Junqueras, Forn, Sánchez, Cuixart, Pujol Ferrusola, Rosell, Pineda, Corra, Crespo, 'el Bigotes', Villarejo y Salamanca.

Junqueras, Forn, Sánchez, Cuixart, Pujol Ferrusola, Rosell, Pineda, Corra, Crespo, 'el Bigotes', Villarejo y Salamanca.

España CÁRCELES

Navidad entre rejas: los 12 presos más famosos de la política y la corrupción

Ex cargos públicos, directivos del deporte, empresarios y comisarios: un nutrido grupo de personajes públicos pasa las fiestas en la cárcel.

El Código Penal no entiende de fechas importantes ni cenas en familia. Si no, que se lo digan a los más de 59.500 reclusos que hay en nuestro país -según el último dato de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias correspondiente al pasado mes de octubre- que tendrán que pasar la Navidad privados de libertad.

El procés ha puesto todas las miradas este 2017 en las cárceles madrileñas de Estremera y Soto del Real, donde todavía continúan de manera preventiva el ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, el exconsejero de Interior Joaquim Forn y los líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, investigados por un presunto delito de rebelión y por perseguir la secesión de Cataluña.

Pero hay otros apellidos conocidos, vinculados algunos a la política -como Pujol Ferrusola o Correa- o a otras actividades -como el de Rosell, Pineda o Villarejo-, que pasarán las fiestas entre rejas tras protagonizar algunos de los casos de corrupción más sonados de los últimos años. Esta es su situación:

Oriol Junqueras, exvicepresidente catalán (Estremera)

El líder de ERC ingresó en prisión el pasado 2 de noviembre, después de prestar declaración ante la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que le considera responsable, junto a los otros siete exconsejeros catalanes, de diseñar un minucioso plan para alcanzar la independencia de Cataluña. 

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que ha asumido la investigación del procés, también decidió mantenerle en prisión al considerar que forma parte del comité estratégico del golpe independentista que "desempeñaba una función definitoria de cómo y cuándo llevar a término cada una de las actuaciones del proceso y, consecuentemente, de la violencia y los tumultos".

Durante la campaña electoral catalana, de la que ha sido candidato, instituciones penitenciarias le ha abierto un expediente por utilizar las comunicaciones familiares para hacer campaña.

Joaquim Forn, exconsejero de Interior (Estremera)

Es, con Junqueras, el único miembro del Gobierno catalán cesado con la aplicación del artículo 155 de la Constitución que continúa en prisión preventiva. También está siendo investigado por el delito de rebelión, aunque él no formaba parte del citado comité estratégico ni estuvo en el asedio a la comitiva judicial que participó en el registro de la Consejería de Economía catalana el 20 de septiembre.

El juez Llarena le mantiene en la cárcel por ser el responsable de las fuerzas del orden (Mossos d'Esquadra) que no intervenieron en los hechos investigados de la manera que se esperaba. Esta semana, el expresidente catalán Artur Mas y el exalcalde de Barcelona, Xavier Trías, les han visitado en prisión.

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart (Soto del Real)

Los líderes de las asociaciones independentistas ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, fueron los primeros independentistas que ingresaron en prisión el 16 de octubre, investigados por sedición.

Jordi Sánchez, que ha concurrido como número dos en la candidatura que lideraba Carles Puigdemont, también ha sido expedientado y cambiado de módulo por participar en la campaña a través de una llamada telefónica.

Jordi Pujol Ferrusola (Soto del Real)

El primogénito del expresidente catalán Jordi Pujol Soley lleva en prisión preventiva desde abril. El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, acordó su ingreso en prisión por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, falsedad documental y organización criminal.

El gestor de la fortuna de la familia Pujol en Andorra tiene la posibilidad de salir de prisión si deposita una fianza de 500.000 euros. Sorprendentemente, cuatro días después de que le fuera impuesta esta cantidad, ni él ni su entorno la han entregado.

