Carmen Calvo y Dolores Delgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Carmen Calvo y Dolores Delgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Javier Lizón Agencia EFE

España CATALUÑA

Calvo desdobla al presidente: quien reconoció que hubo "rebelión" fue Pedro, no Sánchez

"El presidente del Gobierno nunca ha dicho que ha visto un delito de rebelión en Cataluña. El presidente del Gobierno no lo ha dicho eso nunca". La de Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, parece una frase tan sencilla y contundente, dicha desde la mesa de las comparecencias posteriores al Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa, que no admitiría mucha discusión. Palabra de vicepresidenta.

Pero el 17 de mayo, Pedro Sánchez dijo lo siguiente: "Si no hay altercados públicos, eso no quiere decir que no haya delito de rebelión, como sí que se produjo", declaró al ser entrevistado en Antena 3. "¿Lo que se produjo el pasado 6 y 7 de septiembre en el Parlamento de Cataluña se puede entender como un delito de rebelión? Yo creo que lógicamente lo es". "Clarísimamente ha habido un delito de rebelión y sedición en España". 

Al ser preguntada por las declaraciones de Sánchez, Calvo ha advertido de que como presidente del Gobierno nunca ha dicho que hubiera rebelión. Tanto es así, que a uno de los periodistas que la interpelaba le costó entender lo que estaba diciendo la vicepresidenta.

Calvo se refería, como luego aclaró, a Sánchez como presidente. Y el 17 de mayo era tan solo el líder de la oposición, a unos días de convertirse en presidente del Gobierno a través de una moción de censura y proponiendo un endurecimiento de la ley para que no cupiese duda sobre que había sido rebelión. 

Es decir, que el ciudadano Pedro Sánchez sí se pronunció, pero el Gobierno de España, presidido por Pedro Sánchez, no. Todo ello, el mismo día en el que la Abogacía del Estado, dependiente orgánicamente del Ministerio de Justicia, decidió acusar a Oriol Junqueras y otros líderes independentistas por sedición y malversación, pero no por rebelión, como sí ve la Fiscalía General del Estado. 

Calvo: Es que usted me ha preguntado por el presidente del Gobierno, "pasado mayo".

Periodista: Bueno, pero es la misma persona, ¿no?

Calvo: [Entre risas] No, es que, perdóneme que le diga, nosotros somos Gobierno ahora, respondemos por la posición del Gobierno. 

Calvo ha hecho esas declaraciones durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que este viernes adoptó un formato de mayor solemnidad. La ministra portavoz, Isabel Celaá, no fue la que se sentó en la mesa de la comparecencia sino que fueron la vicepresidenta y la titular de Justicia, Dolores Delgado.

Durante toda la mañana, la oposición había criticado el cambio de postura.

Todo ello después de que ya se conocieran las peticiones de penas de la Fiscalía y la Abogacía General del Estado en el juicio a los principales líderes del proceso independentista que comenzará previsiblemente en los próximos meses. 

La Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno, pide 12 años de cárcel para el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; 11 años y medio para 5 exconsellers; 10 años para Carme Forcadell; y 8 años para los Jordis, todos acusados de un delito de sedición en un gesto en el que se desmarca de la Fiscalía.

Por su parte, la Fiscalía acusa a los líderes del proceso soberanista catalán de un delito de rebelión y pide 25 años de prisión para Junqueras; 17 años para los Jordis y Forcadell; y 16 años para cada uno de los cinco exconsellers presos.