Margarita Robles, en su comparecencia ante los medios este martes en Bruselas.

Margarita Robles, en su comparecencia ante los medios este martes en Bruselas. EFE

España FUERZAS ARMADAS

Robles justifica la retirada de la fragata del Golfo Pérsico: "Es una misión de EEUU no prevista"

La ministra de Defensa ha aseverado que la 'Méndez Núñez' permanecerá fuera del grupo "de forma temporal y provisional".

Gonzalo Araluce Juan Sanhermelando

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asumido la responsabilidad de la retirada de la fragata Méndez Núñez del grupo de combate estadounidense que se dirige al Golfo Pérsico, en plena escalada de tensión de Irán: "Es una decisión del Ministerio de Defensa". "Una interrupción temporal, provisional", que Robles atribuye a "una misión que no estaba prevista cuando se llegó al acuerdo" de la integración del buque español en el despliegue.

Margarita Robles ha valorado la retirada de la fragata desde Bruselas, donde asiste a una serie de encuentros con otros países de la Unión Europea en materia de Defensa: "Se llegó a un acuerdo hace dos años con una finalidad de carácter práctico". Y según la ministra, "la misión que ha decidido Estados Unidos no estaba prevista".

Así, Robles ha querido ver el movimiento "dentro de la normalidad". "Había 28 puertos previstos en el despliegue" y este despliegue no entraba dentro de las previsiones del Ministerio de Defensa. "Tengo cierta deformación jurídica y cuando veo que hay un desvío del acuerdo creo que es mejor suspenderlo provisionalmente". Para la ministra, lo importante del despliegue era "conmemorar el quinto aniversario de la vuelta al mundo" y que Washington no puede sentirse ofendido por la decisión: "No se lo puede tomar de ninguna manera, está previsto".

La ministra de Defensa asumió la decisión de retirar la fragata del grupo de combate de Estados Unidos ante la creciente tensión geopolítica en la región, a costa del programa nuclear de Irán. Desde Washington se recalibró la ruta de este grupo -que más adelante tiene previsto dirigirse al océano que baña las costas chinas- para que se desplegasen en el Golfo Pérsico, en respuesta a los acontecimientos que se están viviendo.

La Méndez Núñez es el único barco no estadounidense integrado en este grupo. Su participación en el despliegue pretende fomentar la interoperabilidad entre Estados Unidos y España. Se trata de un movimiento bilateral, sin implicación de organizaciones internacionales -OTAN o Unión Europea-.

El grupo está compuesto por varios cruceros, destructores y buques; la nave más importante la constituye el portaaviones Abraham Lincoln, con 85 aeronaves a bordo y una dotación que roza los 6.000 efectivos.

El Ministerio de Defensa no quería que la tensión creciente en la zona tuviera implicaciones diplomáticas para España, aunque fuera de forma indirecta. De ahí su decisión de retirar la fragata de la zona.

La Méndez Núñez, un buque de casi 150 metros de eslora y con una dotación de más de 200 efectivos, tiene previsto reincorporarse al grupo de combate estadounidense una vez abandonen el Golfo Pérsico.