Manifestación convocada este martes en Barcelona por la plataforma Alcem-nos.

Manifestación convocada este martes en Barcelona por la plataforma Alcem-nos. Efe

España DÍA DEL TRABAJADOR

El separatismo fagocita el 1 de mayo en Cataluña

La plataforma Alcem-nos ha celebrado este martes una manifestación en Barcelona para reivindicar la "república de los derechos sociales".

"Contra el 155, por la república de los derechos sociales". El independentismo ha aprovechado este Primero de Mayo para llenar las calles catalanas y prolongar el desafío al Estado. La Assemblea Nacional Catalana (ANC), la Intersindical-CSC y entidades como Universidades por la República o Súmate, todas ellas integradas bajo la plataforma Alcem-nos, han celebrado este martes por la tarde en Barcelona una manifestación para defender la independencia como medio para lograr más y mejores derechos para los catalanes. También han pedido la liberación de los presos encarcelados por el procés.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha asegurado que "es la república catalana la que nos garantizará los derechos sociales, la que nos permitirá hacer políticas de mercado de trabajo ambiciosas y que nos permitirá tener un Estado del Bienestar digno". "Lo vemos día a día con 46 leyes tumbadas por el TC, anuladas o suspendidas, entre las cuales muchas son leyes sociales", ha señalado Paluzie.

Durante la marcha, en la que se han podido ver numerosas esteladas, ha explicado que la ANC propone un Salario Mínimo Interprofesional de 1.200 euros, "perfectamente alcanzable por una economía como la catalana", puesto que países como Francia y Alemania lo tienen de 1.500 euros y la diferencia del PIB per cápita con Francia, por ejemplo, ronda los 1.000 euros. "No podemos continuar con un modelo económico y social basado en salarios bajos, la desprotección y la temporalidad".

En este sentido se ha manifestado el miembro del Secretariado de la Intersindical-CSC Sergi Perelló, defendiendo "llevar la república a los centros de trabajo"."Consideramos que es importante que el sindicalismo esté dentro del contexto social y político de este país porque los anhelos de este pueblo son los de libertad pero también de más bienestar", ha resaltado en este Día Internacional del Trabajador.

Perelló ha reivindicado un sindicalismo como el de la Intersindical-CSC, que "no está sometido a los dictados que vienen de fuera", y ha subrayado que exigen un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.200 euros y unas pensiones de 1.000 euros como mínimo, así como la igualdad mujer-hombre.

La CUP: políticas sociales para construir la república

La CUP también ha estado presente en las manifestaciones que se han producido en Cataluña este martes. Vidal Aragonès, diputado de la formación anticapitalista en el Parlament, ha apostado por aplicar políticas sociales para que la clase trabajadora apoye "la construcción de la república catalana".

En declaraciones en la manifestación de la Marxa per la Dignitat por el 1 de Mayo ha defendido que la república catalana es una perspectiva de futuro para que haya una "vida digna", que la clase trabajadora debe apoyarla, y que lo hará cuando haya políticas sociales que respondan a sus necesidades.

"No hay futuro en la realidad del Estado español y no hay futuro si no rompemos con las políticas de la Troika", ha advertido, y ha criticado los efectos negativos del capitalismo.