La fragata Méndez Núñez estaba incorporada a un grupo de combate de EEUU.

La fragata Méndez Núñez estaba incorporada a un grupo de combate de EEUU.

España

España retira la fragata 'Méndez Núñez' de su despliegue en el Pérsico por la tensión con Irán

La decisión corresponde al Ministerio de Defensa, dirigido por Margarita Robles, para evitar implicaciones diplomáticas que no estaban previstas.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha ordenado la retirada de forma temporal de la fragata Méndez Núñez de su despliegue junto al portaaviones estadounidense Abraham Lincoln. ¿El motivo? El grupo de combate se dirige hacia el Golfo Pérsico y la creciente tensión con Irán podría suponer implicaciones -aunque sea de forma indirecta- en un hipotético conflicto geoestratégico.

La retirada de la Méndez Núñez es temporal. Su presencia en el grupo de combate podía suponer una serie de implicaciones diplomáticas no previstas. La dotación de la fragata española permanecerá en las inmediaciones de la zona mientras desde Defensa se analiza el transcurso de los acontecimientos, según adelanta El País y han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes del Ministerio.

El despliegue de la fragata Méndez Núñez -más de 200 efectivos a bordo en un buque de casi 150 metros de eslora- en este grupo de combate contaba con varios objetivos: el principal, fomentar la participación conjunta y estrechar los lazos con la Armada estadounidense. El portaaviones Abraham Lincoln es el buque principal de este grupo de combate; el único barco no estadounidense en este despliegue es precisamente la Méndez Núñez.

Las tensiones diplomáticas han cambiado la estructura del despliegue. Las maniobras iban a ser relativamente tranquilas e iban a fomentar la cooperación entre ambos ejércitos. Las discrepancias en materia nuclear han desatado las discrepancias entre Teherán y Washington, y Estados Unidos ha decidido recalibrar el rumbo de su grupo de combate para que pusiera rumbo al Golfo Pérsico.

No es la primera vez que el Abraham Lincoln surca las aguas pérsicas; en los últimos años y de forma periódica ha estado desplegado en la región. Sin embargo, la administración de Donald Trump ha optado por enviarlo de nuevo a la zona en pleno crecimiento de las tensiones en la región.