Rajoy, antes de su intervención en el Congreso

Rajoy, antes de su intervención en el Congreso Reuters

España DESAFÍO SEPARATISTA

Rajoy sólo aplicará el 155 si Puigdemont confirma que declaró la independencia

El presidente de la Generalitat solo tiene que decir que no hizo tal declaración para evitar la aplicación del artículo de la Constitución. 

Alberto Lardiés Ana I. Gracia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, solo aplicará el artículo 155 de la Constitución, que supone la suspensión de la autonomía catalana, si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, confirma y admite que declaró la independencia de Cataluña en el Parlament en su comparecencia del pasado martes

El jefe del Ejecutivo acaba de explicar en el pleno del Congreso de los Diputados que, como se sabía, su requerimiento a la Generalitat consta de dos plazos, pero ha matizado -y así consta en el propio documento, al que ha accedido EL ESPAÑÓL- que el segundo solo tendrá validez si la respuesta de Puigdemont al primer plazo es "afirmativa".

En otras palabras, si el presidente autonómico contesta que "no" declaró la independencia, no habrá aplicación del artículo 155. Así, con su propuesta Rajoy deja abierta una posibilidad a Puigdemont para prolongar todavía más el conflicto político en Cataluña. "Ojalá que el segundo plazo no sea necesario", ha dicho el propio Rajoy en la tribuna desvelando así ese resquicio que deja a los independentistas. 

El propio requerimiento que el Gobierno ha enviado a la Generalitat explica estos dos plazos que Rajoy da a Puigdemont. De la redacción de ese acuerdo del Consejo de Ministros se deduce que, para Rajoy, la única razón por la que cabe actuar contra Puigdemont es por la declaración de independencia, exonerándolo de otros presuntos atentados contra la ley, como la desobediencia de la Constitución al aplicar las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional. 

Por otro lado, fuentes gubernamentales explican que el Gobierno aprobará las medidas coercitivas en un consejo de ministros extraordinario el viernes 20, en caso de que Puigdemont no desista de su actitud. 

Los dos plazos

Tal y como ya ha informado este diario, el Gobierno ha dado un plazo de cinco días al presidente catalán para responder al requerimiento que ha enviado y que pone en marcha el artículo 155 de la Constitución. En esa notificación, Rajoy le pide que aclare si ha declarado la independencia de Cataluña. Si el president da por válida la declaración de independencia, el Gobierno le da un margen de 72 horas más, hasta el jueves 19 de octubre, para que la desactive y evitar así males mayores.

En el discurso de 17 páginas que ha leído en su primera intervención, el jefe del Ejecutivo culpaba al Govern que dirige Carles Puigdemont de la situación límite que vive Cataluña. "La respuesta que dé a este requerimiento es la que marcará el futuro de los acontecimientos en los próximos días", ha advertido desde la tribuna. Los únicos culpables de todo, ha insistido, son el president y quienes sustentan su gobierno.