El comerciante de armas Jean Bernard Lasnaud.

El comerciante de armas Jean Bernard Lasnaud.

España EXTRADICION A ARGENTINA

España detiene 16 años después al traficante que vinculó al presidente argentino Carlos Menem con la venta de armas

Jean-Bernard Lasnaud, reconocido colaborador de la CIA, fue arrestado en Madrid el pasado viernes.

Daniel Montero Carmen Lucas-Torres

La policía española detuvo el pasado viernes en Madrid al traficante de armas franco-estadounidense Jean Bernard Lasnaud, buscado por la Justicia argentina desde 2003 y acusado de participar en 1995 en la venta ilegal de armas de la que resultaron absueltos 16 miembros de su gobierno, con el expresidente Carlos Menem al frente. 

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, Lasnaud fue detenido por orden del Juzgado de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional el pasado viernes, aunque fue la jueza Carmen Lamena quien le tomó declaración al encontrarse de guardia. Pocas horas antes, la Justicia española recibía la información de que Lasnaud, reconocido colaborador de la CIA y que durante años ha residido en Estados Unidos, había pisado suelo español, por lo que en función de los tratados internacionales firmados con Argentina, debía ser detenido. 

Tras su paso a disposición judicial el comerciante de armas, acusado de romper en 1995 los embargos de Naciones Unidas para hacer llegar armas argentinas a zonas en guerra de Ecuador y Croacia, se negó a ser extraditado a Argentina. Por ello y ante la falta de arraigo de Lasnaud en España, la jueza decidió decretar su ingreso en prisión provisional en espera que la Sala de lo Penal decida si concede o no su extradición definitiva. 

Detenido en Suiza en 2012

El septiembre de 2011 la Justicia argentina absolvió al expresidente Carlos Menem y a otras 16 personas (entre ellos varios mandos militares y funcionarios públicos) de participar en el tráfico de armas con Ecuador y Croacia. El caso arrancó con una investigación periodística del reportero Daniel Santoro en el diario Clarín y desvelaba el desvío de fusiles argentinos a zonas prohibidas por Naciones Unidas a cambio de 53 millones de dólares en pagos. Los hechos fueron confirmados, pero la Justicia no encontró entonces culpable alguno. 

Desde el primer momento, las sospechas se centraron en Lasnaud como parte de la red que desviaba los cargamentos desde países autorizados hasta zonas de conflicto y borraba después las huellas de las armas. La primera vez que la Justicia argentina intentó localizar al traficante de armas fue en 1997. No apareció. Cuatro años después, fue arrestado en Suiza y devuelto de nuevo a Argentina, donde prestó declaración. Volvió a desaparecer. Y desde entonces (2003) pesa contra él una orden de detención por "contrabando de material bélico". Una petición que ahora ha hecho efectiva la Justicia argentina, que considera que los delitos no están prescritos.