Dos bomberos refrescan en interior de una de las viviendas afectadas por el incendio forestal de Llutxent.

Dos bomberos refrescan en interior de una de las viviendas afectadas por el incendio forestal de Llutxent.

España

El incendio de Llutxent está controlado y los afectados podrán regresar a sus casas

Ximo Puig ha destacado que en la previsión meteorológica para las próximas horas puede favorecer las labores de extinción.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado que el incendio de Llutxent se encuentra perimetrado y las personas que han sido desalojadas podrían empezar a regresar a sus casas a partir de este jueves.

"El perimetraje esta sólidamente situado", ha explicado el presidente valenciano en una entrevista en Onda Cero, que ha destacado que en la previsión meteorológica para las próximas horas puede favorecer las labores de extinción. "La temperatura hoy no bajará mucho, pero puede haber algún conato de tormenta con agua", ha confiado Puig.

En cuanto al regreso de los afectados a sus viviendas, el dirigente socialista ha indicado que a las 10.30 horas de esta mañana esta prevista una reunión de los técnicos para evaluar la situación. "Si ellos así lo aconsejan se decidirá la vuelta a casa", ha comentado, aunque ha incidido en que "lo importante es la seguridad de las personas". Ha recordado, no obstante, que "al menos diez casas están absolutamente destruidas por las llamas".

Trabajo sin descanso para intentar controlar el incendio de Llutxent

Puig ha resaltado la dificultad de los trabajos de extinción que se vieron agravadas por las condiciones meteorológicas. "Se ha podido trabajar con gran esfuerzo porque es una zona absolutamente difícil, inaccesible, con una orografía terrible, con temperaturas muy altas y con dificultad añadida con todo lo que ha sido la extensión", ha admitido el jefe del Ejecutivo valenciano. Pese a ello ha admitido que "se está viendo luz al final del túnel de este incendio que anoche estuvo en una situación bastante dramática", ha añadido.

El presidente autonómico ha resaltado la labor de los profesionales que están trabajando en la extinción del fuego y especialmente de la Unidad Militar de Emergencias (UME). "Un incendio como este en otros lugares tienen otras consecuencias y aquí tenemos gente fenomenalmente preparada y muy capaz; el ejercito aporta orden y profesionalidad y todo ese grado de racionalidad y sensatez fundamental en una actuación que si se hace de forma excesivamente arriesgada puede tener consecuencias nefastas", ha indicado.

En cuanto a la declaración de los municipios afectados como zona catastrófica, ha explicado que lo más prioritario es "estabilizar y controlar el incendio" y ha garantizado que las personas que "hayan perdido su primera vivienda tendrán una solución habitacional de carácter inmediato".

Seis municipios afectados

El incendio ha arrasado, hasta el momento, 3.003 hectáreas, según la última perimetración del Centro de Coordinación de Emergencias. El fuego afecta a seis poblaciones valencianas: Llutxent, Pinet, Ador, Barx, Quatretonda y Gandia, que es la zona donde las llamas más superficie han calcinado.

El incendio mantiene dos partes activas, una en la zona sur (Llutxent) y otra en la Marxuquera, en Gandía, y durante este noche no ha registrado evolución, según ha informado el Consorcio de Bomberos.

Durante la noche han estado trabajando los medios terrestres en esas dos zonas "sin descanso", ayudados por la lluvia que cayó, aunque poco intensa, y la humedad alta, así como por drones que forman parte del operativo de extinción y que han sobrevolado todo el área del incendio.

Los drones han realizado un reconocimiento de puntos calientes con cámara térmica coordinados con la unidad de prevención de incendios forestales de la Conselleria de Agricultura de la Generalitat, para determinar las temperaturas que alcanzan, por si fuera necesaria la intervención de los bomberos.

Para este jueves se espera una bajada importante de la humedad especialmente a partir de las 14 horas, con lo que las condiciones climatológicas podrían "endurecerse", según ha indicado el inspector jefe del Consorcio de Bomberos de Valencia, José Miguel Basset.

A las 10.30 horas está prevista una reunión de coordinación de los servicios de extinción para analizar la evolución del incendio durante esta noche y adoptar las medidas en la estrategia de control, y también para evaluar si se mantiene la evacuación de las personas desalojadas, más de 2.600.

Efectivos trabajando

A lo largo de este miércoles, han trabajado en las labores de extinción más de 700 efectivos terrestres y 27 aéreos procedentes de distintos cuerpos y administraciones como bomberos forestales y personal de medio ambiente de la Generalitat, miembros de los consorcios provinciales de bomberos de Valencia, Castellón y Alicante y personal del Cuerpo Municipal de Bomberos de València.

Asimismo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado siete aviones anfibios, tres de ellos con capacidad de descarga de 5.500 litros y cuatro de 3.100 litros, así como un helicóptero Kamov de 4.500 litros y ocho helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros, así como un avión de Comunicaciones y Observación que graba y envía imágenes aéreas en tiempo real sobre la evolución del incendio.

También, para los trabajos de extinción desde tierra se han desplazado cuatro Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones que prestan apoyo a los directores de extinción.

El fuego obligó a desalojar "de forma preventiva" a la población del municipio de Pinet este martes. La noche del lunes ya se evacuó a unas 2.500 personas de la zona de La Drova y las urbanizaciones de Montesol y Montepino. Por motivos de seguridad, este miércoles seguirán sin poder volver a su casas.