Vecinos de Alsasua queman una representación de un cuartel de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.

Vecinos de Alsasua queman una representación de un cuartel de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.

España "¡FUERA DE AQUÍ!"

"El 'Ospa Eguna' sigue el camino de ETA": guardias civiles piden amparo ante el acto de Alsasua

Consideran que los actos organizados para este sábado se enmarcan dentro de una misma estrategia de "presión" contra los agentes y sus familias.

"¡Fuera!" o "¡Largo!" son las traducciones que, desde el castellano, se aproximan más a la palabra en euskera "Ospa!". Y con esa expresión, una parte considerable del municipio navarro de Alsasua pide a la Guardia Civil que se marchen de sus calles. Es una jornada reivindicativa -se celebra este sábado-, sobre la que los agentes han pedido su prohibición. Consideran que el movimiento sigue "el camino marcado por ETA" y que sus organizadores son "los herederos" de la banda terrorista.

Los antecedentes. En ediciones anteriores, los organizadores del Ospa Eguna [Día del 'ospa'] prepararon muñecos de la Guardia Civil o recrearon pequeños cuarteles a los que prendieron fuego; celebraron marchas militares encabezadas por alguien disfrazado de rey mofándose de las autoridades; hicieron actuaciones en las que ridiculizaban al Instituto Armado. Todo el bajo mismo eslogan: "Fuera de aquí".

Pero hablar de Alsasua y de la Guardia Civil evoca a los sucesos que tuvieron lugar en octubre de 2016 en el bar Koxka de esta localidad navarra. Aquella madrugada, un grupo de jóvenes propinó una paliza a dos agentes y a sus parejas; un suceso que dio paso a un extenso proceso judicial que todavía no se ha cerrado con una sentencia en firme.

Una "estrategia"

Todos esos episodios, consideran desde la asociación Jucil de la Guardia Civil, están marcados en una misma "estrategia" de "presión" y "humillación" a los agentes y a sus familias. Y piden protección -no tanto en medidas de seguridad como en un apoyo institucional- frente a jornadas como el Ospa Eguna de este sábado.

"Es evidente que la única finalidad de este tipo de celebraciones es intentar atemorizar y humillar a los guardias civiles como representantes del Estado en ese territorio", detallan desde esta asociación representativa del Instituto Armado. "Estos graves hechos siguen el camino marcado por la banda terrorista ETA, asfixiando cualquier símbolo del Estado en busca de su desaparición.

Por eso, Jucil lamenta el "desamparo" al que están sometidos los guardias civiles de Alsasua: "Respetamos la libertad de expresión, pero siempre dentro de los límites que imponen las leyes y los derechos de los demás ciudadanos".

La decisión del juez

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, considerando que el acto celebrado este sábado en Alsasua "trata de conseguir el objetivo táctico de la banda terrorista ETA", solicitó al juez que suspendiese la celebración de la jornada. 

"Este evento sirve de colofón anual a las numerosas iniciativas contra la Guardia Civil que, de modo continuo, se realizan en Alsasua, lo que  genera entre los vecinos un clima social contrario a su presencia en esa localidad, y fomentan un ambiente de presión, odio, acoso e incluso violencia sobre los guardias civiles y familias que residen y trabajan en Alsasua", reza el escrito de la Fiscalía.

El juez, no obstante y en una decisión similar a la que tomó con el Día del Inútil de Etxarri-Aranatz, ha optado por no suspender los actos que este sábado se celebrarán en la localidad navarra.