Los Mossos d'Esquadra han sido atacados con pintura por los separatistas radicales

Los Mossos d'Esquadra han sido atacados con pintura por los separatistas radicales Efe

España TENSIÓN

Arran toma las armas y el separatismo calienta el 1-O con un amago de batalla campal

  • Durante todo el sábado, se han registrado en Barcelona varias escenas de tensión entre separatistas radicales y fuerzas de seguridad del Estado. 
  • "Te partiría la cabeza" o "fuera el fascismo de nuestros barrios" gritaban los indepes a los policías que se manifestaron en la Ciudad Condal.
  • La CUP ha pedido la dimisión del conseller de Interior por las cargas y Casado insiste en aplicar el 155 y "prohibir a los partidos que alientan la violencia".

Arran, la organización separatista radical, ha aprovechado las horas previas al aniversario del 1-O para calentar las calles. Durante todo el sábado, sus miembros han convertido Barcelona en un escenario de tensión: convocados para contraprogramar la concentración de policías nacionales y guardias civiles que se había movilizado para rendir homenaje a los agentes que trataron de evitar el referéndum ilegal, han buscado el enfrentamiento directo, tratando de desatar una batalla campal en la Ciudad Condal.

La Guardia Urbana, situada en medio de los dos colectivos, frenó los ataques independentistas violentos. Llegaron a incautar un arma prohibida, "un tirachinas modificado con bolas de acero a un miembro de Arran", según han explicado fuentes de los agentes a Crónica Global, que iba a ser utilizada, supuestamente, para agredir a los agentes de Jusapol.

tirachinas

tirachinas

Los miembros de Arran han contado con el apoyo de la sección juvenil de la Cup, altamente radicalizada, que se ha movilizado en pequeños grupos intentado encontrar un resquicio para "agredir a los Jusapol en la plaza San Jaume", han indicado las mismas fuentes.

"Ahoguémoslos con pintura"


Los Mossos han evitado cualquier enfrentamiento estableciendo un cordón de seguridad. Mientras esperaban la hora de inicio de la concentración de Jusapol, los indepes han lanzado pintura a los agentes que los bloqueaban. De todos los colores, como si se tratase de un 'Holi Festival', bajo el lema "ahoguémoslos con pintura".

Estaban muy organizados, ya que en los minutos previos al inicio de la manifestación de Jusapol han repartido bolsas de pintura entre los convocados y se ha marcado el inicio y el final de la acción con dos cohetes.

Los Mossos han cargado automáticamente contra la multitud produciéndose alguna escena de tensión. Los agentes catalanes contaban con una respuesta agresiva de la extrema izquierda si no podían llegar a los guardias civiles y policías nacionales, como así ha sido. Este amago de batalla campal se ha saldado con 24 heridos y dos detenidos, según han informado los servicios de emergencias de la Generalitat.

La barrera que ha evitado que las dos manifestaciones se encontraran estaba compuesta por varios antidisturbios y nueve furgonetas. Entre los lemas coreados por los independentistas frente al cordón policial se han escuchado los de "Menos mossos y más bomberos" o "1-O, ni olvido ni perdón".

"Te partiría la cabeza"

Una vez terminada la manifestación de Jusapol sus integrantes se disolvieron por la ciudad. Los agentes catalanes, a pesar de las fuerzas desplegadas, no han podido evitar que varios grupos de los dos colectivos se encontraran. Los separatistas fueron al encuentro de los policías y guardias civiles al grito de "fuera fascistas de nuestros barrios". 

Uno de estos grupos radicales ha perseguido e increpado a uno de los manifestantes, que portaba una bandera española, a quien han lanzado algún objeto y han perseguido al grito de "a por ellos", antes de que éste corriera a refugiarse tras los Mossos, que han sacado sus porras y han cargado contra los independentistas.

Agresión tras la manifestación en Barcelona

En las imágenes se aprecia como varios un manifestante, presumiblemente policía o guardia civil, es increpado violentamente por un grupo de manifestantes separatistas. Lo rodean y lo siguen sin dejar de lanzarle amenazas como "te partiría la cabeza". El acoso se mantiene, aunque la persona increpada hace caso omiso de las provocaciones.

Los sindicatos no apoyaban la manifestación de Barcelona

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP) han expresado su distanciamiento con la manifestación convocada en Barcelona por parte de la asociación Jusapol.

