Imagen de la concentración independentista en Manresa frente al cuartel de la Guardia Civil.

Imagen de la concentración independentista en Manresa frente al cuartel de la Guardia Civil.

España Sentencia del 'procés'

Vecinos de Manresa defienden el cuartel de la Guardia Civil asediado por radicales: "A por ellos"

Un atropello en Tarragona y un bebé huyendo de las llamas en el centro de Barcelona han sido las otras dos imágenes de la tercera jornada de disturbios en Cataluña.

La violencia en Cataluña va mucho más allá de las calles de Barcelona. Si el primer día fue el aeropuerto de El Prat y en el segundo todas las capitales catalanas acabaron incendiadas, la tercera noche de disturbios ha llegado también a Manresa. Más concretamente hasta el cuartel de la Guardia Civil, donde cientos de manifestantes independentistas han intentado asaltarlo y se han encontrado con vecinos de la localidad que han salido a la calle con banderas de España al grito de "A por ellos".

No es la primera vez que los guardias civiles y sus familias han tenido que protegerse en el interior de la casa cuartel ante el hostigamiento de los independentistas, pero en la noche del miércoles la tensión creció más allá y obligó a los Mossos d'Esquadra a intervenir.

Las cargas llegaron después de la concentración de cientos de personas en las inmediaciones de la Carretera de Cardona donde se ubica el cuartel. Sin embargo, antes de llegar a la intervención policial se vivieron momentos de mucha tensión, con los agentes de la Benemérita en la puerta del edificio, protegidos por los Mossos y con dudas sobre si ellos mismos tendrían que intervenir.

Un grupo con banderas de España defiende el cuartel de la Guardia Civil de Manresa

Lo que sorprendió en Manresa fue la presencia de un grupo de unos 20 vecinos de la localidad al otro lado de la casa cuartel, todos ellos armados con banderas de España y con un grito único: "A por ellos". No llegaron a producirse enfrentamientos entre uno y otro grupo, pero los Mossos si se vieron obligados a intervenir para que la tensión no sobrepasara límites asumibles por las fuerzas del orden.

Bebés huyendo del fuego

Otra de las imágenes más contundentes de la tercera jornada de disturbios en Cataluña se produjo en los primeros compases de los altercados. Fue en Barcelona, en torno a las 21.00 horas, cuando los radicales de la concentración de los CDR en la Gran Vía incendiaron hasta seis coches en su retirada tras enfrentarse a los Mossos. 

Ese incendio, que causó las imágenes más espectaculares de la noche, también provocó un denso humo y un peligro añadido, ya que el incendio se provoco a no mucha distancia de una gasolinera. El daño colateral inmediato fue la densidad del humo, que comenzó a colarse por las ventanas de las casas de la calle Roger de Flor y obligó a un hombre a abandonar su domicilio con su bebé de poco más de un año para evitar una desgracia mayor por inhalación.

Atropello de los Mossos

Tarragona ha sido otro de los centros neurálgicos de la violencia secesionista en estos días. Los Mossos y la Policía tuvieron que emplearse tanto el lunes como el martes y las concentraciones del miércoles también les han obligado a intervenir. Así, en una de las maniobras disuasorias que realizan las fuerzas de intervención para evitar el cuerpo a cuerpo con los manifestantes, una furgoneta de los Mossos ha atropellado a uno de los manifestantes.

Al acudir con las furgonetas a alta velocidad para dispersar a una gran masa de gente, uno de los radicales ha perdido de vista los vehículos al quedar detrás de uno de los contenedores que había colocado en el centro de la calle para bloquearles el paso y tampoco lo han podido ver desde la furgoneta.

Otros vídeos de la jornada