Reuters

España

Marlaska advierte del 557 del Código Penal: los separatistas se enfrentan "a seis años de cárcel"

El ministro del Interior ha advertido a los independentistas violentos de que se aplicará "el código penal con contundencia".

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha comparecido este viernes para hacer balance de la situación de Barcelona y ha advertido a los separatistas que campan a sus anchas sembrando el caos por la capital de Cataluña: "Vamos a aplicar con toda contundencia el Código Penal"

Marlaska ha señalado directamente tanto al independentismo violento como al que actúa al margen de la ley, recordando que las conductas que han provocado el caos en la ciudad condal están tipificadas en el Código Penal hasta "con seis años de cárcel".

El texto legal recoge en su título XXII los "delitos contra el orden público". El capítulo dos agrupa bajó el epígrafe "de los atentados contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y de la resistencia y desobediencia" del artículo 550 en adelante.

El 550 establece penas de "prisión de 1 a 4 años y multa de 3 a 6 meses contra la autoridad y de prisión de 6 meses a 3 años cuando sea contra los agentes y los funcionarios públicos".

El artículo 556 establece penas de prisión de "tres meses a un año" y multas "de seis a 18 meses" para las actividades que no estén comprendidas en el 550 pero que "resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de funciones". Incluso si lo hacen contra "el personal de seguridad privada". 

Artículo 557 del Código Penal

Las penas a las hacía referencia el ministro del Interior, que alcanzan los seis años de cárcel, están previstas si en los hechos concurren algunas de las "circunstancias" previstas en el 557 bis. Si "alguno de los partícipes portare un arme o instrumento peligroso", por ejemplo, o "cuando el acto de violencia ejecutado resulte potencialmente peligroso para la vida de las personas o pueda causar lesiones graves". 

En este caso, el Código Penal incluye "en particular" el supuesto de "lanzamientos de objetos contundentes o líquidos inflamables, el incendio y la utilización de explosivos". En Barcelona, desde el lunes, los radicales han arrojado adoquines a los agentes de seguridad, ácido, prendido hogueras en mitad de las calles y atacado a los Mossos con petardos y cohetes. Uno de los proyectiles estaba dirigido contra un helicóptero. 

También tiene en cuenta el Código Penal si los hechos "se llevan acabo en una manifestación o reunión numerosa", si se producen "actos de pillaje" o si tienen lugar "con ocultación del rostro y así dificulte la identificación de sus autores". Los radicales separatistas incurren desde el lunes, al menos, en dos de estas circunstancias.

Varios encarcelados sin fianza

Este viernes han sido detenidos 10 separatistas radicales. El juez ya ha enviado a siete de los detenidos desde el lunes a prisión sin fianza. Grande-Marlaska, asimismo, ha cifrado en 400 el número de violentos que están provocado ataques contra las Fuerzas de Seguridad en Vía Layetana, en el entorno de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

Marlaska ha distinguido entre la manifestación pacífica convocada por distintos grupos independentistas y los actos violentos posteriores. Ha recordado que según las cifras aportadas por la Guardia Urbana de Barcelona en la manifestación participaron más de medio millón de personas, una cifra muy inferior a las que el independentismo ha convocado en otros momentos, por ejemplo en la última Diada donde ya hubo un recórd a la baja de 600.000 personas.

Por otra parte, el titular de Interior ha señalado que la Policía no dejará que los CDR acampen en el centro de Barcelona como habían señalado, argumentando que no permitirán que se colapse la vida de la ciudad.