España

Los migrantes del 'Aquarius', el barco maldito que nadie quería, desembarcan en Valencia

Los 630 inmigrantes del 'Aquarius' ya están en tierra, las tres embarcaciones de la flotilla han atracado en el puerto de Valencia después de ocho días en el mar Mediterráneo. Los dos primeros a la deriva, al negarse primero Italia y después Malta a recibirlos en sus puertos, abriendo de paso un conflicto diplomático entre Roma y París. Las seis jornadas siguientes han sido de navegación rumbo a España, después de que Pedro Sánchez anunciase su intención de acogerlo, en una de sus primeras medidas al frente del Ejecutivo.


El primero de los tres barcos en llegar a Valencia ha sido el Dattilo, sobre las 7.20 horas de esta mañana. Dos lanchas de la Guardia Civil lo han acompañado en su entrada al puerto, adonde tras haber atracado ha subido personal de Sanidad exterior para hacer un primer triaje de las personas a bordo, de las que 182 son hombres, 32 mujeres (una de ellas embarazada) y 60 menores no acompañados (52 chicas y 8 chicos).


La portavoz de SOS Méditerranée France, Sophie Rahal, ha explicado que, al desembarcar, los inmigrantes han ido pasando primero por una carpa sanitaria y luego por otra de migraciones, donde les acompañan traductores y donde la Policía procede a su filiación. También tienen a su disposición botellas de agua, zumos, frutas y galletas.


Un varón de 29 años de Sudán del Sur ha sido el primer migrante identificado y examinado por los equipos sanitarios en el Puerto de Valencia.


Los inmigrantes han bajado en pequeños grupos para ser atendidos en un primer momento por la Cruz Roja en la carpa ubicada junto al muelle 2 de cruceros, según el dispositivo establecido en la Operación "Esperanza del Mediterráneo". 

Estado de shock


El subdirector de Emergencias de la Generalitat, Jorge Suárez, ha asegurado que los inmigrantes presentan un mayor porcentaje de patologías de las que esperaba el personal sanitario, son leves y entran dentro de lo normal, pero han provocado un retraso en el proceso.

Se trata de tipologías menores, ha explicado, causadas por el hacinamiento de muchos días, escoriaciones, quemaduras por el contacto del fuel de las embarcaciones con el agua del mar, y malestar en general, ha precisado.

Suárez ha indicado que, al llegar a puerto, los migrantes sentían "mucha emoción" pero estaban "muy aturdidos", entre otras cosas por ver entrar a personas desconocidas ataviadas con mascarillas, y el personal sanitario que les ha atendido en un primer momento ha apreciado que muchos estaban en estado de shock.

Atraca en el puerto de Valencia el priemro de los tres barcos de la flotilla del 'Aquarius'


El Aquarius y el Orione


Después del Dattilo, ha llegado el 'Aquarius' con 106 pasajeros, incluido el grueso de las personas consideradas más vulnerables, como embarazadas, niños y personas con quemaduras. Su llegada estaba prevista para las 9.00 horas, si bien se ha retrasado por la demora en la exploración médica de los inmigrantes a bordo del Dattilo.


Los cánticos y los saludos desde cubierta han protagonizado su entrada en el puerto, en cuya bocana ha entrado poco antes de las 10.30 horas acompañado de varias lanchas.

Fátima Cabello, de la Unidad de Emergencias de la Cruz Roja española, ha asegurado que han llegado anímicamente bien, y ha confesado que ha sido "impresionante" ver la llegada del barco tras tantos días de travesía.

Carmen Moreno, voluntaria de la Cruz Roja en Andalucía, ha indicado que los inmigrantes a bordo del Dattilo empezaron también a cantar cuando atracó el barco y que ha visto en sus caras "sonrisa, ilusión y esperanza".


El tercer y último barco de la flotilla en acceder al puerto de Valencia ha sido el buque de la armada italiana Orione, con 250 personas a bordo.

Permiso de 45 días


Los pasajeros de la flotilla del Aquarius tendrán autorizada una entrada extraordinaria a España por motivos humanitarios de 45 días una vez pasen los trámites documentales por parte de la Policía Nacional, según ha explicado a los medios el inspector jefe de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de Madrid, Bernardo Alonso.

En este sentido, ha apuntado que el procedimiento que se está realizando en el puerto por parte de los agentes - en torno a 200 de diferentes escalas-- en el puerto de Valencia con los migrantes del Dattilo, el único buque que ha llegado hasta el momento, se está desarrollando "con total normalidad" y "lo más rápido posible".

Según ha indicado, por parte del Gobierno se ha determinado que estas personas tengan un permiso de 45 días una vez pasen los trámites documentales en el propio recinto portuario. A partir de ese momento estarán tutelados por diferentes ONG y por parte del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

"Nadie sale de la zona de seguridad perimetrada sin que esté identificado", ha dicho Alonso, quien ha señalado que por el momento "ninguno ha presentado ninguna documentación" y "simplemente han manifestado la nacionalidad". "Hay un compendio de nacionalidades, ciudadanos subsaharianos, asiáticos y magrebíes", ha dicho.