Los sindicatos policiales mayoritarios han suscrito un comunicado conjunto en el que critican esa convocatoria "por inoportuna, ambigua y populista" y han pedido que se deje a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al margen del debate político.

"Puestas en escena como la de Barcelona, perjudican el logro de la normalización que, los miembros de la Policía y la Guardia Civil destinados en Cataluña los 365 días del año al igual que el resto de la ciudadanía, persiguen", lamentan los sindicatos policiales.

Casado: "Hay que ilegalizar a los partidos violentos"

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha exigido ilegalizar los partidos "que alienten la violencia", en referencia a estos altercados. El dirigente del PP ha pedido, a través de un mensaje en Twitter, que se aplique la Ley de Partidos con el fin de ilegalizar a los partidos políticos que presuntamente espolean a la ciudadanía a cometer actos violentos.

Además, Casado ha tildado de "energúmenos" a los individuos que han insultado y perseguido a otras personas por la calle, y ha asegurado que pedirá responsabilidades a un Gobierno "que vende Cataluña a los secesionistas".

"La Fiscalía debe actuar contra estos energúmenos que apalean agentes de Policía y Guardia Civil. Pediremos responsabilidades en el Congreso al Gobierno que vende Cataluña a los secesionistas. Debería aplicarse la Ley de Partidos para ilegalizar a los que alienten esta violencia", dice el tuit.

Previamente, el líder de los populares había pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que se vuelva a aplicar el artículo 155 "para restituir la legalidad y la convivencia" en Cataluña, además de haber urgido a "rescatar TV3", a los Mossos y la educación de "los golpistas", ofreciendo la mayoría que su partido tiene en el Senado.

Casado no ha sido el único representante del partido que ha hecho alusión a los sucesos de Barcelona en la previa del 1-O. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso y diputada del partido por Barcelona, Dolors Monstserrat, también ha ironizado sobre lo "demasiado" que está tardando Sánchez en convocar elecciones.

"Violentos radicales han agredido cobardemente a agentes de nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad. Pedro Sánchez dijo que si el independentismo priorizaba el conflicto en Cataluña convocaría elecciones. Ya está tardando demasiado", ha escrito la exministra de Sanidad.

Por su parte, el exministro de Interior Juan Ignacio Zoido ha calificado de "radicales intolerantes" a los protagonistas de los altercados. "Hace un año fueron acosados e insultados y hoy han vuelto a ser agredidos por radicales intolerantes. Fomentar un clima de violencia desde sectores del independentismo tiene graves consecuencias. Todo mi apoyo a la Policía y Guardia Civil", ha dicho a través de Twitter.

La CUP pide la dimisión del conseller de Interior

El diputado de la CUP Carles Riera ha pedido la "dimisión inmediata" del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas policiales de los Mossos d'Esquadra contra los manifestantes soberanistas que este sábado han lanzado polvos de pintura.

Ha calificado de "no violenta y creativa" la movilización de la izquierda independentista que este sábado se ha concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona, en respuesta a otra manifestación convocada por Jusapol, en apoyo a los cuerpos de seguridad que intervinieron el 1-O y pidiendo la equiparación salarial.

Riera, que ha hecho un agradecimiento especial a la organización juvenil Arran por organizar la movilización soberanista, ha criticado la paradoja de que los Mossos, que hace un año "defendieron las escuelas, la democracia y el derecho a la autodeterminación, hoy han estado golpeando violentamente" a quienes votaron en el referéndum.

El diputado de la CUP ha pedido explicaciones a la Generalitat y ha preguntado a ERC y al Govern "hasta cuándo piensan respaldar al conseller de Interior", ya que a su juicio su apoyo avala y legitima la intervención de los Mossos.

Ha justificado que la movilización soberanista tenía voluntad de ocupar el espacio público "para que los fascistas no lo hicieran" y ha acusado al cuerpo de seguridad catalán de proteger la movilización de Jusapol.

Además, ha recordado a Buch que "cada vez que ha habido indiferencia ante el fascismo, este siempre ha crecido" y ha defendido que este no tenga cabida en democracia, porque detecta tolerancia hacia este movimiento.

Riera ha reiterado que las cargas han sido injustificadas y que la movilización de la izquierda independentista ha sido pacífica, creativa y "un ejemplo a seguir".