España

Los gallegos contra las llamas: así acaba el pueblo con los incendios

Un centenar de incendios siguen activos en Galicia, mientras las autoridades realizan las labores de extinción, el pueblo se vuelva para acabar con los focos que destruyen su tierra.                             

Edurne Pujol Leyre Herranz

Cuatro fallecidos por culpa del fuego, 105 incendios activos en Galicia -15 amenazan núcleos de población- y un movimiento vecinal que se agita para acabar con el fuego y acoger a sus paisanos. “Galicia no arde, a Galicia la están quemando”, rezan los usuarios en Twitter. Pero no sólo la comunidad gallega sufre la ruina de las llamas, Asturias, también. La comunidad vecina ha dormido, y amanecido, entre humo y fuego, ahora se mantienen activos 35 focos en 19 concejos.

El viento, la sequía y las altas temperaturas complican las labores de extinción. La tierra gallega necesita lluvia, los vecinos lo saben, y por eso, esta noche han salido a la calle con cubos en sus manos y toda la madrugada por delante.

Siguiendo las instrucciones de las autoridades, las brigadas de voluntarios se han organizado, han ofrecido camas donde dormir e instalaciones donde alojarse.

El pueblo gallego, al pie de las llamas

Los vecinos no miran horrorizados al fuego, la situación de sus campos y su tierra les ha trasladado a la calle para apoyar a los servicios emergencias que no dan a basto. Las redes sociales se han llenado de imágenes de los vecinos, en cadena humana y trasportando cubos llenos de agua para apagar las llamas de los puntos afectados por el fuego. 

En concreto decenas de vecinos de Vigo lograron apagar las llamas en la ladera del Monte O Castro. Cuando llegaron los Bomberos al lugar ya habían conseguido controlar las llamas y los equipos profesionales finalizaron las labores, enfriando la zona. 

Asimismo, las redes son fuente de comunicación para pedir víveres y agua con la que calmar la sed de los voluntarios. 

Ofrecen sus casas

La ola de incendios ha provocado también una ola de solidaridad en la que numerosos lugareños ofrecen sus casas como refugio para las personas desplazadas por el fuego. Twitter se ha llenado de estas muestras de apoyo.

Los hoteles también se vuelcan

Varios hoteles cercanos a las zonas afectadas han abierto sus puertas a los vecinos que necesiten estancia. El hotel Atlántico de Vigo ponía un post en Facebook en el que ofrecía "habitaciones de manera gratuíta a  las familias que han sido desalojadas debido a los fatídicos incendios".