aseguran desde la ONG.

En ITRAN, Alami insiste en “saber el criterio con el que se está evacuando a los españoles de Marruecos”. Y, además, denuncian que “según tenemos entendido, se evacuó a un español de origen marroquí desde Tetuán teniendo mucha más preferencia mujeres de nacionalidad española con graves patologías, embarazadas, con bebes...”.

En el consulado de Tetuán, les sugirieron dirigirse a la Embajada de España en Rabat, “que, de común acuerdo con las autoridades marroquíes han fijado los criterios para la evacuación de españoles vía aérea del pasado viernes”.

"Han traído el virus"

Desde el consulado de Nador explican que “los españoles de origen marroquí son españoles en todas partes del mundo menos en Marruecos. Todo nacido marroquí nunca pierde su nacionalidad como nunca pierde su confesión musulmana. Por ello mientras esté en este territorio las personas de origen marroquí son marroquíes a todos los efectos, y los permisos de salida y traspaso de fronteras deben de otorgarlos las autoridades marroquíes”.

Sin embargo, Abel mantiene que “Marruecos atrapa, y los marroquíes se quejan de que nosotros hemos traído el coronavirus pero tampoco nos dejan irnos”.

Además, muchos de ellos denuncian que no tienen cobertura sanitaria. “Aquí no tengo ni seguro médico ni nada. Ni nadie que vele por nuestra salud. Nadie nos da respuestas claras, ni siquiera una llamada de consuelo. No se han puesto en contacto ni para saber si nos han echado a la calle las personas que nos han dado alojamiento por un pequeño periodo”, implora desde Casablanca Imane, española de nacimiento, con sus dos hijos de 3 años y 20 meses.

Como solución, insisten que un barco de la compañía italiana GNV zarpa de Marruecos el martes para repatriar a sus nacionales al país europeo con escala en Barcelona.

Información sobre el coronavirus: