Las inundaciones en Mallorca por el desbordamiento de un torrente

Las inundaciones en Mallorca por el desbordamiento de un torrente EFE

España

Buscan a los tres desaparecidos en Mallorca por la riada: un niño y dos alemanes

Buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) están buscando esta mañana en el tramo final del torrente de Sant Llorenç (Mallorca) al niño de 5 años que desapareció en la riada en la noche del martes.

El rastreo en la desembocadura del torrente al mar ha comenzado pasadas las diez de la mañana, ha informado la Guardia Civil. Hasta el momento diez personas han fallecido a raíz de las riadas ocurridas en la zona oriental de la isla cuyos cadáveres fueron encontrados en los municipios de s'Illot, Artà, Son Carrió y Sant Llorenç des Cardassar.

La madre del pequeño, Joana Lliteras Planas, de unos 40 años, farmacéutica de Manacor, perdió la vida en el coche en el que viajaba con sus dos hijos, de 7 y 5 años. Logró salvar la vida de su niña de 7 y el pequeño está desaparecido desde entonces.

Al final del torrente de Ses Planes, de 7 kilómetros de extensión, los equipos de rescate han hallado esta mañana destrozado el taxi donde viajaban los dos ciudadanos británicos que perdieron la vida junto al taxista debido al desbordamiento del torrente.

Un portavoz de los especialistas que buscan al niño ha señalado a los periodistas que no se descarta que en esta parte final del torrente puedan encontrar el cuerpo de otras personas desaparecidas cuya ausencia no ha sido denunciada.

Si no encuentran al pequeño en esta zona, los buzos y varias embarcaciones buscarán mañana al niño en el mar, donde muere el torrente, en la localidad turística de S'Illot, en el este de la isla.

Los equipos de rescate rastrearan este jueves de "forma minuciosa" las zonas del Levante afectadas por las lluvias torrenciales en las que se sospecha podrían encontrar a las tres personas que permanecen desaparecidas, incluido al niño de 5 años, ha indicado el Govern balear. 

Alrededor de 150 guardias civiles, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Protección Civil y otros servicios de emergencias buscan a las personas desaparecidas a lo largo del cauce del torrente que se desbordó el martes, especialmente en la zona de S'Illot, en su desembocadura.

Esta mañana se ha celebrado una reunión de coordinación de emergencias en el centro habilitado a las afueras de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar, la más afectada por las inundaciones del torrente que la atraviesa.

Más de doscientas personas tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas y dos personas fueron hospitalizadas.

Para paliar los daños, el Consejo de Ministros iniciará este jueves los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas, según anunció ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se desplazó hasta las localidades afectadas.