Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior.

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior.

España ATENTADOS BARCELONA

Zoido da por la "desarticulada" la célula yihadista y los Mossos no lo confirman

Un portavoz de la policía catalana le recuerda que ellos dirigen la investigación e informarán cuando consideren. 

"La conclusión que teníamos y que todos coincidían es que la célula ha quedado totalmente desarticulada después de ver las personas que han fallecido, los detenidos y las que están identificadas". Así de contundente se ha mostrado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras reunirse con los expertos en la lucha antiterrorista, incluyendo representantes de los Mossos d'Esquadra que dirigen las pesquisas tras los atentados de Cataluña.

El ministro ha hecho esta valoración a pesar de que la policía autonómica catalana no confirma, al menos públicamente, saber el paradero del autor del atropello masivo de la Rambla. La tesis de que fuese uno de los cinco abatidos en Cambrils ha ido perdiendo peso en las últimas horas, según declaró anoche el jefe del cuerpo policial catalán. No se descarta que el autor material permanezca fugado.

Tras la rueda de prensa, fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por EL ESPAÑOL han contextualizado las palabras de Zoido aclarando que las personas identificadas que aún no han sido detenidas ni están fallecidas carecerían de capacidad operativa para llevar a cabo un atentado. Otras fuentes consultadas recuerdan en cambio que un yihadista no precisa de una gran infraestructura logística para emprender un ataque.

Los propios Mossos d'Esquadra han terciado para corregir al ministro, quien minutos antes había destacado la lealtad en la colaboración entre las distintas fuerzas de seguridad implicadas. "Desde Mossos no vamos a desmentir ni a confirmar al Gobierno. Pero Mossos lidera esta investigación, en coordinación con la Policía Nacional y La Guardia Civil. Nosotros informaremos cuando consideremos que la célula ha sido desactivada", ha dicho el portavoz de los Mossos dando difusión a esta corrección en las redes sociales.

El Gobierno catalán, a través del conseller de Interior, Joaquim Forn, ha corroborado la versión de los Mossos y desmentido a Zoido, asegurando que no se da por desarticulada la célula yihadista “hasta detallar el paradero de todas las personas que forman parte de ella". No quiero contradecir al ministro ni mucho menos, afirma, "pero esta es una investigación que se está llevando a cabo desde los Mossos d’Esquadra".

Más allá de esta falta de entendimiento, el ministro ha evitado dar más detalles del estado de las pesquisas, según ha dicho, por responsabilidad. El ministro salía de informar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa, donde ha comparecido ante los medios.

Bolardos y medidas de seguridad


En la rueda de prensa ha sido preguntado acerca de la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de no situar bolardos en la entrada de grandes avenidas peatonales pese a la recomendación de Interior. Zoido ha dicho que se trató de una recomendación y que cada consistorio tiene la competencia para decidir si lo aplica. No obstante, ha insistido en la importancia de valorarlo como medida de prevención de atentados.


Desde el Ministerio del Interior han puesto al servicio de la investigación la colaboración y el intercambio de información con los servicios de seguridad extranjeros en aras de poder determinar la posible conexión de los yihadistas fuera del territorio español. Zoido ha sido preguntado acerca de si contaban con algún contacto fuera o algún dinamizador que les instruyese en la comisión de atentados, pero ha evitado ofrecer detalles. Fuentes de la lucha antiterrorista indican que se investigan las posibles conexiones, especialmente con Francia y Marruecos, país de origen de la mayoría de los terroristas.


El Centro de Investigación contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y en concreto su estructura diseñada para la colaboración ciudadana ha recibido en los últimos días 250 comunicaciones avisando de elementos sospechosos, según el ministro, quien ha añadido que se han analizado los avisos "rápidamente". "Alguna de esas llamadas se refieren a personas que ya están siendo investigadas como potenciales radicales", ha declarado.


En sus explicaciones, el ministro ha dado las gracias a la comunidad musulmana de España porque sus representantes han condenado los atentados. "Estamos unidos en el dolor, pero sobre todo en la lucha contra el terrorismo. Nunca podrán arrebatarnos nuestro modelo de vida. Los demócratas venceremos . Juntos somos más fuertes", ha enfatizado.