Varios agentes trasladan parte de las plantas de marihuana localizadas en la sierra de Granada.

Varios agentes trasladan parte de las plantas de marihuana localizadas en la sierra de Granada.

España Oculto en Sierra Nevada

Encuentran a un prófugo de asesinato viviendo en una comuna 'hippie' en Granada

La investigación se inició cuando miembros del asentamiento intentaron abusar sexualmente de una turista.

Daniel Montero Alejandro Requeijo

Una investigación sobre un intento de agresión sexual ha servido para desvelar el escondite en España de un prófugo buscado por asesinato y una plantación de más de 2.300 plantas de marihuana repartidas en distintos puntos del Parque Natural de Sierra Nevada. En total, la Guardia Civil ha detenido a 24 personas acusadas de tráfico de estupefacientes, además de a un joven de 23 años buscado en Francia por asesinato. En el momento de su detención, el hombre apresado portaba el teléfono móvil de la víctima.

Según fuentes del instituto armado, la investigación se inició semanas atrás, cuando una turista denunció un intento de agresión sexual por parte de varios miembros del asentamiento hippie, oculto en el paraje llamado Beneficio de Cáñar, en Granada. Además, los agentes investigaban ya las lesiones graves causadas presuntamente por dos miembros de esta comunidad a otros vecinos.

103 infracciones

Fueron estas disputas y la denuncia de la mujer las que llevaron a los equipos de Seguridad Ciudadana, Useic, Policía judicial y Seprona a identificar primero a todos los miembros del asentamiento, y a relacionar después al joven de 23 años, que residía allí sin documentación alguna, con el crimen investigado en suelo galo. Además,  los agentes localizaron -con la colaboración de la Unidad de Helicópteros de la Comandancia de Granada- en total 2.320 plantas de marihuana diseminadas en pequeñas plantaciones y ocultas entre vegetación, grandes árboles y cultivos tradicionales para dificultar su localización. 

Además, los detenidos robaban el agua de abastecimiento del propio parque nacional para garantizar el regadío del cannabis, lo que ha supuesto, a juicio de los investigadores "un daño medioambiental" traducido en 103 infracciones por acampadas ilegales, tenencia de animales domésticos en el interior de la zona protegida, vertidos y residuos, encender fuego, aparcamiento o rotulación del terreno. En total, los agentes localizaron más de 40 enganches a la canalización de agua del sistema público para regar las plantaciones repartidas por la sierra granadina.