Los Reyes Felipe y Letizia junto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Los Reyes Felipe y Letizia junto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Efe

España Atentados en Cataluña

El rey acudirá a la manifestación del sábado por las víctimas de Cataluña

Felipe VI se convierte así en el primer jefe de Estado que acude a una concentración de este tipo.

Zarzuela quería evitar que la presencia del Rey en la manifestación del sábado en Barcelona se convirtiera en un debate político y no ha confirmado su asistencia hasta este jueves por la noche, apenas 36 horas antes de que se celebre la concentración para condenar el terrorismo. Será Felipe VI quien acuda como jefe del Estado a la cita, convocada por el ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña. No irá acompañado de la Reina Letizia, según han confirmado fuentes de Casa Real a EL ESPAÑOL.

Desde que se convocó la gran manifestación para el sábado 26 de agosto, Casa Real nunca barajó la hipótesis de que los monarcas acudieran a la cita. Hasta este mismo miércoles, fuentes internas de la Monarquía aseguraban a este periódico que "en ningún momento han confirmado nada: ni que vayan a ir ni que no".

Ha sido este jueves por la noche cuando finalmente se ha confirmado la asistencia de Felipe VI a la marcha. Esta será la primera vez que un rey en activo acude a una manifestación de esta envergadura. Fue precisamente el actual monarca quien acudió a la marcha para condenar el 11-M, pero lo hizo en calidad de príncipe de Asturias. En aquella ocasión estuvo acompañado de sus hermanas, la Infanta Elena y la Infanta Cristina.

El Rey Juan Carlos, monarca entonces en plenas funciones, faltó a la cita. La supuesta presencia del monarca a la manifestación en Barcelona generó una catarata de críticas por parte de miembros de la CUP, que en un principio se negaban a participar si el Rey encabezaba la concentración.

Los anticapitalistas recularon y finalmente han aceptado ir tras escuchar a la alcaldesa de Barcelona que encabezarán la marcha personal sanitario, policial y de toda índole que hayan trabajado para ayudar a las víctimas. Todavía falta por ver si la representación política quedará en segunda línea. Además de la CUP, la propia Generalitat abrió otro foco de debate contra la Casa Real el miércoles.

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Ejecutivo catalán remitió una carta a Zarzuela para pedir que se retiraran de redes sociales y de su web fotografías en las que aparecían niños y adolescentes heridos tras los atentados. La Corona respondió de manera oficial señalando que habían pedido permiso a los hospitales y a los padres de los menores antes de compartir las instantáneas.

Felipe VI y Letizia visitaron Barcelona el sábado, día y medio después de los terribles atentados que asolaron Cataluña y España entera. Tras depositar ramos de flores y velas en el lugar del ataque, visitaron a los heridos ingresados en el Hospital del Mar y el de Santa Creu i Sant Pau, donde mantuvieron una reunión con los responsables sanitarios que les atendieron.