Félix Azón, Fernando Grande-Marlaska y Ana Botella.

Félix Azón, Fernando Grande-Marlaska y Ana Botella.

España

Marlaska revoluciona Interior: prescinde de su 'número 2' y del director de la Guardia Civil

El ministro del Interior cesa a Ana Botella y Félix Azón, que le han acompañado en su círculo más cercano en los últimos meses.

Noticias relacionadas

Poco después de confirmarse su continuación al frente del Ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha revolucionado el Departamento con la destitución de dos personas que en los últimos meses habían sido de su máxima confianza: la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, y el director de la Guardia Civil, Félix Azón.

Los cambios han tenido lugar tras la celebración del primer Consejo de Ministros del Gobierno de coalición, presidido por Pedro Sánchez. Dos ceses, apunta La Ser, que suponen cambios significativos en cuestión de seguridad.

Ana Botella representaba el músculo socialista en un departamento dirigido por un ministro independiente, el exmagistrado Fernando Grande-Marlaska. Su trayectoria, siempre ligada al PSOE, contaba con varios hitos destacados: fue delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana y, antes de ocupar la secretaría de Estado de Interior, fue portavoz del partido en la Comisión de Interior del Congreso.

En los últimos meses ha acompañado al ministro Marlaska en la toma de decisiones complejas. Desde el desarrollo del dispositivo de seguridad en Cataluña tras la sentencia del procés hasta la retirada de las concertinas en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla.

El juez Félix Azón ocupó la dirección de la Guardia Civil en junio de 2018, en sustitución de José Manuel Holgado. Previamente se había desempeñado en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y como vocal del Consejo General del Poder Judicial de España.

Diversas asociaciones de la Guardia Civil criticaban en las últimas semanas su gestión en la cesión de las competencias de Tráfico en Navarra y los recortes en las retribuciones de la equiparación salarial.

El cese de ambos supone una revolución para el Ministerio del Interior. Fernando Grande-Marlaska se ha ganado la confianza de Pedro Sánchez en los meses en los que ha dirigido el departamento y, ante la nueva legislatura, dirigirá un equipo con figuras elegidas expresamente bajo su criterio.