Fotomontaje de Corinna zu Sayn-Wittgenstein con Juan Carlos I. Al fondo, el AVE de Medina a La Meca.

Fotomontaje de Corinna zu Sayn-Wittgenstein con Juan Carlos I. Al fondo, el AVE de Medina a La Meca.

España Las cintas de Corinna / El secreto de la "amiga entrañable" del Rey

Corinna: "Juan Carlos I pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí"

  • "El Rey me escribió por e-mail que Villar Mir estuvo en su despacho y le dijo: 'Voy a ver si Zanganeh te paga la mitad de su comisión'".
  • "Le dije: '¿Estás completamente loco? ¿Vas a coger dinero de los iraníes? A ti te paga el Gobierno por representar a la industria española'".
  • "En 2012 vi una gran cantidad de dinero en el banco y le dije '¿De dónde viene?', y él dijo 'De Arabia Saudí'".

El rey emérito trató de cobrar una comisión millonaria en el marco de la licitación del mega-proyecto del AVE a La Meca. El dinero, procedente de Arabia Saudí, habría llegado a cuentas bancarias controladas por el abogado suizo Dante Canonica. 

Así lo revela al menos Corinna su Zayn-Wittgenstein (CSW) en la grabación de su reunión con el comisario José Villarejo en la primavera de 2015 a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. En el encuentro, y según refleja la cinta, la aristócrata explica que el monarca intentó cobrar una comisión millonaria por su intermediación para que el consorcio de empresas españolas ganara un contrato de más de 6.300 millones de euros en 2012. Y que poco después, ella recibió en sus cuentas un fuerte envío de fondos desde Arabia Saudí. 

El proceso de licitación de la línea férrea que uniría los 450 kilómetros que separan las ciudades de Medina y La Meca comenzó en julio de 2010 y en él pujaban un consorcio de empresas españolas -con OHL e Indra a la cabeza- en competencia con un grupo francés avalado por el entonces presidente Nicolás Sarkozy. Sin embargo, ya en 2011 y tras una visita de la entonces ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, el contrato se complicó y, según reveló El Mundo en 2013, fue entonces cuando OHL impuso al resto de miembros del consorcio la contratación, como mediadora, de la empresaria iraní Shahpari Zanganeh, tercera esposa del empresario y traficante de armas Adnan Khashoggi.

Operación 80M

"Villar Mir puso a Shahpari Zanganeh, mujer de Khasoggi, como intermediaria para el tren. Ellos decían que era yo, pero yo nunca tuve nada que ver con el tren [...] y después el Rey me ha escrito por e-mail que Villar Mir estuvo en su despacho y le dijo: 'Voy a ver si Zanganeh te paga la mitad de su comisión'".

Puestos en contacto con OHL, la constructora mantiene que sus movimientos han estado siempre dentro de la legalidad y matizan que su participación en el fondo era minoritaria. Fuentes de la constructora aseguran además que Juan Miguel Villar Mir y el rey Juan Caros no tuvieron nunca una conversación en esos términos. 

Sin embargo la "amiga entrañable" del rey emérito avanza en su relato narrando cómo cuestionó supuestamente aquella decisión de Juan Carlos I, aunque primero le indicó lo que debía hacer: "Llama inmediatamente a Villar Mir y le dices 'Nunca hemos tenido está conversación. Soy el Rey de España, no puedo como imaginas...'". Sin embargo, la consultora germano-danesa criticó igualmente la actitud del monarca: "Le dije: "¿Estás completamente loco? ¿Vas a coger dinero de los iraníes? Ella es iraní. Irán estaba en la lista de países no... el marido estuvo en prisión por tráfico de armas. Vas a cobrar comisiones de las empresas españolas que han conseguido el tren. A ti te paga el Gobierno para representar a la industria española. No puedes coger ese dinero".

"Ella es iraní. Irán estaba en la lista de países no... el marido estuvo en prisión por tráfico de armas"

El 26 de octubre de 2011, el grupo de empresas españolas recibió el contrato millonario, y la intermediaria elegida por OHL pasó a cobrar una comisión del 1,5% del contrato, que rondaba los 100 millones de euros. Fue entonces cuando según Corinna, el rey Juan Carlos reclamó para él parte del dinero por sus gestiones para desbloquear el contrato.

Es más, la amiga de Juan Carlos asegura que éste se habría enfadado hasta tal punto al conocer el pago a la mujer de Khasoggi, que habló en estos términos: "¡No me jodas, mi comisión! Yo hice el tren. Yo hablé con mi amigo, mi hermano, y con los saudíes [...] Me tenéis que pagar a mí, no a Zanganeh. Yo me reuní con quien cerró el contrato". Palabras a las que, según Corinna, Villar Mir contestó así al hoy rey emérito: "No te voy a pagar más. Déjame hablar con Zanganeh". Algo que el empresario español ha negado al ser contactado por EL ESPAÑOL.

"Bombas atómicas"

A renglón seguido y ante las preguntas de Villarejo, la aristócrata explica que Juan Carlos I recibió parte de los fondos ("Por supuesto"). "Villar Mir pagó, todos pagaron la comisión, que fue de 80 millones", destinados en principio a la intermediaria iraní. La operación se planeó entonces, según esta versión, de manera que fuera Zanganeh quien entregara parte de los fondos a una sociedad controlada por gente de confianza de Juan Carlos I.

A las preguntas de cómo llegó presuntamente ese dinero al rey emérito, CSW contesta de forma afirmativa al escuchar de nuevo el nombre de "Villar Mir", pero matiza: "a través de los saudíes". "De forma repentina, en 2012 pude ver en una anotación bancaria un importante volumen de dinero y le pregunté de dónde viene. Y él contestó de Arabia Saudí. Yo no sé quién lo mandó, pero sé que es Canonica [abogado suizo] quien lo hizo. Otra vez Canonica".