María Castillo (i), abogada de Juana Rivas. Y su asesora, Francisca Granados.

María Castillo (i), abogada de Juana Rivas. Y su asesora, Francisca Granados. Pepe Torres Efe

España Justicia

Juana Rivas comparecerá este martes en el juzgado, según su asesora

Tras más de 26 días en paradero desconocido y no entregar sus hijos al padre, no acudió a la cita judicial de este lunes. 

Noticias relacionadas

Juana Rivas, la madre de Maracena que permanece ilocalizable desde el 26 de julio tras no entregar sus hijos al padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico, comparecerá este martes en sede judicial, según ha informado su asesora jurídica y directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados.

La juez ha acordado como medida de protección la retirada del pasaporte de Juana y los menores y la prohibición de salir del país sin la autorización del padre.

En un mensaje difundido por vía telefónica y recogido por Europa Press, Francisca Granados ha señalado que en esta comparecencia, prevista a las 11,00 horas en los juzgados de Caleta, en Granada capital, "más que nunca, Juana nos necesita", y "tenemos que ser muchas y muchos".

"No puede estar sola", ha agregado Granados en referencia a la situación de la madre de Maracena, contra quien el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial el pasado 8 de agosto, después de no acudir a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores.

Rivas, después de más de 26 días en paradero desconocido, tampoco acudió este pasado lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por el progenitor.

Se trataba de una cita en la vía civil del caso a la que sí acudió su excompañero sentimental y padre de los dos niños, de once y tres años. También acudió la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada, María Castillo Pozo, quien, tras la comparecencia, transmitió a los medios un mensaje de la mujer de Maracena en el que consideraba que "como madre, es la única" que debe "proteger" a los dos menores de edad ante la "desprotección" que, en su opinión, están padeciendo.

La abogada apuntó, asimismo, que no tenía noticias de si la Fiscalía adscrita al Tribunal Constitucional presentaría el recurso de súplica al que tiene derecho hasta este martes contra la inadmisión del recurso de amparo solicitado por su representada para no tener que devolver a Arcuri, residente en Italia, a sus hijos, en base a sus derechos fundamentales.