Alexander Grinberg, presidente del Club de Fútbol Marbella y vista aérea de una de las mansiones utilizadas por la mafia.

Alexander Grinberg, presidente del Club de Fútbol Marbella y vista aérea de una de las mansiones utilizadas por la mafia. Fotomontaje EL ESPAÑOL

España OPERACIÓN OLIGARKH

Mansiones, Bentleys y yates: así era el imperio de la mafia rusa en Marbella

Los capos de las dos organizaciones criminales desarticuladas por la Guardia Civil, entre quienes está el presidente del Club de Fútbol Marbella, se habrían hecho con un importante patrimonio a través del blanqueo de capitales.

Noticias relacionadas

La mayor mafia rusa desarticulada hasta el momento en nuestro país controlaba buena parte del sector inmobiliario de lujo de Málaga. Esta actividad y la compra de empresas en quiebra, principalmente, les habrían permitido blanquear presuntamente hasta 30 millones de euros en España. EL ESPAÑOL ha accedido a los detalles de la operación del Servicio de Información de la Guardia Civil en la Costa del Sol la última semana de septiembre, en la que se desarticuló la presunta organización criminal y se detuvo a 11 de sus miembros. A la vez, también sacó a la luz la vida de lujo que llevaban sus cabecillas en Marbella.

La Guardia Civil bloqueó hasta 67 mansiones y casas de lujo y 100 cuentas y productos financieros. También se incautó de 23 coches valorados en más de 300.000 euros cada uno, joyas de alto valor y un arsenal de armas de guerra. Un imperio demasiado extenso para no levantar sospechas en una ciudad con menos de 140.000 habitantes.

La organización había estudiado un complejo modus operandi que habría puesto en marcha hace años. Arnold Arnoldovich Spivakovsky, conocido como Arnold Tamm, uno de los cabecillas de la mafia rusa Solntsevskaya, dirigía la organización desde el extranjero. Era la mente pensante del entramado, mientras que Alexander Grinberg, el presidente del Club de Fútbol Marbella, ejecutaba sus órdenes y funcionaba como la cara visible de los falsos negocios de la organización en España.

Los cabecillas de la organización criminal llevaban años asentados en la ciudad, tenían una red de contables y asesores financieros que les ayudaban a dotar de apariencia real su fraudulento entramado empresarial. Se hicieron con tres empresas a punto de quebrar, el Club de Fútbol Marbella, la embotelladora Aguas de Mijas y el club de golf Dama de noche, y las relanzaron para blanquear presuntamente el dinero a través de éstas. 

Arnold Tamm, el capo de la organización, Alexander Grinberg, presidente del Club de Fútbol Marbella, Oleg Kuztnesov, máximo accionista de la embotelladora Agua de Mijas y Sergey Dozhev, el supervisor de las inversiones del grupo, son los líderes de la trama, en la que hay otros siete detenidos. Los cuatro cabecillas fueron enviados a prisión el pasado 27 de septiembre por los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y blanqueo de capitales.

[Más información: Prisión para 4 de los detenidos en la operación contra la mafia rusa en España]

Según ha podido saber este diario, los magnates rusos tenían en su poder hasta 67 mansiones y viviendas de alto 'standing' que la Guardia Civil ha bloqueado. En los 18 registros realizados en distintos puntos de Marbella, los casi 100 agentes desplegados se incautaron de material de altísimo valor. Encontraron hasta 23 coches de alta gama, entre ellos un Ferrary Spider, un Porche Panamera, varios Bentleys o un BMW Z4, todos valorados por encima de los 300.000 euros.

Organización rusa Málaga - Guardia Civil

Pero no son los únicos hallazgos que hablan del alto estilo de vida de los detenidos: la Guardia Civil también requisó 250.000 euros en efectivo, varias cajas fuertes y joyas, así como cuatro yates, dos de ellos de más de 20 metros de eslora. Precisamente los yates más grandes, Xenios y Arbat, estaban en manos de Oleg Kuztnesov y Alexander Grinberg, quien acompañó a los agentes al registro del barco, amarrado en Puerto Banús. 

Alexander Grinberg acompaña a los agentes en el registro de su yate.

Alexander Grinberg acompaña a los agentes en el registro de su yate. Gtres

Alexander Grinberg se había convertido en un personaje habitual de las fiestas de la alta sociedad marbellí. Además del club de fútbol que rescató en el año 2013 prácticamente arruinado y consiguió subir a segunda división, Grinberg también está al frente de la inmobiliaria Terminal Group Spain SL, que aunque está en funcionamiento también desde 2013 nunca ha presentado sus cuentas. Además, el empresario ruso también es el propietario de MFC Sport Arena SL, una empresa de gestión de espacios deportivos con un activo de más de 2 millones de euros.

[Más información: Al menos 11 detenidos en una operación contra la mafia rusa en España]

Una de las casas de la mafia rusa, donde residía Oleg Kuztnesov.

Una de las casas de la mafia rusa, donde residía Oleg Kuztnesov. EL ESPAÑOL

Grinberg residía en la urbanización Bahía de Marbella, en una mansión a la que llamó Casa Moscú. De estilo moderno y habitaciones forradas de madera maciza, la vivienda cuenta con un sótano en el que hay un jacuzzi, una pequeña discoteca, y una barra de bar con exclusivas botellas de vino.

Muy próxima a la suya se encuentra la residencia donde vivía Oleg Kuztnesov, Villa Tatiana, otra impresionante mansión en la que los agentes encontraron los coches más caros. El principal accionista de la empresa Aguas de Mijas también está a la cabeza de dos promotoras inmobiliarias, Grow Panoramica SL, inactiva desde 2014 aunque con un activo de más de un millón de euros y Digibuzz SL, que nunca ha presentado cuentas. Aunque se habían repartido las viviendas, todas estaban en manos de la organización.

Yates Arbat y Xenios, de Alexander Grinberg y Oleg Kuztnesov.

Yates Arbat y Xenios, de Alexander Grinberg y Oleg Kuztnesov. EL ESPAÑOL

A pesar de que el 'capo' de las dos organizaciones Solntsevskaya e Izmailovskaya desarticuladas, Arnold Tamm, solo viajaba a Marbella para supervisar las operaciones, también tenía una vivienda asignada en la ciudad, en este caso también de lujo pero algo más discreta que las del resto de miembros de la organización. Cuando la Guardia Civil, en colaboración con EUROPOL, llevó a cabo la operación, Tamm se encontraba en Marbella, por lo que pudieron detener al capo de la mafia rusa más importante de España.