Manuel Sánchez Corbí, coronel de la Guardia Civil.

Manuel Sánchez Corbí, coronel de la Guardia Civil. Emilio Naranjo Agencia EFE

España

El exjefe de la UCO presenta un recurso contra su cese por "falta de confianza"

El coronel Manuel Sánchez Corbí, hasta hace poco responsable de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha presentado un recurso contra su cese en el cargo. El Ministerio de Interior justificó su destitución el pasado 2 de agosto alegando "falta de confianza" después de que se filtrase un correo en el que se anunciaba la congelación de las investigaciones de la unidad ante la falta de fondos reservados.

El coronel Manuel Sánchez Corbí asumió la dirección de la UCO en 2015, unidad encargada de investigaciones relacionadas con casos de corrupción y de delincuencia criminal. Tras la llegada de Fernando Grande-Marlaska a la dirección de Interior se comunicó su cese en el cargo. El coronel Francisco Javier Sánchez Gil fue nombrado el sucesor de Corbí al frente de la UCO.

La destitución de Corbí en el cargo centró una acalorada discusión este jueves en la Comisión de Interior. La oposición criticó a Marlaska que no quisiera dar explicaciones sobre este asunto a pesar de constar en el orden del día. El ministro afirmó que no daría explicaciones sobre el asunto hasta que se agotase el plazo del coronel de la Guardia Civil para recurrir su cese.

La trayectoria de Corbí

Manuel Sánchez Corbí (Valladolid, 1963), nació en el seno de una familia de guardias civiles. Obtuvo su primer empleo de teniente en 1987 y pronto se incorporó a los Servicios de Información en el País Vasco. Durante 25 años se curtió en la lucha contra ETA, llegando a ser el máximo responsable de la lucha antiterrorista.

Con ETA respirando sus últimos estertores, se incorporó en 2013 a la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Pronto asumió la jefatura de la unidad. Por sus manos pasaron algunos de los casos de corrupción que hicieron tambalear los cimientos del PP, como Taula, Púnica y Lezo. Sus agentes también han resuelto algunos casos especialmente mediáticos, como los asesinatos de Diana Quer o el niño Gabriel.

El pasado mes de marzo, el PNV pidió la reprobación de Sánchez Corbí en el Congreso, cuando sus votos eran fundamentales para aprobar los Presupuestos del PP. Poco después los nacionalistas pasaron a apoyar a Pedro Sánchez en la moción de censura con la que el socialista alcanzó la presidencia del Gobierno.

Grande-Marlaska fue nombrado ministro de Interior en el esquema de la Ejecutiva de Pedro Sánchez. A las semanas, su Ministerio anunció el cese del coronel jefe de la UCO por "falta de confianza". La decisión tuvo lugar tras filtrarse un correo de la dirección de la UCO en la que pedía a sus efectivos que paralizasen todas las pesquisas por la falta de fondos reservados. 

Pocas explicaciones ofreció Marlaska este jueves en el Congreso de los Diputados sobre el cese del jefe de la UCO, pese a que el tema formaba parte del orden del día. El ministro del Interior insistió en que no fue él quien tomó la decisión del cese y que no hablaría más sobre este tema hasta que culminase el plazo de recurso.