Una de las sesiones del juicio por el asesinato del abogado Díaz Moñux.

Una de las sesiones del juicio por el asesinato del abogado Díaz Moñux.

España Detenido en Brasil

El asesino del abogado Díaz Moñux se ocultaba como luchador de 'Vale Tudo'

Miguel Ángel Durán usaba el nombre de Nelio, una identidad surpada, y trabajaba como vigilante de seguridad en Río de Janeiro.  

Alejandro Requeijo Daniel Montero

Nelio un luchador brasileño de MMA que además trabajaba como vigilante de seguridad en Río de Janeiro era en realidad Miguel Ángel Durán Abad. Su verdadera nacionalidad era la española, pero se ocultó durante años bajo una identidad local usurpada para no ser encontrado. Huyó de España tras participar en 2008 en el asesinato de un abogado llamado Alfonso Díaz Moñux, especialista en casos de narcotráfico. Ahora, la Policía Nacional en colaboración con las autoridades brasileñas le ha encontrado y ha sido detenido en el país sudamericano.

Según informan a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación, Nelio es un sujeto “muy peligroso” por su conocimiento de las técnicas de MMA, también llamado Vale Tudo en Brasil. Se trata de un arte marcial que, como su nombre indica, permite una gran variedad de golpes. Llevaba cerca de un mes sometido a un estrecho seguimiento por parte de los miembros de la Unidad de Huidos de la Comisaría General de la Policía Judicial, los enlaces policiales de la embajada de España en Brasil y las autoridades locales.

Miguel Ángel Durán, de 36 años de edad, se había establecido en Río de Janeiro donde contrajo matrimonio con una mujer brasileña con la que además tiene una hija en común. Actualmente se encontraba inmerso en otra relación sentimental con otra mujer, según las mismas fuentes. Pesaba sobre él una Orden Internacional de Detención por asesinato.

Buscado desde 2014

El asesinato fue cometido en Madrid hace ahora nueve años. Díaz Moñux, abogado de 45 años especializado en casos de narcotráfico, fue asesinado el 18 de diciembre de 2008, sobre las diez de la noche. Murió tras ser tiroteado cuando se encontraba en el interior de su coche, acompañado por una mujer que resultó ilesa. La víctima fue asaltada por dos hombres en las proximidades del garaje de su vivienda, en el número 14 de la calle de Antonio Rodríguez Villa de Madrid.

Junto a otros siete acusados, Durán Abad fue declarado culpable por un jurado popular y condenado a la pena de 23 años de prisión en enero de 2014. El juicio se anuló unos meses después y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ordenó repetirlo. El fugitivo aprovechó esta circunstancia para huir de España. Ya se había fugado con anterioridad al mismo país donde fue arrestado en 2011 y extraditado a España.

Tras la detención de otro de los participantes en el crimen, los investigadores de la Policía Nacional lograron averiguar dónde podría encontrarse Durán Abad. “Esperamos que no se escape otra vez”, afirma aliviado uno de los agentes encargados de dar con su paradero.