Pedro Sánchez y Quim Torra, en su reunión mantenida en el Palacio de Pedralbes, Barcelona, hace más de un año.

Pedro Sánchez y Quim Torra, en su reunión mantenida en el Palacio de Pedralbes, Barcelona, hace más de un año. Efe

España TORRA

Sánchez se reunirá con Torra el 6 de febrero en plena crisis por su suspensión como diputado

La cita será en Barcelona, según ha anunciado la ministra portavoz, María Jesús Montero. 

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y Quim Torra se verán a solas el próximo 6 de febrero. Así lo ha anunciado este martes la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en rueda de prensa este martes tras el Consejo de Ministros.

Según Montero, esta cita tendrá lugar en Barcelona para abordar un "conflicto que lleva ya demasiado tiempo iniciado". La reunión es previa a la que deberá celebrarse entre el Gobierno central y el de la Generalitat en la mesa de diálogo que ERC exigió a Sánchez a cambio de abstenerse en su investidura y permitir que saliese adelante. 

Hasta ahora, Sánchez había dado largas al inicio de los contactos con la Generalitat y no acababa de fijar la fecha. La fecha ha sido anunciada justo el día después de que Torra haya sido suspendido como diputado por el Parlament y mientras grupos de la oposición, como PP y Ciudadanos, consideran que una vez inhabilitado como parlamentario no puede seguir como presidente autonómico. 

Sánchez se reunirá con Torra el 6 de febrero en Barcelona

"Es obvio que en estos momentos el president de la Generalitat de Cataluña es Torra, es la persona con la que se puede reunir el presidente del Gobierno", ha dicho Montero. La portavoz no ha concretado los temas de la reunión. "Lo que quiere el presidente es iniciar una senda de diálogo, es lo que tiene que primar en esta legislatura, en lo social y en lo territorial", según ella. 

El objetivo es "romper todos los años de incomunicación" sobre Cataluña y "remar en la dirección correcta".

El Ejecutivo catalán vive una situación insostenible por las desavenencias entre Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana (ERC), los dos partidos que lo integran. El riesgo de elecciones anticipadas es elevado y, por ese motivo, el interlocutor que se encontrará Sánchez al otro lado de la mesa difícilmente podrá tener una posición cohesionada o con capacidad para obrar a medio plazo. 

Montero ha dicho que la reunión será la primera de muchas, con otros presidentes autonómicos, que tendrán lugar en "las restantes capitales de las comunidades autónomas" como parte de un diálogo territorial que el Ejecutivo central quiere iniciar.