Localización del epicentro del seísmo.

Localización del epicentro del seísmo. Europa Press

España

Un terremoto de 4,1 se siente en Granada, Málaga y Córdoba

El seísmo se ha producido a las 09.47 horas de la mañana con epicentro al oeste de la localidad de Loja a una profundidad de doce kilómetros.

Un terremoto de magnitud 4.1 en la escala Richter y con epicentro en el municipio granadino de Loja se ha registrado en la mañana de este domingo y ha sido sentido levemente en las provincias de Granada, Málaga y Córdoba, según informa el servicio de Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior, en un comunicado.

El seísmo, que no ha provocado daños personales ni materiales, se ha registrado a las 9,47 horas con epicentro al oeste de la localidad de Loja a una profundidad de doce kilómetros, según fuentes del Instituto Geográfico Nacional (IGN) citadas por el 112, que ha recibido cinco llamadas de vecinos de Loja, Málaga capital y Córdoba capital que afirmaban haber sentido un temblor, y los servicios operativos de estas localidades también han atendido avisos de ciudadanos que les han informado del seísmo.

El servicio Emergencias 112 Andalucía recomienda una serie de medidas de prevención para disminuir los riegos y contribuir a la seguridad de la población en caso de terremoto.

Así, desde el 112 entienden que es fundamental mantener la calma y permanecer atentos a las posibles indicaciones de las autoridades y organismos que intervienen en estos casos y a los medios de comunicación. Durante un seísmo, lo más adecuado es permanecer en el lugar donde uno se encuentra, ya sea en la calle o en un edificio, ya que al entrar y salir de los inmuebles pueden ocurrir accidentes.

Dentro de un edificio, las personas deben cobijarse bajo estructuras fuertes como por ejemplo una mesa o una cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, una pared maestra o en un rincón. Tras la sacudida, el 112 recomienda salir ordenada y paulatinamente de los edificios a través de las escaleras y, bajo ningún concepto, usar el ascensor para la evacuación. En el caso de encontrarse en el exterior, se recomienda alejarse de cables eléctricos, cornisas, cristales y demás elementos que puedan sufrir roturas o desprendimientos.

En caso de que el terremoto sorprenda a los ciudadanos en mitad de un viaje en el interior de un vehículo es conveniente pararse donde sea posible y permanecer dentro del coche hasta que finalice el temblor. Después, se debe comprobar que nadie ha resultado herido. Hay que recordar que los heridos graves no deben moverse a no ser que tenga conocimiento de cómo hacerlo y sólo en caso de riesgo inminente, como un derrumbe.