El conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget.

El conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget.

España

Un consejero catalán: "Podría aguantar tener que ir a prisión, pero no que me toquen el patrimonio"

El conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, dice que lo único que lo diferenciaría del 9-N sería que "en vez de dos millones vayan a votar cuatro millones de personas".

El conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, ha alertado este lunes de que la "fuerza" del Estado provocará que probablemente el Govern no pueda celebrar el referéndum.

"El Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podremos hacer el referéndum. ¿Se aprobará una norma legal catalana para que se pueda hacer? Sí, pero en el minuto uno vendrá la suspensión", ha afirmado Baiget en una entrevista en El Punt Avui.

"Irán tan en contra que quizá tendremos que hacer algo diferente, y algo diferente se puede parecer a un 9N. Por esto, cuando bandeamos el 9N, cuando decimos que ahora no haremos un 9N, a mi estas declaraciones no me gustan, nos cierran puertas", ha añadido.

Según Baiget, lo único que lo diferenciaría del 9N sería que "en vez de dos millones vayan a votar cuatro millones de personas".

El conseller ha afirmado que siente "respeto" cuando ha firmado los requerimientos del Tribunal Constitucional por las consecuencias que puede tener en su familia.

MIEDO POR LA FAMILIA

"Yo podría aguantar tener que ir a prisión, pero no si van contra el patrimonio; pensamos en la familia, nuestras decisiones pueden afectar a nuestras familias", ha argumentado.

Baiget ha asegurado que una parte del Govern -entre la que se cuenta- no está en el núcleo duro de las decisiones: "Y esto, genera lo que genera", añade.

"A mí, y a otros, ¿se nos consulta la estrategia de lo que tenemos que hacer? No. Y en función de la estrategia que se decida, los que no estamos en el núcleo duro de las decisiones, deberemos tomar alguna con muy poco tiempo sobre cosas que no habremos podido madurar", concluye.

UNA CONSULTA VINCULANTE

Por su parte, el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, ha recordado a Baiget que la diferencia entre una consulta vinculante y un proceso participativo como el del 9N de 2014 "es enorme", por lo que ha negado que el referéndum que prepara el Govern sea "parecido" en una entrevista en Rac1.

El presidente de PP en Cataluña, Xavier García Albiol, cree que al conseller "se le ha escapado en público" lo que piensa todo el Govern en privado, incluido el presidente, Carles Puigdemont. "Baiget ha tenido la mala suerte de que se le ha escapado lo que piensan todos los miembros del Govern. Junqueras y Puigdemont lo piensan pero no lo dicen por fines electorales", ha dicho. Para el líder de los populares catalanes, el Govern "hace aguas".

Albiol ha exigido la convocatoria de elecciones catalanas para después del verano, aunque ha vaticinado que el Ejecutivo catalán las convocará para el segundo semestre de 2018 puesto que el PDeCAT "necesita tiempo para recuperarse" del "descrédito y la vergüenza" del proceso soberanista.

CRISIS INTERNA

Para Ciudadanos, las declaraciones del conseller destapan la "crisis interna" del Ejecutivo catalán, que "no podrá cumplir" su compromiso de celebrar un referéndum. La diputada Lorena Roldán ha señalado que "Baiget reconoce en público lo que el Govern dice en privado: que el 1 de octubre no habrá referéndum".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha dicho que las declaraciones del conseller "no son una mera opinión" sino que es "una realidad", ya que "no se dan las condiciones" para que se pueda celebrar el referéndum previsto por el Govern para el 1 de octubre: "Más allá de la legalidad, se dan todas las circunstancias para que se dude de la viabilidad".

"Hay algunos consellers más atentos al principio de realidad y otros quizá no tanto. No es una diferencia de opinión, lo que pasa es que lo que no se puede hacer no se puede hacer" y "es obvio que no se dan las condiciones" para hacer un referéndum, según el dirigente socialista.

CUP PIDE SU DIMISIÓN

La presidenta de la CUP en el Parlament, Mireia Boya, ha pedido a Baiget que se "aparte" del Govern si teme por su patrimonio ante posibles acciones judiciales por el referéndum del 1-O. "Aquel conseller que piense que el 1 de octubre será un 9N y tenga miedos patrimoniales debería apartarse. Sin más excusas ni dilaciones. Responsablemente", ha escrito Boya en Twitter.

Sin embargo, el PDeCAT ha recalcado que irán "hasta el final" con el referéndum y ha manifestado que "no tiene ninguna duda" de que harán todo el proceso con el conseller Jordi Baiget en el Govern, ya que habrá "garantías" gracias a una nueva "legalidad catalana". "No vamos a fallar", ha mantenido la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en rueda de prensa.

Pascal tiene "toda la confianza" en Baiget y en "su compromiso claro por el referéndum", convencida de que no ha querido "desmarcarse de nada", aunque ha apuntado que quizá "la manera de expresarse del conseller no es la mejor". En la formación existe un compromiso "sólido" y "todo el mundo cierra filas" con el objetivo del referéndum del 1 de octubre.