Meritxell Batet aplaude junto a Iceta en el acto del PSC del sábado

Meritxell Batet aplaude junto a Iceta en el acto del PSC del sábado Efe

España

El Gobierno Sánchez ofrece "recuperar" partes del Estatut derogadas por el TC

A través de la ministra Batet, ha planteado la posibilidad de plantear "reformas legislativas" para los artículos tumbados hace ocho años por el Constitucional.

El Gobierno Sánchez, a través de la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha tendido la mano a los nacionalistas catalanes. Tanto en una entrevista al diario El Periódico como en un acto del PSC programado para hablar de federalismo, la nueva ministra ha planteado la posibilidad de "recuperar partes del Estatut" con "reformas legislativas" y dice que ve con "buenos ojos" el acercamiento a Cataluña de los políticos independentistas encarcelados.

Además de considerar "urgente" la reforma de la Constitución, imposible teniendo en cuenta los 85 diputados con los que cuenta el PSOE en el Congreso, sí abre la puerta a "recuperar" partes del Estatut derogadas por el Tribunal Constitucional hace ocho años.

Meritxell Batet cree que la reforma de la Constitución es "urgente, viable y deseable"

En 2010 el TC anuló 14 artículos del Estatut, algunos como el que hacía referencia al catalán como "lengua preferente" en la región o los que señalaban las funciones del Consejo de Justicia de Cataluña, que fueron desechados. En marzo de 2017 el PSOE ya afrontó esta posibilidad de "restaurar" el Estatut.

Batet ha abierto la posibilidad de "retirar" recursos planteados por el anterior Gobierno sobre leyes sociales aprobadas por la Generalitat. 

"Hablar en un clima de confianza y lealtades mutuas"

Para afrontar los primeros pasos de la reforma de la Constitución, a la que Batet consideró "viable", "hay que empezar a hablar en un clima de confianza y lealtades mutuas". "El Gobierno no tiene ninguna varita mágica y un problema que arrastramos desde hace años no puede resolverse en unas semanas", analizó la situación. 

Respecto a la posibilidad de acercar a los políticos presos, Batet entiende que "esa posibilidad no está en manos del Ejecutivo sino del juez instructor ya que no hay condena firme", aunque la vea con "buenos ojos". "Es decisión del juez", ha asegurado. Tampoco concreta si el Gobierno Sánchez indultará a estos políticos si son condenados finalmente.

"Hay que ver cómo evoluciona la política catalana y si el Govern asume que no puede actuar al margen de la ley", ha recordado las jornadas que se vivieron el 6 y el 7 de septiembre en el Parlament. "Plantear desideratums sin condenas firmes es adelantar acontecimientos". 

"No saldremos del conflicto con un referendo"

Para resolver el conflicto catalán ha considerado que se puede "avanzar en muchos ámbitos" como, por ejemplo, en "los 45 puntos que Puigdemont entregó a Rajoy". El 46 se refiere a un referéndum de autodeterminación. "Se puede hablar de inversiones como la del corredor del Mediterráneo, de la conflictividad ante el Constitucional...". 

"Hay margen si otras fuerzas políticas tiene esta misma predisposición, porque las mayorías parlamentarias son las que son", ha explicado. "Sólo tenemos 85 diputados y hay fuerzas que no lo podrán fácil". 

Batet aleja la sombra de un nuevo referéndum. "No saldremos del conflicto con un referendo. Nadie estará satisfecho al 100%". En este sentido, pide a las fuerzas políticas "asumir la responsabilidad de llegar a un acuerdo en el que todos renunciaremos a cosas". 

Entre las prioridades del Govern de Torra considera que la principal debería ser "recuperar la convivencia en Cataluña". "Los espacios políticos", ha dicho, "no pueden pertenecer sólo a la mitad del país".