Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados

Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados EFE

España CATALUÑA

La operación policial del 3% acaba con la paciencia de ERC con el PDeCAT

Gabriel Rufián defiende que la Guardia Civil "vaya adonde quiera e investigue a quien quiera" porque "la corrupción es una lacra". 

Noticias relacionadas

La última operación de la Guardia Civil por la corrupción del 3% en Cataluña, con entrada al Parlament incluida, ha ahondado más, si cabe, las diferencias entre el PDeCAT y ERC. Los hasta ahora socios en Junts pel Sí siguen unidos por el referéndum del 1 de octubre, sí, pero se han distanciado sobremanera a causa de los escándalos que salpican a la antigua Convergencia. Prueba de ello es que este miércoles Gabriel Rufián defendía la actuación de la Benemérita: "Opino lo mismo que el caso Lezo o el caso Púnica: que investigue lo que quiera". 

En las fuerzas políticas catalanas del Congreso de los Diputados se da por hecho desde hace tiempo que el PDeCAT y ERC no reeditarán su alianza electoral en los próximos comicios autonómicos. Unos comicios que podrían celebrarse a raíz del hipotético fracaso del referéndum soberanista previsto para el 1-O. También los comunes que dirigen Ada Colau y Xavi Domènech consideran que la fórmula de Junts pel Sí no se repetirá.

La corrupción es la clave

Que ese análisis político sobre el futuro en Cataluña sea compartido por unos y otros, tanto en Madrid como en Barcelona, es una muestra más del deterioro de las relaciones entre las dos formaciones políticas catalanas que concurrieron unidas a las anteriores elecciones autonómicas. La principal clave de esa ruptura anunciada es la corrupción de la antigua Convergencia

A los miembros de ERC se les agota la paciencia con tanto escándalo. Cada nuevo caso que salpica al PDeCAT de Carles Puigdemont refuerza electoralmente a la ERC de Oriol Junqueras. La última encuesta de La Vanguardia, que no por casualidad analiza el voto de las dos formaciones por separado, apunta a una clara victoria de Esquerra, que casi doblaría en votos a los convergentes. 

Pase lo que pase el 1-O, se da por hecho que habrá elecciones catalanas en los próximos meses, sea en otoño de 2017 o en primavera de 2018. Y, si se confirma la ruptura de los ahora socios de la Generalitat, la corrupción que tanto embadurna a Convergencia y no roza a ERC será uno de los temas centrales de la campaña

La Guardia Civil y Rufián 

En esa línea pueden interpretarse las palabras de Rufián de este jueves, nada más conocerse que agentes de la Guardia Civil habían entrado en el Parlament en busca de documentación relacionada con el 3% de Convergencia. El portavoz parlamentario de ERC afirmaba en el Congreso que "opino lo mismo que el caso Lezo o el caso Púnica: que investigue lo que quiera", recogió Efe.

Además, Rufián añadía que la corrupción es "una lacra tanto aquí como en Cataluña" y, por ello, hacía hincapié en la colaboración de su partido "tanto aquí como en Cataluña" con la Justicia. Palabras que evidencian cómo se agiganta la distancia entre ERC y el PDeCAT, socios para el referéndum pero quizás no para el futuro.