Efectivos españoles embarcan en un helicóptero Chinook en la base de Hernán Cortés, Afganistán.

Efectivos españoles embarcan en un helicóptero Chinook en la base de Hernán Cortés, Afganistán. Defensa

España FUERZAS ARMADAS

España enviará una unidad de helicópteros a Irak en la misión contra el terrorismo

Junto a las aeronaves del modelo Chinook y Cougar -con base en Colmenar Viejo (Madrid)- viajarán otros 60 efectivos.

El Ejército de Tierra sumará una unidad de helicópteros militares y otros 60 militares al contingente ya desplegado en Irak -que ronda los 500 efectivos- para brindar apoyo a la Coalición Internacional contra el Daesh. El traslado se realizará en el primer semestre de este año.

El jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Francisco Javier Varela, ha confirmado esta noticia en un encuentro con periodistas especializados en materia de Defensa. Según ha apuntado, el planeamiento y la ejecución de este envío todavía están por desarrollar, pero se acometerá antes del próximo verano.

Se estima que serán cinco los helicópteros que se enviarán a Irak para brindar labores de transporte de las tropas de la Coalición Internacional contra el Daesh, de la que España forma parte efectuando labores de adiestramiento y asesoramiento. Las aeronaves corresponderán a los modelos Chinook y Cougar con base en Colmenar Viejo (Madrid), si bien la cifra final puede sufrir alguna variación.

Junto a los helicópteros viajarán unos 60 efectivos, entre los que se encuentran los propios pilotos de las aeronaves y todo el equipo que requieren para su correcto funcionamiento. Su base estará ubicada en la ciudad iraquí de Besmayah.

La pacificación del país

Los cerca de 500 efectivos españoles desplegados en Irak participan en el adiestramiento de las tropas locales. Tras la reciente expulsión de los combatientes del Estado Islámico más allá de las fronteras, el país atraviesa una situación muy frágil con varios focos que amenazan la incipiente estabilidad. Los principales peligros se encuentran en las zonas urbanas, y es en ese escenario donde se centran los esfuerzos de adaptación tras la guerra.

Además, el contingente español asesora al Gobierno iraquí en materia de defensa y seguridad. El Ejército está desplegado en bases ubicadas en las ciudades de Bagdad, Besmayah y Taji. Los helicópteros realizarán trayectos entre estos tres puntos. Hasta ahora, el transporte aéreo había sido descartado por los altos riesgos que suponía su despliegue. 

Soldados españoles en Irak