Los comentarios en Facebook sobre el acuchillamiento del policía local en Punta Umbría (Huelva).

Los comentarios en Facebook sobre el acuchillamiento del policía local en Punta Umbría (Huelva). E.E.

España

Detenido por delito de odio en Facebook al policía acuchillado en la playa: "Ojalá en la yugular"

La Guardia Civil de Ayamonte (Huelva) lo arresta por sus comentarios en la red social bajo el vídeo en el un vendedor ambulante atacaba a un agente local.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ayamonte (Huelva) ha detenido a un usuario de Facebook al que investiga por un presunto delito de odio por unos comentarios en dicha red social contra el subinspector jefe de Policía Local de Punta Umbría (Huelva), Antonio Garrido, apuñalado esta semana en la playa.

Así lo han detallado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. En concreto, el detenido desea en su comentario en la red social que "ojalá le hubiera metido [al policía] en la yugular" el arrestado por protagonizar dicha agresión con un arma blanca el miércoles día 7. Dicho día, el suceso se produjo cuando la Policía Local procedió a requisar en la playa a un vendedor ambulante la mercancía que llevaba consigo.

El subinspector jefe de la Policía Local de Punta Umbría (Huelva) sufrió varias heridas por arma blanca en una intervención contra vendedores ambulantes en una playa de este municipio y fue trasladado al hospital Juan Ramón Jiménez. El altercado se ha saldado con varios detenidos.

Momento en el que ha sido apuñalado el policía local de Punta Umbría

Los hechos tuvieron lugar en la mañana del pasado miércoles. La Policía Local de Punta Umbría había montado un dispositivo sobre los vendedores ambulantes en la playa, que en ese momento estaba abarrotada. La escena provocó un gran revuelo entre los asistentes y algunos optaron por grabarla con sus teléfonos móviles.

En un momento dado, un individuo se precipitó contra uno de los policías que participaban en el dispositivo y le propinó tres cuchilladas con "una navaja de grandes dimensiones", según fuentes policiales.

Así pues, la persona detenida por este crimen de odio critica que los agentes "no dejan mariscar, no dejan vender en la playa" y que llegan "chulos" para intervenir la mercancía, por lo que, a su juicio, "que roben o que vendan droga es a lo que empujan" los policías con estas acciones.

La misma fuente señala que se continúan estudiando otras publicaciones que durante estos días se han venido realizando por varios usuarios de las redes y que sobrepasan el límite de la libertad de expresión, convirtiéndose en delitos de odio, de calumnias o de injurias.