Vista del Valle de los Caídos, donde están enterrados los restos de Franco

Vista del Valle de los Caídos, donde están enterrados los restos de Franco Efe

España MEMORIA HISTÓRICA

El PSOE pide sacar a Franco y Primo de Rivera del Valle de los Caídos

Tres miembros de la Ejecutiva se desplazan hasta el monumento de la dictadura para exigir que se reconvierta en "lugar de memoria de las víctimas". 

El PSOE quiere que el Valle de los Caídos deje de ser un monumento franquista y se convierta en un "lugar de memoria de víctimas de la Guerra Civil Española y la Dictadura".

Tres miembros de la Ejecutiva socialista se desplazan este miércoles hasta el mausoleo, en la sierra de Madrid, para exigir que se cumpla la ley de Memoria Histórica impulsada en 2007 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuya revisión fue presentada en diciembre del año pasado por el PSOE en el CongresoSe trata del secretario de Justicia y Nuevos Derechos, Andrés Perelló, el de Transparencia y Democracia Participativa, Odón Elorza, y el de Laicidad, Fernando Martínez

Si la nueva propuesta de ley del PSOE sale adelante para el Valle de los Caídos, quedará "expresamente prohibida su utilización como mausoleo del dictador". También se retirarán los restos de José Antonio Primo de Rivera, que también reposan en el lugar, donde hay una abadía benedictina, una escolanía y una hospedería en un recinto gestionado por Patrimonio Nacional. 

La mayor fosa común

El Valle de los Caídos, construida por presos durante el franquismo, es la mayor fosa común de España. Se calcula que más de 33.000 cuerpos yacen allí, en plena descomposición. De miles de ellos no se conoce la identidad. 

El PSOE recupera, así la idea de crear un gran centro de reconciliación, similar a otros en el resto de Europa, que ya fue propuesto por expertos consultados por el Gobierno de Zapatero en sus últimos compases. 

Las propuestas del PSOE incorporan también una reforma de la Ley de Memoria Histórica para garantizar su cumplimiento

En un acto en diciembre, Pedro Sánchez lamentó que la ley "ha sido ignorada de forma consciente por el PP desde que llegó al Gobierno”, puesto que "ha demostrado no tener voluntad política, no volcar recursos económicos, tampoco instrumentos de desarrollo, ni vocación de diálogo" con asociaciones y colectivos afectados. "Cuando os pregunten si lo que pretendemos es reabrir heridas, decidles que las únicas heridas abiertas son las de las fosas cerradas", dijo.