Quim Torra, durante la entrevista en TV3.

Quim Torra, durante la entrevista en TV3.

España DESAFÍO SOBERANISTA

Torra "presentará una querella tras otra" a quien le llame nazi

El nuevo presidente de la Generalitat afirma que querrá conocer "cuál es el proyecto de Sánchez para Cataluña más allá de gestos".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha tratado de defenderse de las acusaciones que le tachan de xenofobia que ha recibido por antiguos artículos suyos, durante la entrevista que ha concedido esta noche a TV3. Torra ha dicho que Cataluña tiene una tradición periodística irónica y pugilística --ha dicho-- en que se llega a provocar al lector, por lo que ha pedido "aceptar esta libertad de expresión", y ha recordado que ya pidió disculpas a quien se sintiera ofendido.

"Catalanes somos todos", ha dicho, y ha asegurado que no es por esa acusación de xenofobia que fue a visitar el martes a inmigrantes que hacen un encierro en Barcelona. "Presentaré una querella detrás de otra", ha recordado, porque ya dijo que iba a querellarse contra el expresidente socialista Alfonso Guerra por llamarle nazi.

Por otra parte, el recién investido presidente catalán ha anunciado este domingo que la próxima semana empezará a hablar con todos los grupos del Parlament, empezando por la líder de la oposición, Inés Arrimadas (Cs).

Esperando conocer el proyecto de Sánchez

También ha anunciado su predisposición a dialogar con Pedro Sánchez, de quien querrá saber cuál es su proyecto para Cataluña, más allá de gestos, y le preguntará "qué opina de todo". "Necesito saber qué opina, cuál es el proyecto del señor Sánchez para Cataluña", porque los catalanes no tienen suficiente ya con gestos.

A Sánchez -con quien ya ha intercambiado algunos mensajes- pedirá saber su opinión sobre "los derechos civiles" en Cataluña a raíz del proceso soberanista; que no ponga obstáculos a su prevista restitución de 16 leyes sociales catalanas suspendidas por el TC tras recurrirlas el Gobierno del PP; y saber qué propone para Catalunya.

Al preguntársele por la dificultad que puede haber en el diálogo que él pide a Sánchez teniendo en cuenta que el líder socialista le acusó de racismo, ha dicho: "Incluso asumiré estos insultos para que el debate sea posible".

Y le ha recordado que el Gobierno central tiene "cierta influencia" en la Fiscalía General del Estado, en alusión a la judicialización del proceso soberanista.

El papel de Puigdemont

Sobre las acusaciones de presidente teledirigido por su antecesor, Carles Puigdemont, lo ha negado una vez más y ha dicho que el expresidente "está ayudando a internacionalizar el caso catalán".

Al preguntársele si él mismo ha elegido a su Govern, ha dicho que él lo ha nombrado tras "pactar" con JxCat y ERC y que antes se han ido perfilando nombres, pero es él quien designa. También ha dicho que "votar" entre todos los catalanes el futuro de Catalunya es la mejor manera de evitar la división social de la que se habla a raíz del proceso independentista.