La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. Efe

España GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

El Gobierno da jaque a la educación concertada y relega la asignatura de Religión

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado este miércoles que el Gobierno derogará de forma "urgente" varios artículos de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y que la asignatura de Religión dejará de ser "computable con efectos académicos". Celaá ha asegurado que la materia no tendrá "ninguna alternativa" y ha confirmado la creación de una nueva, en sustitución a esta, sobre valores éticos y cívicos centrada en "los derechos humanos" y las "virtudes civico-democráticas" como existe desde hace tiempo en otros países europeos, en sustitución a la misma. El anuncio no ha estado exento de polémica.

Escuelas católicas y sindicatos de profesores han cargado contra la portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez. La agrupación de colegios ha expresado su "indignación y preocupación" ante la retirada de esta asignatura en cuanto a la computación de la media y ha acusado a Celaá de "atacar la libertad de enseñanza y generar división". Además, han afirmado en un comunicado que las declaraciones de la portavoz crean "preocupación y controversia en el ámbito educativo". La organización comenta que "sorprenden hoy estas declaraciones cuando la propia ministra, hace pocas semanas ofreció diálogo y voluntad de alcanzar un Pacto Educativo estatal y, ahora, defiende planteamientos que atacan frontalmente a los principios de libertad de enseñanza y que generan división".

Por su lado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) también ha criticado que Celaá anuncie medidas "sin consensuar con los sindicatos" y ha reclamado que se retome el Pacto de Estado por la Educación. Este sindicato de docentes ha valorado la derogación de los recortes del real decreto de racionalización del gasto público, algo que reivindicaba CSIF desde hace meses. CSIF ha exigido además a la ministra "una reunión urgente" con los sindicatos de profesores.

La asignatura de Religión dejará de contar para la nota media.

En su comparecencia, Celaá ha apelado al "diálogo abierto" y a la "colaboración" con la oposición. "Nadie tiene la solución completa. El Gobierno no las tiene todas, pero entre todos y todas podemos", ha afirmado. La portavoz del PP en la comisión de Educación y Formación Profesional, Sandra Moneo, no ha tardado a responder recordando que, en lo relativo a la asignatura de Religión, "es obligatorio respetar el Concordato con la Santa Sede que regula este aspecto". En la comisión parlamentaria, Moneo ha señalado que el tema de la Religión en las aulas es "recurrente en todas las comparecencias del PSOE".

"Los grupos podemos decir lo que queramos, pero tendrá que dar respuesta a los tratados internacionales y la Constitución", ha dicho en relación al acuerdo entre España y el Estado del Vaticano de 1979. "Confío y espero que se ajuste al artículo 27 de la Constitución y a los tratados internacionales", ha dicho Moneo en alusión a los planes del Gobierno de Pedro Sánchez sobre la asignatura religiosa. 

Enseñanza concertada 

Respecto a la enseñanza concertada, sobre la que Celaá ha dicho que "la preminente es la pública". Escuelas Católicas ha comentado que "causan inquietud y desaliento en un sector educativo que representa al 26% del sistema educativo español". Han defendido que la Constitución defiende la libertad de enseñanza, la cual implica "la libertad de creación de centros" y "la libertad de las familias a elegir el tipo de centro conforme a sus convicciones y deseos para sus hijos". Celaá espera que "la escuela concertada no tenga preeminencia sobre la pública" y que sea "complementaria de las necesidades de escolarización". 

Del mismo modo, la también portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez ha adelantado que abrirá un "tiempo de diálogo" con los centros de educación diferenciada, que separan físicamente a niños y niñas y contravienen, en opinión de la ministra, "los principios generales de la educación inclusiva", para intentar "acordar" con ellos un modelo educativo "igualitario".

El Gobierno derogará además los itinerarios "segregadores" a partir de los 13 años que establecía la LOMCE y que, según la ministra, "condicionan el futuro del alumnado según su rendimiento". Asimismo, se eliminarán las reválidas que incluyó la 'Ley Wert' y se recuperarán los Programas de Diversificiación Curricular para apoyar a los alumnados con más dificultades de rendimiento. Celaá se ha propuesto que la oferta de plazas escolares se establezca por "demanda social". 

Infantil, becas y FP

La ministra también ha hablado sobre Educación Infantil, otra "prioridad" del Gobierno. "Para conseguir un sistema equitativo debemos comenzar como los equipos de fútbol, asegurando un buen arranque de juego desde atrás", ha dicho al anunciar el Programa de Cooperación Territorial con las comunidades autónomas dirigido a familias con rentas bajas para hacer accesible la primera etapa educativa.

En cuanto a ayudas al estudio, Celaá ha adelantado que convocará el Observatorio de Becas y Ayudas para "revisar el modelo" y "hacerlo más justo y equitativo". Además, el Gobierno emprenderá medidas contra el abandono educativo como facilitar la compatibilidad del empleo y la formación para los jóvenes. La también ministra de Formación Profesional ha calificado estos estudios como "motor del cambio de modelo productivo" y ha mostrado la predisposición del Gobierno a "modernizar" la FP con la participación de agentes sociales, empresarios y sindicatos.

Pedro Sánchez antes de una rueda de prensa en Moncloa.

Sánchez pedía ayuda para su tesis en Twitter 13 meses antes de lograr un 'cum laude' con ella

Siguiente