Comparecencia presidente del Gobierno

Comparecencia presidente del Gobierno Emilio Naranjo Agencia EFE

España POLÍTICA

El fin de los 'decretazos' y otras cinco promesas incumplidas de Sánchez

"Los españoles y las españolas saben que nosotros cumplimos con nuestra palabra, que pasamos de las promesas a los hechos" dijo Pedro Sánchez en un mitín del PSOE en 2016. Eran muchas las promesas del presidente del Gobierno antes de llegar a Moncloa. Hay cinco que, al menos por ahora, no ha cumplido.

1."Limitar el uso del decreto-ley"

"Rajoy ha menospreciado al Parlamento, a sus procedimientos y a sus normas, especialmente lo ha hecho con la aprobación de los decretos-leyes. Un 34% de sus decisiones legislativas se han hecho por decreto-ley. Rajoy ha abusado de ellos menospreciando el poder del Parlamento", dijo el entonces líder de la oposición. A lo que añadió que había que "limitar el decreto-ley a circunstancias indicadas para ello". Sin embargo esa limitación se ha convertido en una constante de decretos-ley en dos meses de mandato. Sánchez ya ha superado a Rajoy en número de decretos-ley aprobados.

Hasta el momento ha habido siete decretazos del Gobierno. El primero para cesar a los consejeros de RTVE y renovar la presidencia de la cadena. El segundo, la creación de una oferta de más de 30.000 empleos públicos. El tercer decreto se basó en universalizar el Sistema Nacional de Salud dando acceso a los inmigrantes irregulares. El cuarto 'decretazo' de Sánchez permitía seguir cobrando subvención a los casi 42.000 parados de larga duración que existen en nuestro país. 

A principios de agosto, el Gobierno de Sánchez aprobó el polémico decreto-ley por el que modificaba la ley de violencia de género y contemplaba eliminar la patria potestad a los padres. El decreto enfureció a juristas dedicados al Derecho Civil y abogados especializados en Derecho de Familia y Violencia de Género que lanzaron voces de alarma, así como a asociaciones de familias que consideran que "la familia no es el enemigo para acabar con la violencia contra la mujer, sino que es fundamental". El último fue aprobado este viernes para exhumar a Franco del Valle de los Caídos. 

2. RTVE "independiente"

"La RTVE no será ni de Rajoy ni de Iglesias, será de nosotros, los españoles y españolas que sois los que la pagáis, ya no va a haber más manipulación", dijo Pedro Sánchez en un mitín del PSOE después de ser elegido secretario general.

Por ahora, no ha cumplido con su palabra, ya que a finales de julio el Congreso aprobó ese primer 'decretazo' que dejaba a la periodista Rosa María Mateo como administradora única de la cadena pública. Una elección afín al partido, ya que Mateo había hecho campaña a favor del candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba en las elecciones generales de 2011.

3. La Amnistía Fiscal

Otra de las promesas que Pedro Sánchez no ha cumplido ha sido la de publicar la lista de defraudadores fiscales. Cuando Sánchez era todavía líder de la oposición era tajante con esta lista, a la que llamó "lista de la vergüenza". "Millones de votantes del PP asisten con vergüenza al espectáculo de una cúpula dirigente del partido que ha convivido sistémicamente con la corrupción, que se ha sentido impune y que, desde luego, lo que ha hecho ha sido aprobar amnistías fiscales", dijo el actual el presidente del Gobierno.

Fueron numerosas las ocasiones en las que Sánchez garantizó publicar la famosa lista de defraudadores en caso de convertirse en presidente del Gobierno. Sin embargo, con la llegada de su Ejecutivo a La Moncloa, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero se negó y lo justificó así: "La publicación de las personas que fueron beneficiarias de la amnistía fiscal no se puede hacer salvo que hubiera alguna disposición que lo previera y desde luego no podría tener carácter retroactivo".

4."Enchufismo"

El presidente del Gobierno expresó en mayo de 2017 su intención de crear un "nuevo partido socialista" y apostar por la creación de un nuevo modelo laboral en el que "prime la meritocracia y no el enchufismo". Sin embargo, dos meses después de su llegada al poder ya ha colocado a 15 de sus aliados en empresas públicas. Además, se ha generado una fuerte controversia por el fichaje de su esposa, Begoña Gómez, por el Instituto de Empresa

5."Acabar con los aforamientos"

En junio de 2014, el aspirante a liderar el PSOE quería iniciar un debate sobre los "privilegios" de la Monarquía y consideraba "inexcusable" acabar con el "principio de inviolabilidad" del Rey. "Me parece que más allá del debate de monarquía o república también podríamos abrir un debate sobre los privilegios que hay que eliminar de la Monarquía en el siglo XXI y desde luego uno de ellos es inexcusablemente acabar con el principio de inviolabilidad del Rey", fueron las palabras de Sánchez. 

Sin embargo, cuando Juan Carlos I se vio implicado el pasado mes de julio en el caso sobre las cintas de Corinna, que vinculaban al rey emérito con unas cuentas en Suiza, el Gobierno de Sánchez restó importancia a la cuestión diciendo que las cintas no implicaban "al actual jefe del Estado".

6."No pactar con independentistas"

Sánchez presumió en 2016 de que nunca gobernaría con el apoyo de los independentistas. De hecho, publicó en Twitter: "Aquellos que decían que iba a pactar con los independentistas con tal de ser presidente, ahora callan", algo que aseguró también durante un acto en Córdoba. Mariano Rajoy le recordó estas declaraciones durante el debate de la moción de censura. Sin embargo, a la hora de la verdad Sánchez aceptó el apoyo de los grupos independentistas catalanes PDeCAT y ERC, así como los vascos del PNV y Bildu.