Quim Torra tomando posesión de su cargo como presidente de la Generalitat

Quim Torra tomando posesión de su cargo como presidente de la Generalitat Efe

España

El órdago de Torra a Rajoy: pretende que dos consellers juren en la cárcel y otros dos en el 'exilio'

Ha firmado el decreto por el que Elsa Artadi será portavoz de su gobierno y consellera de Empresa. Rajoy ha dicho que "destruyendo nunca se consigue nada bueno".

El desafío se convierte en órdago. Pese a las advertencias del Gobierno, los planes independentistas continúan viento en popa. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, sigue el camino trazado por Carles Puigdemont. Y lo hace con la formación de un Govern que incluye como consellers a los encarcelados Jordi Turull y Josep Rull y a los huidos Lluís Puig y Toni Comín. Un reto, otro, contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

Torra desafía al Estado nombrando 'consellers' a los presos Rull y Turull y a los huidos Puig y Comín

El mensaje de Rajoy y su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, era claro: tiene que formarse un gobierno "limpio" en Cataluña para "una nueva etapa de diálogo". Nuevos tiempos de concordia y tranquilidad. Normalidad institucional que pasa, claro está, por desactivar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La respuesta del nuevo president ha sido desafiarle con un gobierno en el que cuatro de sus consellers tienen causas pendientes con la justicia

Torra exige desde Berlín a Rajoy que "levante el 155 y la intervención financiera"

Contra lo que muchos vaticinaban en las últimas horas, Torra ha cumplido su palabra y ha confirmado el nuevo desafío al Estado al nombrar consellers en el nuevo Govern de la Generalitat a los presos Turull y Rull y a los huidos de la Justicia Lluís Puig y Toni Comín. El plan de Torra (y Puigdemont, president en la sombra) es que los encarcelados tengan que jurar sus cargos desde la cárcel y los huidos desde su exilio. Más confrontación y más simbolismo. 

Ahora, Rajoy tendrá que ver si, como estaba prometiendo, apuesta por la concordia pese al desafío y desactiva el 155 o, como le exige una y otra vez Ciudadanos, opta por aplicar otro 155 más duro contra los separatistas. Está en juego el futuro inmediato de Cataluña y, por extensión, el de las próximas contiendas electorales. 

El verdadero plan de Torra

Estos nombramientos, tan celebrados por los que antes manejaban (quizás aún manejan) el timón de la Generalitat tienen mucho de simbólicos y poco de prácticos. En realidad, el plan de Torra consiste en lanzar el citado órdago contra Rajoy. Porque lo cierto es que los citados exconsellers difícilmente ocuparán sus cargos con plenitud, ya que se encuentran en la cárcel o fuera de España. 

Miembros del nuevo Gobierno de Cataluña.

Miembros del nuevo Gobierno de Cataluña.

Aunque se esperaba que el nuevo Govern se conociera el lunes, los nombres se han filtrado este sábado. Torra ha firmado el decreto por el que Elsa Artadi será portavoz de su gobierno y consellera de Empresa. El presidente cuenta con Rull para Territorio y con Turull para Presidencia. Toni Comín se hará cargo de Salud y Puig de Cultura, ambos fugados en el extranjero.

Asimismo, en su gobierno estarán Pere Aragonès (Vicepresidencia y Economía) y el resto de consellers son Ester Capella (Justicia), Chakir El Homrani Lesfar(Trabajo), Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración Pública) y Teresa Jordá (Agricultura). 

"Consecuentes y leales"

Los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull, en prisión, han aceptado la propuesta de volver a ocupar los cargos que ostentaban antes de la aplicación del artículo 155 para ser "consecuentes y leales" a sus compromisos con los ciudadanos de Cataluña.

Turull y Rull, que se encuentran en la prisión de Estremera (Madrid) por orden del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena acusados de rebelión, han publicado en sus cuentas de Twitter el mismo texto.

"Para ser consecuente y leal a nuestros compromisos con los ciudadanos de Cataluña -escriben-, me honra aceptar la petición del presidente Quim Torra i Pla de continuar siendo conseller". Y expresan su compromiso de dedicarse "en cuerpo y alma al servicio de todos los catalanes".

A las felicitaciones se ha sumado el exvicepresidente Oriol Junqueras: "Hemos hecho un camino lleno de frutos y juntos seguiremos andando para obtener muchos más frutos aún". Y, por supuesto, Puigdemont ha felicitado a los nuevos consellers y ha destacado que se trata de un Govern "moderno para un país moderno".

Las reacciones al órdago no han tardado. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, era taxativa: "Así no se puede levantar el 155". Más claro no puede decirse. 

Ya antes de que se conociera la composición del Govern, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, decía que la voluntad de diálogo anunciada por el presidente de la Generalitat  en la carta enviada a Rajoy se contradice con la eventualidad de nombrar consejeros a personas que están en prisión

"No sería la mejor manera de empezar y, en cualquier caso, esto requeriría el estudio desde el punto de vista jurídico para tomar la decisión de que medidas cabría emprender", decía Millo antes de participar en el acto de celebración del 174 aniversario de la Guardia Civil en Cataluña en el acuartelamiento de Sant Andreu de la Barca (Barcelona). Esa decisión, en el sentido que sea, ya se tiene que tomar.