Sandro Rosell (Soto del Real)

El expresidente del F.C. Barcelona también lleva siete meses en la misma prisión que Pujol Ferrusola de manera preventiva. Ha solicitado la libertad en distintas ocasiones, la última, ofreciendo 400.000 euros a la jueza que le envió a la cárcel, Carmen Lamela. Sin embargo, ésta no se la ha concedido porque sigue viendo riesgo de fuga, destrucción de pruebas y reiteración delictiva.

Rosell está imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales. Se investiga la ocultación de 15 millones de euros que habría obtenido a través del cobro de comisiones por la cesión de los derechos deportivos de la Confederación Brasileña de Fútbol. 

Luis Pineda (Estremera)

El presidente de Ausbanc lleva en prisión preventiva desde abril de 2016 por dirigir, presuntamente, una red de extorsión y sobornos a las principales empresas españolas e incluso a la infanta Cristina. A todos habría amenazado con difundir publicidad negativa si se negaban a pagar.

Pineda está imputado por extorsión, estafa, blanqueo, dirección de organización criminal y delitos contra la Hacienda Pública. La Fiscalía pide 118 años de prisión para él y una multa de 10,3 millones de euros. Han negado su puesta en libertad por el riesgo de que huya a Venezuela, país en el que tendría contactos.

Francisco Correa (Picassent)

El cerebro de la trama Gürtel cumple condena por la vertiente valenciana de esta inmensa causa de corrupción. Lo hace desde el pasado febrero. Fue condenado en primera instancia a 13 años de cárcel por amañar contratos de la Generalitat valenciana para la Feria Internacional de Turismo (Fitur). En concreto, por los delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, falsedad y asociación ilícita.

La Fiscalía pide para él 125 años de prisión por la primera época de la trama Gürtel, juicio que acaba de quedar visto para sentencia y en el que el acusado se ha prestado a colaborar con el Ministerio Público a cambio de salir de prisión. En dicha causa se  ha investigado la presunta financiación irregular de distintos ayuntamientos gobernados por el Partido Popular (Pozuelo, Majadahonda y Estepona), así como actos de campaña electoral de Esperanza Aguirre. La Fiscalía considera partícipes lucrativos tanto al PP como a la exministra de Sanidad, Ana Mato.

Pablo Crespo (Picassent)

El otro presunto jefe de la trama Gürtel y exsecretario de organización del PP gallego también cumple condena por la corrupción en Valencia. La Fiscalía también pide para él una condena de 85 años de prisión por esta primera época de Gürtel, 

Álvaro Pérez, 'El Bigotes' (Picassent)

El expresidente de la compañía Orange Market también está acusado de formar parte de la trama Gürtel y cumple condena en Valencia por los mismos delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, falsedad y asociación ilícita.

Hace pocas semanas, Álvaro Pérez volvió a los titulares de los periódicos porque se negó a extenderse en sus declaraciones ante la comisión de las Cortes Valencianas que investiga este caso de corrupción alegando que tenía que asistir a una clase de cocina en la cárcel.

José Villarejo y Carlos Salamanca (Estremera)

El polémico comisario de policía jubilado, José Manuel Villarejo, ingresó en prisión preventiva el pasado noviembre en el marco de la Operación Tándem, investigado por cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

Junto a él, también fueron enviados a la cárcel su socio Rafael Redondo y el comisario de Barajas, Carlos Salamanca, éste también imputado por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Se investiga si ellos y algunos de sus familiares, que también fueron detenidos, integraron un entramado empresarial cuyo principal objetivo era reintroducir en España y otros países de la Unión Europea fondos procedentes de actividades ilícitas vinculadas a la corrupción internacional en los negocios.

En la cárcel de Estremera, la más moderna de Madrid, existe un módulo especial para reclusos procedentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado donde se encuentran Villarejo y el comisario Salamanca.