Imagen del arco de Marbella (Málaga).

Imagen del arco de Marbella (Málaga).

España APROPIACIÓN INDEBIDA

Denuncian a un abogado por quedarse 1,5 millones de tres clientes excusándose en la enfermedad de su perro

El argumento sonaba a excusa de colegial. Algo al más puro estilo "el perro se ha comido mis deberes". Todo estaba preparado. Era 2 de abril, hace ahora cuatro meses, y en una notaría de Marbella, Jeff C. esperaba para firmar la compra de su nueva casa en la Costa del Sol. Del otro lado, los vendedores aguardaban frente al notario para recibir su dinero: 365.000 euros que Jeff, según su denuncia, había entregado ya a su abogado. Fue entonces cuando el representante legal llamó para cancelar la cita alegando problemas con el banco para emitir el cheque. La compra ese día era imposible.

El escenario se repitió hasta en tres ocasiones, con tres nuevos amagos del abogado. Entre las excusas, según el denunciante, se argumentan nuevos problemas con el banco, presuntos errores en la transferencia y hasta la repentina enfermedad de un perro propiedad del abogado.

Todo era válido, según la denuncia, para no acudir a la notaría. Y sobre todo, para no poner encima de la mesa el dinero. "Ha llegado a la conclusión de que esta persona se ha apoderado de su dinero sin intención de devolverlo", refleja la denuncia presentada en Marbella el pasado 28 de mayo.

Una excusa reiterada

Sin embargo, aquella no fue la última vez que los agentes escucharon la excusa del perro que se ha puesto enfermo para no llevar el dinero. El 24 de agosto, otro ciudadano sueco se presentó de nuevo en la comisaría de Marbella y presentó otra denuncia contra este abogado.

Esta vez, el denunciante acudía a la Policía en representación tanto de una mujer como de una empresa privada de nacionalidad sueca. En total y según esta nueva denuncia, ambos remitieron al abogado en Marbella desde cuentas en Suecia 1,2 millones de euros también para realizar inversiones en la Costa del Sol, "y el pago de una transacción judicial".

"Que el denunciado les ha dado todo tipo de excusas, como problemas con el banco para emitir los pagos por temas de blanqueo de capitales o que se le ha puesto enfermo un animal", refleja la nueva denuncia, que se ha presentado también ante la Policía Nacional pero con casi tres meses de diferencia.

Según ha podido confirmar este periódico, el caso está ahora en manos de los agentes de la Brigada de Patrimonio de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Judicial, que investiga tanto el paradero real del dinero como la veracidad de las excusas planteadas por el abogado.

El abogado niega las acusaciones

Por su lado, portavoces del despacho de abogados afectado explican que la demora en la aportación de los fondos se debe a las gestiones de los bancos en materia de prevención del blanqueo de dinero. En el primer caso y según esta versión, los fondos llegaron a España desde una cuenta en Malta, lo que hizo saltar las alarmas de las entidades bancarias que debían emitir los cheques. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, la práctica totalidad del dinero ha sido reembolsado ya al cliente. 

En el segundo caso, que asciende casi a un millón de euros, responsables del despacho marbellí explican que los fondos fueron retenidos también por el banco a la espera de garantizar la procedencia lícita de los mismos, tal y como estipulan los protocolos de seguridad bancaria. 

En cualquier caso, las mismas fuentes niegan que se utilizara como excusa para demorar la aportación de los fondos la enfermedad de un animal y cualquier otro argumento que no tuviera que ver con los problemas administrativos derivados de este tipo de transacciones, hecho que sí aparece reflejado en las denuncias de los dos clientes y que el letrado afectado niega de forma rotunda.