Rodrigo Lanza junto a su madre, Mariana Huidobro, en Zaragoza.

Rodrigo Lanza junto a su madre, Mariana Huidobro, en Zaragoza.

España Sucesos

Lanza ante la jueza: "Me llamó sudaca, sacó una navaja, no vi ningunos tirantes"

El detenido por la agresión mortal a un hombre en Zaragoza niega en el Juzgado que la pelea fuese por una bandera de España.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

Rodrigo Lanza, el joven chileno detenido por agredir mortalmente a un hombre en Zaragoza ha asegurado ante la jueza que fue el ahora fallecido, Víctor Láinez, quien le increpó llamándole "sudaca de mierda" y después le sacó una navaja. Añade el arrestado que el hombre llevaba una "cazadora negra cerrada" por lo que no vio en ningún momento que vistiese unos tirantes con la bandera de España. Estas explicaciones no han convencido a la magistrada que investiga el caso, que ha decretado para él la situación de prisión comunicada sin fianza.

Esta es la versión que Lanza ha difundido a través de su familia. Niega que el detonante de la discusión fuesen los tirantes y dice contar con testigos que pueden refrendar su relato. Según su versión, se encontraba junto a un conocido y dos amigas en el bar Tocadiscos de la capital aragonesa. Desde el otro lado de la barra, Láinez se le quedó "mirando fijamente" y le hizo un gesto para que se acercase. 

Lanza acudió al lugar en el que estaba este hombre, que le preguntó por su origen. Al saber que era chileno le increpó. "Sudaca de mierda, vuelve a tu país", le dijo, siempre según la versión del único arrestado por la agresión mortal del pasado viernes. 

Lanza sostiene que tras ese breve encontronazo volvió con sus amigas y cuando terminaron las consumiciones se fueron ante la "actitud amenazante" de Láinez. Les pareció que estaba usando su teléfono móvil para llamar a sus amigos. Cuando estaban saliendo del local, uno de sus acompañantes le advirtió de que el hombre se le aproximaba "con una navaja en alto". Lanza alega que se defendió de él con una patada y un puñetazo.   

En sus explicaciones no detalla cuál cree que pudo ser el golpe que le causaron los problemas cerebrales que acabaron ocasionándole la muerte el martes. El diario local Hoy Aragón informa -a la espera de la autopsia- que le agredió con un sillín de bicicleta y cuando cayó al suelo le siguió golpeando.