asdasd

asdasd Detención del presunto yihadista Elmedhi Kacem en San Sebastián en 2016.

España LAS REDES DE DAESH EN ESPAÑA II

Estado Islámico entregó instrucciones concretas al joven de Ordizia para atentar en París y Burdeos

La Policía española vincula a cinco presuntos yihadistas en la trama que participó desde Guipúzcoa en los atentados frustrados de la capital francesa en 2016.

Cinco personas integraban o estuvieron en contacto con la presunta red que el Estado Islámico intentó asentar en suelo español y que participó en la organización de una masacre terrorista en 2016 en París, abortada por las fuerzas policiales. Al menos tres de ellos, según la investigación del caso a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, se conocieron y relacionaron gracias a un programa para menores en riesgo de exclusión social. Un equipo de boxeo llamado Salam Boxing Team, pensado por la asociación vasca Kolore Guztiak para impulsar la integración de menores que viven en la calle o en sus propios pisos de acogida.

Según las mismas fuentes, una fecha clave en el proceso de radicalización se produjo en 2013, cuando Yhaya Nouri, el joven que, tal y como adelantó este diario, se reunió cuatro años después con un emir del Estado Islámico para recibir un pendrive con instrucciones sobre los atentados en París y Burdeos, coincidió con otro joven: un compatriota llamado Elmehdi Kacem Khoyi en un piso de la localidad vasca de Beasain.

Esquema elaborado por la Policía Nacional sobre la presunta red.

Esquema elaborado por la Policía Nacional sobre la presunta red.

En enero de 2017, cuatro años después, Elmehdi Kacem Khoyi fue detenido por orden de la Audiencia Nacional y acusado de ser el enlace del Estado Islámico en España. Pero según las investigaciones, sus tendencias radicales datan de mucho antes. La casualidad hizo que Kacem Khoyi concediera una entrevista al portal Noticias de Gipuzkoa en marzo de 2015 como ejemplo del programa de integración social en el que participaba.

Allí, el presunto yihadista contó que había tenido una infancia dura en Marruecos: "Me metí en drogas y mi vida se volvió muy complicada. Decidí arreglar las cosas y con 20 años mi madre me mandó a España". Ya entonces practicaba el boxeo: "Entrenaba en un cuartel militar. Fui tercero en el campeonato de Marruecos". 

En el País Vasco encontró ayuda. Una asociación que le introdujo en un programa de formación con prácticas en fontanería y le devolvió la ilusión por el deporte. O al menos así lo mantenía en 2015. Sin embargo, las investigaciones judiciales han desvelado que ya en 2010, Kacem Khoyi lanzaba en Facebook publicaciones en favor de las Brigadas Quassam, el brazo armado de la organización palestina Hamás.

Kacem y Yayah Nouri comparten vivienda en 2013 y en 2014 los agentes comienzan a documentar contenido yihadista en la cuenta de Facebook de su compañero, el joven marroquí que terminó viajando a Turquía.

Preparación para unirse al ISIS

En esas fechas, comienza a visitar España Hicham El Hanafi, detenido después en Marsella y considerado uno de los principales organizadores de los ataques abortados, con ramificaciones en Portugal, Holanda, Bélgica, Alemania, Reino Unido e Italia. Sin embargo, es en verano de 2016 cuando comienzan los movimientos más importantes. En esa fecha, El Hanafi decide pasar tres meses en España y los investigadores piensan que allí se trama la mayor parte del viaje de Yahya Nouri para ir al encuentro del Estado Islámico

Un miembro del Estado Islámico levanta la cabeza de un hombre en uno de los vídeos localizados a los terroristas detenidos en Estrasburgo.

Un miembro del Estado Islámico levanta la cabeza de un hombre en uno de los vídeos localizados a los terroristas detenidos en Estrasburgo.

De hecho, el 29 de junio de 2016, cuatro meses antes del viaje, Yahya Nouri recibe una transferencia de 500 euros desde Turquía y otros 500 euros tres meses después, al acabar septiembre. EL 19 de octubre, el joven marroquí es identificado por los agentes en compañía de Hicham El Hanafi.

Ese día, Nouri toma un vuelo rumbo a Turquía, zona preferente para el movimiento de yihadistas al ser un país fronterizo con Siria, donde el Estado Islámico librara una batalla por el control del país. Dos semanas después, El Hanafi, que estaba en Europa desde 2013 con un asilo político concedido por Portugal, utiliza una oficina de Western Union de Ordizia para hacer llegar 85 euros a su compañero, que entonces estaba en Ankara (Turquía). Para hacerlo, utiliza un pasaporte falso italiano. Poco después, es otro de los presuntos yihadistas, a la espera de juicio en la Audiencia Nacional quien remite otros 130 euros al joven marroquí para su mantenimiento en Turquía. 

Según las investigaciones, en ese tiempo, Yahya Nouri contactó con un emisario del Estado Islámico que le dio las instrucciones para atentar en Francia y que acordó entregarle dinero y un pasaporte falso.

Dos de ellos, a juicio

El 20 de noviembre de 2016, la Justicia gala ordena la detención de El Hanafi y a otras seis personas acusadas de preparar un atentado inminente en Francia. Cuatro de ellos se encontraban en Estrasburgo, donde guardaban varias pistolas y otras armas cortas preparadas para funcionar en cualquier momento. Con esta noticia, Nouri escapó de Turquía y se marchó de nuevo a Marruecos, donde fue detenido.

Una de las pistolas localizadas a los presuntos yihadistas detenidos en Estrasburgo.

Una de las pistolas localizadas a los presuntos yihadistas detenidos en Estrasburgo.

El 11 de enero de 2017, mes y medio después, la Audiencia Nacional lanzaba el último coletazo de la operación Haram, conocida oficialmente como las diligencias previas 139/15. En ella, el juez José de la Mata autorizó la detención de El Mehdik Kacem, que está todavía en prisión preventiva a la espera de juicio.

Además y según los informes policiales, los agentes detectaron entre 2014 y 2016 presuntos intentos de radicalización sobre dos personas. Dos jóvenes de origen marroquí llamados Mohamed Akaarir y Yassine Elmedhi. El primero fue detenido también en diciembre de 2016 y fue la primera persona condenada en España por autoadoctrinamiento. El segundo fue juzgado hace poco más de un mes por la Audiencia Naiconal, acusado de autoadoctrinamiento y enaltecimiento de terrorismo, por lo que la Fiscalía reclama más de seis años de prisión. 

Nota: esta información ha sido elaborada gracias al trabajo y a la cooperación de los periodistas Nuno Pinto (Portugal), Guy Van Vlierden (Alemania), Miguel Helm (Alemania) y Yassin Musharbash (Alemania).